Drácula el musical


¡Si hay un misterio!
¿Por qué negarlo en lugar de comprenderlo?
Deja que vean tus ojos esas verdades que por miedo niegan otros,
no hay explicaciones,
para creer no necesitas de razones.

Anoche por fin he ido a ver Drácula, el musical, la obra que Cibrian y Mahler nos viene ofreciendo desde hace 20 años. Y era la primera vez que iba yo.

Con el siempre genial Juan Rodó personificado como Drácula, esa figura que a mí tanto me apasiona, y Carolina Cibrián en una sorprendentemente muy correcta Mina, la adaptación que hacen de la novela de Bram Stoker en un musical es realmente cautivante.

 

Personalmente, sí, me gustó mucho. Me dejé inundar de ese mundo tan maravilloso. La música me encantó y creo que esa melodía que funciona como una especie de leit motiv tiene lo que la historia neceesitaba: es como siniestra pero a la vez hipnótica. Las letras funcionan muy bien y hay algunas que me han parecido preciosas. El vestuario me dejó sin palabras, sobretodo en el casamiento de Lucy, cuando vemos unos vestidos de lpm, uno más lindo que el otro. El escenario al principio parecía muy simple pero luego se crean unos muy sorprendentes sobretodo ya para el final.

En fin, es bastante largo, dura un poco más de tres horas. Pero sé que me gustó, sobretodo, porque si bien me daba cuenta que era largo, no quería que terminara.


Era mi pequeña flor
para ella yo era un Dios.
Logró enseñarme el
sabor de un beso
y el calor de enredarme en sus caricias
.

Anuncios

Mis tres historias de amor preferidas del cine (sin orden): Eterno resplandor

Clementine: You know me, I’m impulsive.
Joel: That’s what I love about you.


Eternal Sunshine of the Spotless Mind es una de esas películas que no se ven todos los días. Pero me voy a centrar en la historia de amor más que en lo maravillosamente que está planteado el proceso de borrado de la mente, las actuaciones de sus protagonistas (donde sorprende un Jim Carrey cero gracioso, sino deprimido) o las imágenes increíbles que pueden incluir una cama en el medio de la playa.

Vamos a hablar de dos personajes: Joel y Clementine.

Joel, deprimido, cansado de la rutina, decide de un momento para el otro, tomarse otro tren y terminar en Mountak.

Clementine es divertida, impulsiva, sexy y cambia cada tanto su color de pelo.

Ambos se conocen y se enamoran rápidamente. Pero un día, tras una pelea con ella, Joel se entera que ella lo borró de su mente. Literalmente.

Joel juega a ser impulsivo como ella y decide borrarla también. Pero el proceso no es tan sencillo y mientras estos profesionales realizan la tarea, el experimenta muchos recuerdos junto a Clementine y comienza a arrepentirse, porque aunque ella tenga muchos defectos, algo en ella lo enamora. No quiere olvidarla, pero no puede hacer nada. Intenta guardarla en otros recuerdos, como alguno de su infancia y tras fallar allí también, pide a gritos que no la borren sin que nadie lo escuche.

Y porque el destino es así, y porque parecían destinados, vuelven a encontrarse y a empezar de cero. Pero pronto reciben un paquete (de una trama secundaria que también me encanta, protagonizada por Kirsten Dunst y Tom Wilkinson) con las grabaciones que cada uno hizo hablando de aquella persona a la que querían olvidar. Y se asustan, no entienden nada. ¿Cómo de repente esta persona a la que recién conozco habla de mí y sabe estas cosas tan personales?

Y no digo más, pero como ya es una película que quiero creer todos vieron, dejo las últimas líneas:

Joel: I can’t see anything that I don’t like about you.
Clementine: But you will! But you will. You know, you will think of things. And I’ll get bored with you and feel trapped because that’s what happens with me.
Joel: Okay.
Clementine: [pauses] Okay.


A veces uno se parece tanto a algunos personajes que hasta da miedo.

Mis tres historias de amor preferidas del cine (sin orden): Jesse & Celine

Aquí no voy a hablar de una película, sino de dos. Porque la segunda no es ni más ni menos que su tan esperada secuela.

 

Jesse y Celine representan la historia de amor que sueño con vivir. Son dos extraños en un tren a través de Europa que tras descubrir que pueden sentarse a conversar muy amenamente, se bajan juntos y deciden pasar el resto de la tarde y la noche juntos, sabiendo que al amanecer volverían a separarse. Pero es tanto lo que descubren en esas pocas horas, sobre ellos mismos y sobre el otro, que se enamoran perdidamente y cinco minutos antes de separarse cambian de opinión: hay que volverse a ver, y no esperar un año, seis meses y si se pudiera menos hubiese sido menos.

 

La primer película termina así, con una promesa y con los planos de cada lugar que visitaron entre esas horas.

 

Pero su secuela, que nos llega diez años después y que además se sucede diez años después, nos cuenta que ese reencuentro nunca se sucedió. No obstante nunca se olvidaron. Jesse lo demostró escribiendo una novela entera sobre lo que sucedió sólo esa noche. Y en una de sus presentaciones aparece ella. Y deciden pasar juntos los últimos momentos que quedan hasta que Jesse deba tomar esa tarde el avión para regresar a EE.UU.
A diferencia de la primera, la segunda se sucede casi en tiempo real. Se ponen al corriente, recuerdan juntos todo lo que sucedió hace diez años y se dan cuenta que no sólo se olvidaron, sino que aquella noche estuvo presente siempre.
Pero cuando ya falta menos para la partida de Jesse, que quiere alargar en todo momento, y están dirigiéndose hacia donde vive Celine, ella estalla en medio de una crisis nerviosa que la muestra tal cual es.

El reloj sigue corriendo pero Jesse decide pasar a tomar algo a lo de Celine. Pagaría porque alguien me mirara con los ojos que él la mira a ella todo el tiempo. Ella le canta un vals. También inspirado en esa inolvidable noche.
Después ponen a Nina Simone. Jesse canta y la imita en sus movimientos. Y de repente, se da cuenta y le dice, con el mismo ritmo, ‘Vas a perder el vuelo’.
‘Lo sé’, le contesta Jesse observándola embelezado. Sonríen y termina la película. Y nuestros corazones quedan estrujados de tanta emoción.

Mis tres historias de amor preferidas del cine (sin orden): Bram Stocker’s Dracula

Absinthe is the aphrodisiac of the self. The green fairy who lives in the
absinthe wants your soul. But you are safe with me.

 

En 1992, Francis Ford Coppola estrena su propia versión de la novela de Bram Stocker que ya ha sido versionada incontables veces. Lo hace de la mano de un grande como Gary Oldman, aquel hombre que se puede convertir en cualquier personaje. Junto a él, la siempre bonita y correcta pero ahora un poco olvidada intentando volver a encontrar su lugar gracias a Black Swan, Winona Ryder. Se le suma también un siempre tan insulso Keanu Reeves.

Pero lo que tiene de interesante y mucho esta película, es que es una historia de amor, una de las historias de amor más grandes que nos haya dado el cine creo yo. Ya verán el resto de las películas que pongo en esta lista. Lo cierto es que están muy lejos de ser las típicas películas románticas melosas/empalagosas o como quieran llamarlas.

Drácula no es un monstruo. Es alguien que ha pactado con el diablo y su principal razón no es vengarse ni tampoco la ambición. Sino, por amor. Y es por amor que cruza los océanos del tiempo para encontrar a la mujer que perdió trágicamente.

Es por eso que cuando la encuentra y la va a convertir en el ser inmortal que él es, se arrepiente, no puede. Porque la ama demasiado como para condenarla.

Es una película que me gusta tanto que siempre que cuento que he llegado a verla tres veces seguidas en una misma noche. Sí, estoy loca.

