El cine de Wes Anderson: The Darjeeling Limited


Esta vez, Wes Anderson se reúne con Jason Schwartzman y Roman Coppola para escribir la historia de tres hermanos que no se ven desde hace un año, fecha en la cual se sucedió el funeral de su padre, una muerte que aún no han sabido superar, una figura que no deja de estar muy presente en sus vidas.

Uno de estos tres hermanos, el mayor, interpretado por un Owen Wilson que ya no escribe pero por lo menos siempre está en las películas del director, que viene de tener una experiencia muy cercana a la muerte, propone realizar un viaje espiritual a través de la India junto a sus dos hermanos, un Adrien Brody brillante en la piel de un hombre que se casó enamorado pero no esperaba tener hijos porque sabría eventualmente se divorciaría (¿acaso no le sucede a todas las parejas?) sin embargo tiene a su mujer embarazada y muy cerca de dar a luz y aún así la deja, y un Jason Schwartzman interpretando al menor de los Whitman, quien escapa de una relación con una mujer a la que no puede olvidar, escribe historias que jura son absolutamente ficticias (pero da la casualidad se parecen mucho a hechos de su vida) y se deja usar por alguna bonita mujer que se le cruza en el camino.
Lo que Francis (Owen) no les dice, es el verdadero motivo del viaje. La idea espiritual no es más que un disfraz, lo que él en realidad quiere es ir a buscar su madre, figura siempre muy ausente en sus vidas (por lo cual ellos se sintieron siempre tan pegados a la figura paterna), que se convirtió en monja y tiene cierta necesidad de ayudar a estos niños como pocas tuvo de madre para con ellos.
Con el humor al que Wes Anderson nos tiene acostumbrados, el viaje en tren se dará entre diferentes percances, uno de los cuales derivará en la expulsión que los dejará varados en el desierto. Y como últimamente él se ha tornado más melancólico que de costumbre, nos regala alguna escenita más triste que el resto. Si de algo peca esta película, es de ser demasiado wesandersoniana. Por eso, es imposible que no nos guste; aunque no esté entre sus mejores películas, es una de mis preferidas.


¿Qué más puedo decir? Disfrútenla pero antes, no se olviden de ver Hotel Chevalier.

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

1 comentario

  1. me tentaste. Los viajes espirituales suelen ser pseudoespirituales. Mejor propósito es buscar a la madre.¿No? ¡Que elenco!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Espacio de imágenes y palabras

El arte... Expresión de sensaciones, sentimientos, fantasías, ideas...

Junior

Un niño hecho hombre y va en solitario, con humildad.

Luna Paniagua

Escritura y lectura

VIENDOFOTOS

CarlosGF fotografía

Icástico

"Una cosa es ser solidario y otra serlo a cambio de nada" (Mariano Rajoy, quién sino)

ClemSinOxígeno

Escritora que vuela a un centímetro del suelo.

Todos los dias un viaje ~ Blog

Una mirada sobre el mundo. Viajes. Lugares. Gentes. Arte y Cultura.

Letras Desordenadas

Un blog sobre libros, escritores y lectores.

Mis historias y otros devaneos

Blog de Lídia Castro Navàs

Cafés para el alma

mientras sigo perdida entre palabras

A la Sombra de la Luna

Verdades que parecen Mentiras & Mentiras que parecen Verdades.

Ana Centellas

En un viaje hacia mi aventura literaria

Viajera Indómita

Relatos y fotografías itinerantes

ColorFul World by Magda

Magdalena Esparza

Some Films and Stuff

Sometimes I watch films and write stuff down.

No tienes idea

¿Piensas que me conoces? ... Créeme, no tienes idea

Reading and Living

Un blog 70% literario y 30% cotidiano.

SOY_FURTIVAA

de todo un poco!!!

Tinta, Pluma y un Chai

No sabia por donde empezar, y empecé por mi

Singularette

No solo soltera, sino singular

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Zambullida's Blog

Sobre la belleza de lo humano

Abrazoscompartidos

...porque las palabras también abrazan

Atardecer en blanco y negro

Aspiro a respirar sin recordar el olvido

Luciano Escribe

Ficción - Cuentos - Historias - Poesía - Cartas - Reflexiones - Alegorías

Escritura Creativa

Desvaríos de una hija del trópico, amante del mundo.

La caricia del gato negro

Blog literario de Andoni Abenójar

enalma fotografías

Reflejo de un instante de vida

El Café de Nicanor

-en la mesa más redonda-

Camino al andar

Blog de viajes

Mi camino buscandoT

...y os encontré.

Cerdo Venusiano

Tocino, ciencia ficción y chistes prosaicos.

Cuaderno de Murúa Niño

los recuerdos son realidad, son ficción, son un invento, son yo

Historias malditas, malditas historias

Historias, cuentos y relatos que no fueron a ningún sitio.

CORAZÓN DE FANTASMA

Todo termina siendo una psicofonía. Yo sólo las escribo.

El Surrealista, Absurdo y Excéntrico Mundo de Dark Sibarel

Lo único constante es el cambio... estos cuentuitos, microcuentos, cuentos cortos y micro sagas, son un destilado de mi mente preparándose para lo que habrá de venir... "Iä! Iä! Sibarel fhtagn!"

La lagartija, el blog de Luis Juli Aydillo

Sobre motivación, liderazgo y regeneración

Mamiga Blog

By La Pelu

Juana UCm

Juana, Julie & Julia

VIAJES AL FONDO DEL ALSA

“Quizás viajar no sea suficiente para prevenir la intolerancia, pero si logra demostrarnos que todas las personas lloran, ríen, comen, se preocupan y mueren, puede entonces introducir la idea de que si tratamos de entendernos los unos a los otros, quizás hasta nos hagamos amigos” – Maya Angelou

Inhalando líneas

"Y si leo, si compro libros y los devoro, no es por un placer intelectual —yo no tengo placeres, sólo tengo hambre y sed— ni por un deseo de conocimientos sino por una astucia inconsciente que recién ahora descubro: coleccionar palabras, prenderlas en mí como si ellas fueran harapos y yo un clavo, dejarlas en mi inconsciente, como quien no quiere la cosa, y despertar, en la mañana espantosa, para encontrar a mi lado un poema ya hecho."

A %d blogueros les gusta esto: