Hermosa y deprimente

Así es la apocalipsis de Lars Von Trier.


I’m trudging through this grey, woolly yarn. It’s clinging to my legs… it’s really heavy to drag along.
 
 
La película comienza con imágenes sin (todavía) mucho sentido aparente, hermosas, ralentizadas.
Dividida en dos partes, cada una dedicada a una de estas hermanas.
La primera a Justine, interpretada por Kirsten Dunst, en el día de su boda. Se la ve bastante sonriente gran parte de ésta, pero como ella dice, ‘lo intento, sonrío y sonrío y sonrío’.
Una boda donde los novios llegan dos horas tardes por una limusina que se queda atascada en una curva muy pronunciada. Donde la hermana de la protagonista tiene todo el esquema agendado con exactitud. Donde la madre da un discurso sobre lo poco que cree en el matrimonio y lo termina con un ‘disfrútenlo mientras dure’. Donde la novia desaparece de a ratos, ya sea para dormirse una pequeña siesta o meterse en la bañera.
Justine parece derrumbarse de a poco. El día que más feliz debiera ser de repente se queda sin el novio, sin su padre, sin trabajo. En el cielo, sólo una estrella llama la atención.
La segunda parte está dedicada a Claire, interpretada por la siempre magnífica Charlotte Gainsbourg. Aquí ya pasó un tiempo considerable desde la fallida boda. La estrella se convirtió en un planeta, Melancholia, que había estado escondido detrás del sol todo este tiempo. Su marido, John, científico, interpretado por Kiefer Sutherland, le asegura que no corremos peligro, que el planeta pasará al lado y que no será más que una bella imagen para atesorar. Aún así, ella se asusta. Mientras tanto, lidia con su hermana, sumergida en una depresión que a veces no la deja ni siquiera moverse. Y mientras Justine espera este apocalipsis resignada, aceptándolo, Claire se pone nerviosa y se asusta, y se lamenta porque quiere ver a su hijo crecer.

No nos encontramos ante una película de ciencia ficción o catastrófica. Quizás, en cierta medida lo es. Pero ante todo es un drama desgarrador. Y hermoso. Cada imagen está creada con especial cuidado. Y no sólo en lo visual, sino también en lo musical.

Anuncios

Algunas pelis más que vi en el BARS edición 2011

El Buenos Aires Rojo Sangre continúa y yo aproveché y me vi las siguientes películas entre el viernes y el sábado…

El viernes vi primero Baby Shower, película chilena, cuya trama comienza relativamente interesante (una joven embarazadísima que se junta con sus mejores amigas a celebrar para luego revelarles que sabe una de ellas es la amante de su marido y planea irse con él a las Bahamas, hasta que de repente comienzan a ser atacadas por alguien de afuera) para terminar en excusas (y poco fuertes) que sirvan para mostrar escenas de gore aunque éstas sí muy bien creadas. Si se quiere ver gente sufrir de dolor, puede ser una opción. No esperen mucho más.
Ése mismo día vi una película tan pero tan mala… El último fin de semana trata sobre (lo advierten al principio de la película) el último fin de semana probablemente de la Tierra. Un grupo de amigas planea hacer un finde de chicas, aunque suman a un tipo que una de sus amigas, la más calentona, invita. Juro me indignó verla, porque todo carece de sentido alguno. El final es muy malo. Yo entiendo sean películas de bajísimo presupuesto, y rodadas en pocos días, pero el mayor problema radica en el guión, así que no son excusas.
El día siguiente lo empecé con Attack the Block, una película británica de los productores de Shaun of the dead y Scott Pilgrim… que maneja ese humor británico al cual suma unos aliens peludos y totalmente negros, de quienes sólo se pueden distinguir sus dientes. Una especie de Super 8 situada en un barrio de Londres, donde este block que va a ser atacado es albergado más que nada por una pandilla de adolescentes rebeldes y drogados. Un film que avanza a nivel vertiginoso, y que cumple con todas las normas del género. Entretenidísima propuesta. Hasta tenemos a Nick Frost en el elenco.
Luego vi La casa por la ventana. No es una gran película y se nota mucho también el poco presupuesto con el que hizo. De hecho hasta hay algo raro con el doblaje de un personaje, que se nota no coincide nada con los movimientos de sus labios, y da la sensación cada vez que este (por suerte menor) personaje aparece de estar viendo una película por canal 9 un domingo a la tarde. Pero a la vez ES una pequeña gran película. No sé cómo explicarlo. La presentación (de la película y del protagonista) ya es algo genial: es el ritual en el que su protagonista, Julio Saez Jr., se somete a escondidas de su padre y no consiste en más que tomar su cassette de Jimi Hendrix que esconde entre unos libros, irse al baño con el walkman y los auriculares e “interpretar” en silencio la música frente al espejo.

La película está llena de personajes que comparten características que siempre me atraen en el cine: son losers, infantiles, y entrañables. El protagonista es un muchacho recién recibido de arquitecto, más que nada por mandato de su padre estricto, con un reprimido anhelo de hacer música. Es un nerd y no tiene demasiado vida social, por lo que su padre le organiza una fiesta de fin de año para él en su casa, que por supuesto no sale mucho como lo tenían planeado. Llena de situaciones hilarantes y absurdas, la película funciona como un respiro. Es divertida y deja una linda sensación al terminar. A mí me gustó muchísimo más allá de algunas falencias.

Y terminé mi día con Red, White & Blue. Durante gran parte de la película me costó comprender por qué aparecía en este festival. No es que no me gustara, es cierto empieza lento, pero las imágenes son atractivas, los personajes apenas presentados dan ganas de seguir conociendo. Pero todo no era más que un drama. Hasta que la película “empieza”. Resumiendo, es una historia de venganza. O mejor dicho, tres historias de venganza que se unen como una cadena. Es difícil contar algo del argumento (sobretodo de la probablemente parte más interesante de éste) sin dar algún spoiler. Protagonizada por un gran Noah Taylor (se ha convertido en un actor que siempre me gusta ver en pantalla), la película empieza contando la historia de Erica. Sabemos que no trabaja, sale todas las noches a acostarse con un tipo diferente sin intención alguna de involucrarse, entabla cierta relación con un niño al que observa siempre jugar en el parque y, cuando le dicen que deberá pagar la renta para seguir viviendo allí (donde antes sólo aportaba haciendo la limpieza pero ahora a la dueña no le es suficiente), y que entabla cierta amistad con Nate, un extraño que la ayuda a conseguir un trabajo, un ex veterano, con ciertos problemas psicológicos. Pero entre tantas noches de sexo de Erica, conoce a Franki, que tiene una banda, una madre con una enfermedad terminal y separado recientemente de su novia. Y éste encuentro es el que genera lo que sigue en la historia, que no voy a revelar pero que puedo asegurar es muy interesante. Después de un rato, la película se transforma.
Bueno, en estos días veré alguna más aunque ya no muchas y les contaré qué me han parecido. Creo que éste es mi festival de cine preferido.

Un muchacho que mata gente

Este es el trailer de la primer película que veo de esta nueva edición del Buenos Aires Rojo Sangre. No lo había visto antes de elegir ver la peli, como hago casi siempre con este festival, elijo un poco al azar las películas, al fin y al cabo sé poco y nada de ellas de antemano.

Advertencia: el trailer luce mucho mejor que lo que termina siendo la película.

Ojo, no es mala. Es cierto que los diálogos son medio pobres y los efectos especiales muy primitivos, pero la película funciona como algo raro: por un lado, cuenta la historia de un tipo que sale del manicomio, vuelve a insertarse en el ‘mundo’ pero cuando florecen recuerdos de su atormentada adolescencia, se venga de aquellos culpables de que así fuera; por el otro, es una comedia agradable, sobre un muchacho al que de repente le cae una hija de 11 años a la que nunca había visto, y empieza a verse forzado a aprender a ser padre.

Más humor que sangre, es una propuesta entretenida en fin. Una historia de venganza, protagonizado por un auténtico loser.

A mi me gustaba Lorena


Extraño ver True Blood. Es que me vi todas sus temporadas en menos de dos meses. Era mi rutina día a día.

Y si hay un personaje que me gustaba, era ella. Lorena, aquella vampiro hermosa, incomprendida, locamente enamorada (algunos lo llaman obsesión), elegante, sofisticada, que amó la década del 30…
No sólo era sumamente hermosa, sino que parecía ser una vampira poderosa, fuerte, pero en realidad era muy frágil, y se le nota cuando siente que pierde.
Sus ganas locas de sentirse querida y deseada la hacen humillarse por completo. Su hermoso rostro se bañaba en sus lágrimas de sangre.
Y claro que True Blood a veces parece poco seria y se va bastante al carajo. Y la escena en la que Bill se la coge, furioso, impotente, lo hace con tanta violencia que le termina doblando el cuello (?). Sin embargo ella lo disfruta, y dice que fue el mejor sexo que tuvo en décadas. No importa. Lo que importa es lo que se quiere decir. Cómo ella disfruta ser maltratada. Y cuando Bill la maltrata no lo hace porque sabe que a ella le gusta así, sino de la bronca y la impotencia que tiene por no poder librarse de ella. Y de repente se encuentra con la imagen de una mujer que con el cuello doblado acaba.


Ésa escena. Ésas líneas. “No puedo evitar aún amarte. Pero ahora se ha vuelto nada excepto una humillación constante”.

Trailer de la primer película que dirige Angelina Jolie


Angelina Jolie decidió ponerse tras las cámaras. Dirige y escribe “In the land of Blood & Honey”, una historia de amor situada en el seno de la guerra civil de Bosnia. Y ya tenemos el trailer. La película se estrenaría en diciembre en los Estados Unidos.

 

Mi primer Chanel

No puedo conmigo misma. Y cuando supe que Chanel abriría acá en Buenos Aires, más específicamente en Galerías Pacífico, no pude de la emoción. Esperé ansiosa y pasó, abrió. Y si bien me había dicho a mí misma esperar hasta que cobre el mes que viene para ir, no pude con mi ansiedad, conmigo misma. Y fui. Y era obvio que si iba a entrar iba a comprar.

Si bien hay perfumes y todo tipo de productos de belleza, le tenía ganas a un esmalte. Pregunté el precio, por curiosidad. La verdad, no son muy accesibles. Pero insisto y repito: no puedo conmigo misma. Miré algunos y elegí éste: el Orange Fizz. Si bien data del 2009, es un color muy acorde para esta temporada.
Y así de ansiosa, ya estoy estrenando. ¿Les gusta?
Espero sea la primera adquisición, de muchas. Pero la verdad, no sé cuánto me va a permitir el sueldo. Sobretodo si me quiero ir a London después.

10 años


Hace diez años, Wes Anderson estrenaba en el festival de cine de Nueva York su película más exitosa hasta la fecha. Mi película preferida. Aquella que mencioné incontables veces.

Por eso, parte del elenco volvió a unirse en esta edición del festival. Wes Anderson se reunió con Bill Murray, Anjelica Huston y Gwyneth Paltrow (además de con su hermano Eric y Noah Baumbach) para volver a verla y luego hablar sobre ella.
Se habló sobre Gene Hackman, quien ya está retirado de la actuación y parece no fue tan fácil trabajar con él. De que la versión de la película que se vio hace diez años no era exactamente igual a la que todos nosotros conocemos, pues tenía más canciones de los Beatles, pero cuyo derechos no se pudieron conseguir, más allá de que a Paul McCartney le gustó la película sólo que no tenía nada que ver con los derechos, como le dijo a la propia Gwyneth.
Pero les dejo unos videitos de alguien que grabó todo y lo subió a youtube. Como son muchos, les dejo sólo los links.

¿Dónde está Wally?

Buenos Aires crece descontrolada e imperfecta, una ciudad en la que se yerguen miles y miles de edificios sin ningún criterio. Al lado de uno muy alto hay uno muy bajo, al lado de uno racionalista, uno irracional. Probablemente estas irregularidades estéticas y éticas nos reflejen perfectamente. Estos edificios que se suceden sin ninguna lógica demuestran una falta total de planificación. Exactamente igual es nuestra vida, la vamos haciendo sin tener la más mínima idea de cómo queremos que nos quede.

Hay dos personas que están destinadas a estar juntas. Hay dos personas que llevan cada uno sus mambos, sus fobias, sus problemas y sus desilusiones como pueden. Hay dos personas que están cerca pero no se ven. Hay dos personas que cantan la misma canción al mismo tiempo. Dos personas que chatean sin saber con quién. Que viven en su caja de zapatos. Que miran y lloran con Woody Allen.

¿Cómo hacer para encontrar a aquella persona en medio de la vorágine, del caos que es nuestra querida Buenos Aires? ¿Cómo encontrar a Wally entre la multitud?
Medianeras nos muestra a dos personajes que están cerca y lejos a la vez. Paralelamente, cada uno vive su vida como puede. Hay algunos vanos intentos de acercarse a alguien del sexo opuesto pero nunca logran demasiado. Disfrutan más su soledad entre tanta era tecnológica, esperando.
Martín trabaja en su casa y es diseñador web. Vive más que nada en el mundo virtual, como él dice: habla por internet, escucha música por internet, tiene sexo por internet, etc. Es fóbico, no viaja más que a pie, y lleva siempre a cuestas su equipo, que consiste en medicamentos, una cámara de fotos, un ipod, preservativos y una guía por si alguien lo encontrara para saber cómo actuar, entre otras cosas. Vive con una perrita que le dejó su novia cuando se fue a vivir a EEUU y los abandonó a ambos.
Mariana es arquitecta pero no trabaja de eso, sino que decora vidrieras. Se separó de su novio de cuatro años cuando se dio cuenta que no lo conocía. Su edificio preferido es el Planetario, donde confirma lo insignificante que es para este mundo. Y todavía sigue intentando resolver una página de su libro ‘Dónde está Wally?’.
La historia de ¿amor? entre ellos dos no es sin embargo quizás lo más interesante de la película. Personalmente, me quedo con la parte más documental, donde vemos imagen de los edificios porteños, con datos y reflexiones al respecto, algunos con su propia historia.
Es una película entretenida y hermosa, que no importa tanto lo que cuenta, sino el modo en que lo hace. Reflejándonos en la ciudad, en sus edificios, en la multitud. En esta ciudad donde hay tantos habitantes pero son todos desconocidos. Donde más solos nos sentimos.

Si bien es cierto que por momentos la sentí un poco estirada, y con algún personaje secundario que no termina de cumplir su función, es una muy buena, interesante y linda propuesta para ir a ver.
Todo lo que me había gustado del cortometraje está ahí. Y lo que no, también. Pero esto último es bastante menos que lo primero. Recomiendo.

Todavía un mes

Un mes para escucharlos en vivo. Para ver al sexy de Julian Casablancas en el escenario interpretando mis temas preferidos. Y hace como dos meses, si no me equivoco, que tengo la entrada.

Otra de vampiros

I’m so angry, you think I read Twilight
 
 

Razones por las cuales quería ver Fright Night:

* Colin Farrell como un vampiro.
* Colin Farrell como un vampiro.
* Colin Farrell como un vampiro.
* Ah y sí… David Tennant… shirtless y en pantalones de cuero.
Bueno, no importa por qué quería ver esta película. Quería hacerlo. Y lo hice. No soy fanática del 3d, la verdad me marea un poco, me destruye la vista, pero bueh… era la única opción (la mayoría de las películas para 3d también suelen proyectarla en 2d pero ésta no).
Una de vampiros. Y a mí que no me gustan nada…
Colin Farrell, probablemente el tipo más sexy que hoy por hoy pise la tierra, es un vampiro sediento de sangre. Ya no vienen muy discretos estos vampiros. Antes querían pasar desapercibidos. Éste llega e inmediatamente empiezan a desaparecer habitantes del lugar. Sin embargo, nadie repara demasiado en estas cosas, y el único que cree y comprueba es un vampiro, no tarda mucho en ser una víctima más.
La idea de tener un vecino tan sexy como Colin Farrell y que encima sea un vampiro… ah bueno, no, no viene al caso.
La Ventana Indiscreta, o su copia malísima, Paranoia, es una de las primeras películas a la cual le vamos a encontrar un parecido. No, no es muy Hitchcock este film, pero sí empieza con un protagonista (Anton Yelchin) que descubre su vecino es un vampiro y observa todo desde su casa, en algún momento se mete a la de él, y claro, lo tildan más de paranoico que de otra cosa.
Como si fuera poco, David Tennant interpreta a Peter Vincent, una especie de Criss Angel pero más abocado al mundo vampírico, donde todo es pura ilusión… en otras palabras es un chanta bárbaro.