Chicas que querían crecer demasiado rápido


Anoche volví a ver Thirteen. Es una película que ya vi incontables veces, pero hacía bastante que no lo hacía. Por suerte, anoche fue de esas noches en las que no me quería ir a dormir, y haciendo zapping decidí dejar Fox, donde pasaban los créditos de una película que terminaba. A ver qué empieza. Y de repente aparece Evan Rachel Wood, con una imagen bastante más aniñada que la de los últimos tiempos, riendo y pidiendo que la golpeen más fuerte, pues no siente nada.

Thirteen es una película impactante. Impacta desde varios aspectos. Desde su realismo, desde lo crudo de algunas escenas y desde sus protagonistas. Porque cada uno de ellos, desde las dos ‘niñas’ que dan título a la película hasta el personaje de Holly Hunter, madre de Tracy, y el de su pareja, interpretado por Jeremy Sisto, es todo un mundo.


Muchos tachan la película de ser más que realista, de ser un poco exagerada. Yo no lo siento así. Quizás porque algunas de esas cosas las pasé (aunque, quizá se deba a que yo siempre llego tarde a todo, fue varios años después de tener 13). Pero además no hay que olvidarse que está todo basado en las vivencias de Nikki Reed, quien colabora en el guión pero además interpreta no a ella misma, sino a la ‘amiga’ que la llevó a crecer de manera tan turbulenta y rápida.

Tracy es una niña que un día queda impactada por Evie Zamora, por el modo en que todos se sienten cautivados por ella. La observa, le hace una radiografía y empieza a imitarla. Rápidamente consigue ser compinche de ella y, a su vez, Evie va introduciéndose cada vez más en su familia, una familia compuesta por una madre en recuperación, un padre ausente, y un hermano mayor que es el primero en notar que lo que le está pasando a Tracy no está bien. A esto se le suma la pareja de su madre, un drogadicto recuperado que intenta formar parte de su familia, pero que Tracy se niega, haciéndole pasar malos momentos.

Evie al final parece que nos damos cuenta que lo que buscaba era eso, una familia. Pero lo hacía de una manera tan tóxica, que nunca termina de ser aceptada.


La película está llena de escenas increíbles. De hecho, me costaría elegir una preferida. Probablemente sean aquellas en las que Tracy está a punto de estallar entre tanta rabia hacia su madre, hacia su padre, su hermano, o quizás hacia su propia vida.

Natalie Portman se convierte en el cisne negro


Confieso que la última película de Darren Aronosfky que se estrena en nuestro país recién a mediados de febrero, yo ya la vi, hará un par de semanas o quizás un poquito más. Soy impaciente, es así.

Mis expectativas eran altas. Sobretodo moría cada vez que veía un nuevo still. Es que estéticamente hablando, la película es realmente preciosa; tiene una fotografía hermosa y un maquillaje increíble.

Pero en cuanto al film así, me dejó un poco decepcionada. Después de haber hecho “The Wrestler”, la película que muchos definieron como ‘la resurección de Mickey Rourke’, que no coincido en absoluto (en esa época tenía otro blog en el que había hablado del film y de un Mickey Rourke que para mí nunca estuvo muerto), Aronosfky regresa con una película de muchas similitudes. Es cierto que después leí esto era adrede y de hecho él andaría queriendo hacer una trilogía, por lo que no sería extraño que su próximo film también se le parezca demasiado. Hay muchos planos similares, hay un protagonista que entrega hasta su vida por su pasión, y un final (que no quiero adelantar) que es casi el mismo.


Natalie Portman, que ya se hizo acreedora del Globo de Oro y hablan hasta del Oscar, está bien. Ella es una gran actriz y pone todo para cada personaje que le toca interpretar. Pero lejos está de mis actuaciones preferidas de Natalie. La que sí aporta, un poco de frescura además, es Mila Kunis, una actriz que hasta hace poco no todos reconocían más allá de ser la protagonista de That 70s show durante varias temporadas. También la tenemos a la gran Winona Ryder, que la verdad, está un poco desperdiciada, con una sola escena que vale la pena, y a mí personalmente, me quedó esa sensación de ‘¿eso es todo? ¿no aparece más?’. No, unas poquitas escenas y minutos en pantalla. Y bueno, está también él, Vincent Cassel, a quien veo cada vez más sexy.


La película tiene como pros: que transita muchos estados (momentos de tranquilidad, momentos muy dramáticos, momentos de seducción, momentos casi de película de terror); que hay una división interesante durante toda la película: la primera mitad es el cisne blanco y la segunda, el cisne negro; la ya mencionada fotografía. Como contra, que la película cae en lo fácil, se torna un poco predecible hacia el final y es muy simbólica, pero esos símbolos son demasiados planos, demasiado fácil de leer y por lo tanto deja poco a la interpretación: lo blanco es puro, inocente y lo negro es oscuro, peligroso.


Sobresale la gran escena de la transformación, cuando por fin Nina se convierte literalmente en el cisne negro.

Resumiendo, una película que dejó con sabor a poco, pero de la cual se pueden rescatar algunas cositas.

Lo nuevo de Gaspar Noé


Enter the void es la última película del director que nos movió todo cuando nos mostró Irreversible, esa película que empieza con escenas de una violencia muy cruda para luego llegar a una horrible escena de 8 minutos en los que el personaje de Monica Bellucci es violada analmente. Con esta película no llega a cosas así extremas, tan extremas, es más fácil de ver en ese sentido, pero quizás un poco más difícil para un espectador un poco más promedio.

La película me resultó interesantísima. Es una de esas historias de ‘¿qué sucede cuando uno se muere? ¿qué hay más allá? ¿cómo nos vamos?’. Todo esto, enmarcado en la psicodelia de una ciudad como Tokyo, llena de luces de neón.

Un drug dealer es traicionado y asesinado, pero no se va del todo. No, porque le prometió a su hermana, con quien tiene una relación muy especial tras haber perdido a sus padres cuando eran los dos muy chicos, que nunca la dejaría. La película es un poco larga y por momentos un poco lenta. El protagonista se pasea entre recuerdos y entre el acompañamiento de su hermana, devastada tras la muerte de la persona más importante de su vida.


Está muy bien filmada. Empieza con planos ‘muy’ (si se me permite) subjetivos (muy porque vemos hasta sus parpadeos), pero cuando ya el protagonista muere poco empezada la película (no creo entonces que sea un spoilerazo) la cámara se mueve por detrás del personaje siempre siguiéndolo.

Personalmente me gustó mucho así que yo la recomiendo.

Golden Globes 2011: Lo que nos dejaron los premios

Un breve resumen y mi parecer sobre los premios que se entregaron anoche. Las sorpresas, las desilusiones, lo predecible y un poco más…

Mejor serie tv comedia – Glee.
Ok, me aburre la serie y no entiendo tanta emoción por tal, tantos premios. Lo curioso es que si bien veo poca tele no veo series enteras, pero creo que habían algunas nominadas que creo yo se lo merecían un poco más.

Mejor actor de reparto serie tv comedia – Chris Colfer (Glee)
Insisto, no entiendo tanto premio al programa. Será un buen actor el tipo (no es que no vi nada de Glee, vi algunos capítulos y me aburrieron), pero creo que se lo hubiera dado a alguien que por lo menos no tuviera un solo papel importante. Le hubiese dado uno tipo ‘revelación’, pero no mucho más.

Mejor partitura original – The Social Network
Buena película, buena música pero creo que éste es un premio que le hubiese dado a Hans Zimmer por lo que hizo en Inception. Y de paso no lo dejábamos con las manos tan vacías.

Mejor canción original – You haven’t seen the last of me’ (Burlesque)
La verdad, ninguna de las nominadas me gustó demasiado.

Mejor film animado – Toy Story 3
Más que merecidísimo. Por lo menos a mí, Toy Story 3 me gustó como pocas películas animadas lo hacen.

Mejor guión – Aaron Sorkin (The Social Network)
Imposible que otra película ganara. Aaron Sorkin logró lo que difícilmente otra persona podría haber hecho con ese material en sus manos. Merecidísimo.

Mejor actor de reparto – Christian Bale (The Fighter)
Mejor actriz de reparto – Melissa Leo (The Fighter)
Película que definitivamente quiero ver. Aunque es curioso que a mí David O. Russel me gusta pero por una película absolutamente diferente: I Heart Huckabees.

Mejor actriz musical/comedia – Annette Bening (The Kids are all right)

Terna en la que estaba nominada Angelina Jolie (aunque seamos sinceros, es un chiste esa nominación), Julianne Moore y Emma Stone por Easy A (nominación que simplemente me puso contenta). Y me pareció genial que ganara Annette. Ahora quiero que vaya a por el Oscar.

Mejor actor musical/comedia – Paul Giamatti
Una sorpresa, pero es merecido, es un gran actor.

Mejor actriz drama: Natalie Portman


Y era obvio que iba a ganar ella. Y está bien. Si bien no creo que su trabajo en Black Swan esté entre los mejores, Natalie como actriz me fascina. Realmente ha hecho películas que me han gustado muchísimo y ella parece entregarle todo al personaje. Para mí está bien.

Mejor actor drama: Colin Firth
Bien merecido. Muero realmente por ver esa película. Lamentablemente, era la más nominada de la noche y éste fue el único premio que se llevó.

Mejor director: David Fincher (The Social Network)
Y sí, perdón Christopher Nolan, pero yo estoy con Fincher y esta gran película que sorprendió a todos.

Mejor película musical/comedia: The Kids are all right
La única película que merecía ser nominada, las otras eran un chiste. The Tourist? Alice in Wonderland? Come on. Lo más curioso es que fue la más barata. Esta película fue otra de esas lindas sorpresitas.

Mejor película – The Social Network
Y si había ganado mejor guión y mejor dirección, no podía no ganar. Para mi gusto, faltó el premio a Andrew Garfield :D. Me moría si ganaba. Pero bueh, no se puede todo en la vida.

Golden Globes 2011: Las peores vestidas de la noche

En mi opinión, éstas son las que opciones que menos me gustaron.

Difícil creer que ella sea una top model. Heidi Klum tiene un gusto bastante malo a la hora de vestirse para la red carpet. Esta vez, eligió este Marc Jacobs, que, como si fuera poco, acompañó con un make up recargado y horrible.

Jennifer Love Hewitt en un Romona Keveza que parecía un vestido de novia. Demasiado blanco, demasiado tight, y con un peinado muy alto.

Michelle Williams en un Valentino que no sería tan mala opción si no fuera porque está recargado de margaritas. No sólo el estampado, sino los breteles con más flores. Too much.

Christina Hendricks es hermosa y despampanante. Pero, ¿había necesidad de utilizar un vestido así cuando se tiene semejante delantera?

Golden Globes 2011: Las mejores vestidas de la noche

Un repaso por algunas de las que mejores desfilaron por la red carpet de anoche.

Natalie Portman luciendo su recientemente conocido embarazo en un Viktor & Rolf precioso, rosa con una rosa -valga la redundancia- roja que combinó con su cartera sobre. Divina.

Julianne Moore en Lanvin. Una opción rara que no me termina de convencer en cuanto a la forma, pero adoro absolutamente en cuanto al color.

Anne Hathaway, en manos de la estilista Rachel Zoe, se paseó deslumbrante en un Armani Prive con la espalda descubierta.

Sofia Vergara, la colombiana hizo honor a su figura en este vestido rojo y fue uno de los mayores centros de atención de la noche.

Y ella, obvio, Angelina Jolie en Versace de la mano de su pareja, Brad Pitt.

Espacio de imágenes y palabras

El arte... Expresión de sensaciones, sentimientos, fantasías, ideas...

Junior

Un niño hecho hombre y va en solitario, con humildad.

Luna Paniagua

Escritura y lectura

VIENDOFOTOS

CarlosGF fotografía

Icástico

"Una cosa es ser solidario y otra serlo a cambio de nada" (Mariano Rajoy, quién sino)

ClemSinOxígeno

Escritora que vuela a un centímetro del suelo.

Todos los dias un viaje ~ Blog

Una mirada sobre el mundo. Viajes. Lugares. Gentes. Arte y Cultura.

Letras Desordenadas

Un blog sobre libros, escritores y lectores.

Mis historias y otros devaneos

Blog de Lídia Castro Navàs

Cafés para el alma

mientras sigo perdida entre palabras

A la Sombra de la Luna

Verdades que parecen Mentiras & Mentiras que parecen Verdades.

Ana Centellas

Iniciando mi aventura literaria

Viajera Indómita

Relatos y fotografías itinerantes

ColorFul World by Magda

Magdalena Esparza

Some Films and Stuff

Sometimes I watch films and write stuff down.

No tienes idea

¿Piensas que me conoces? ... Créeme, no tienes idea

Reading and Living

Un blog 70% literario y 30% cotidiano.

SOY_FURTIVAA

de todo un poco!!!

Tinta, Pluma y un Chai

No sabia por donde empezar, y empecé por mi

Singularette

No solo soltera, sino singular

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Zambullida's Blog

Sobre la belleza de lo humano

Abrazoscompartidos

...porque las palabras también abrazan

Atardecer en blanco y negro

Aspiro a respirar sin recordar el olvido

Luciano Escribe

Ficción - Cuentos - Historias - Poesía - Cartas - Reflexiones - Alegorías

Escritura Creativa

Desvaríos de una hija del trópico, amante del mundo.

La caricia del gato negro

Blog literario de Andoni Abenójar

enalma fotografías

Reflejo de un instante de vida

El Café de Nicanor

-en la mesa más redonda-

Camino al andar

Blog de viajes

Mi camino buscandoT

...y os encontré.

Cerdo Venusiano

Tocino, ciencia ficción y chistes prosaicos.

Cuaderno de Murúa Niño

los recuerdos son realidad, son ficción, son un invento, son yo

Historias malditas, malditas historias

Historias, cuentos y relatos que no fueron a ningún sitio.

CORAZÓN DE FANTASMA

Todo termina siendo una psicofonía. Yo sólo las escribo.

El Surrealista, Absurdo y Excéntrico Mundo de Dark Sibarel

Lo único constante es el cambio... estos cuentuitos, microcuentos, cuentos cortos y micro sagas, son un destilado de mi mente preparándose para lo que habrá de venir... "Iä! Iä! Sibarel fhtagn!"

La lagartija, el blog de Luis Juli Aydillo

Sobre motivación, liderazgo y regeneración

Mamiga Blog

By La Pelu

Juana UCm

Juana, Julie & Julia

VIAJES AL FONDO DEL ALSA

“Quizás viajar no sea suficiente para prevenir la intolerancia, pero si logra demostrarnos que todas las personas lloran, ríen, comen, se preocupan y mueren, puede entonces introducir la idea de que si tratamos de entendernos los unos a los otros, quizás hasta nos hagamos amigos” – Maya Angelou

Inhalando líneas

"Y si leo, si compro libros y los devoro, no es por un placer intelectual —yo no tengo placeres, sólo tengo hambre y sed— ni por un deseo de conocimientos sino por una astucia inconsciente que recién ahora descubro: coleccionar palabras, prenderlas en mí como si ellas fueran harapos y yo un clavo, dejarlas en mi inconsciente, como quien no quiere la cosa, y despertar, en la mañana espantosa, para encontrar a mi lado un poema ya hecho."