A lo último, la película ya se parece demasiado a Blade. Típica película que para luchar contra ellos se tienen que armar y enfrentarlos.
Algo del vampiro padre de todos los demás, Drácula, hay. Jerry, el nombre de este vampiro tan sexy que interpreta Farrell, tiene pequeñas escenas sensuales con la novia del protagonista, besos apasionados con sangre, donde ella bebe de él.
Los vampiros se queman con el sol, no se reflejan en los espejos, no pueden entrar sin ser invitados… pero beben cerveza o comen sugerentemente una manzana.
Confieso que cuando uno de los vampiros que él convirtió es atacado por los protagonistas y parece casi inmortal, me recordó mucho a La Muerte le Sienta Bien. El cuello roto, todo doblado, y seguía de pie el personaje interpretado por Christopher Mintz Plasse.
Es que es una película que se caracteriza más que nada por el humor.
Además trabaja la fantastica Toni Collette.
Resumiendo: una película estupenda para pasar un buen momento. Es una remake de una película que no vi pero que ya me puse a buscar.
Espacio de imágenes y palabras

El arte... Expresión de sensaciones, sentimientos, fantasías, ideas...

Junior

Un niño hecho hombre y va en solitario, con humildad.

Luna Paniagua

Escritura y lectura

VIENDOFOTOS

CarlosGF fotografía

Icástico

"Una cosa es ser solidario y otra serlo a cambio de nada" (Mariano Rajoy, quién sino)

ClemSinOxígeno

Escritora que vuela a un centímetro del suelo.

Todos los dias un viaje ~ Blog

Una mirada sobre el mundo. Viajes. Lugares. Gentes. Arte y Cultura.

Letras Desordenadas

Un blog sobre libros, escritores y lectores.

Mis historias y otros devaneos

Blog de Lídia Castro Navàs

Cafés para el alma

mientras sigo perdida entre palabras

A la Sombra de la Luna

Verdades que parecen Mentiras & Mentiras que parecen Verdades.

Ana Centellas

Iniciando mi aventura literaria

Viajera Indómita

Relatos y fotografías itinerantes

ColorFul World by Magda

Magdalena Esparza

Some Films and Stuff

Sometimes I watch films and write stuff down.

No tienes idea

¿Piensas que me conoces? ... Créeme, no tienes idea

Reading and Living

Un blog 70% literario y 30% cotidiano.

SOY_FURTIVAA

de todo un poco!!!

Tinta, Pluma y un Chai

No sabia por donde empezar, y empecé por mi

Singularette

No solo soltera, sino singular

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Zambullida's Blog

Sobre la belleza de lo humano

Abrazoscompartidos

...porque las palabras también abrazan

Atardecer en blanco y negro

Aspiro a respirar sin recordar el olvido

Luciano Escribe

Ficción - Cuentos - Historias - Poesía - Cartas - Reflexiones - Alegorías

Escritura Creativa

Desvaríos de una hija del trópico, amante del mundo.

La caricia del gato negro

Blog literario de Andoni Abenójar

enalma fotografías

Reflejo de un instante de vida

El Café de Nicanor

-en la mesa más redonda-

Camino al andar

Blog de viajes

Mi camino buscandoT

...y os encontré.

Cerdo Venusiano

Tocino, ciencia ficción y chistes prosaicos.

Cuaderno de Murúa Niño

los recuerdos son realidad, son ficción, son un invento, son yo

Historias malditas, malditas historias

Historias, cuentos y relatos que no fueron a ningún sitio.

CORAZÓN DE FANTASMA

Todo termina siendo una psicofonía. Yo sólo las escribo.

El Surrealista, Absurdo y Excéntrico Mundo de Dark Sibarel

Lo único constante es el cambio... estos cuentuitos, microcuentos, cuentos cortos y micro sagas, son un destilado de mi mente preparándose para lo que habrá de venir... "Iä! Iä! Sibarel fhtagn!"

La lagartija, el blog de Luis Juli Aydillo

Sobre motivación, liderazgo y regeneración

Mamiga Blog

By La Pelu

Juana UCm

Juana, Julie & Julia

VIAJES AL FONDO DEL ALSA

“Quizás viajar no sea suficiente para prevenir la intolerancia, pero si logra demostrarnos que todas las personas lloran, ríen, comen, se preocupan y mueren, puede entonces introducir la idea de que si tratamos de entendernos los unos a los otros, quizás hasta nos hagamos amigos” – Maya Angelou

Inhalando líneas

"Y si leo, si compro libros y los devoro, no es por un placer intelectual —yo no tengo placeres, sólo tengo hambre y sed— ni por un deseo de conocimientos sino por una astucia inconsciente que recién ahora descubro: coleccionar palabras, prenderlas en mí como si ellas fueran harapos y yo un clavo, dejarlas en mi inconsciente, como quien no quiere la cosa, y despertar, en la mañana espantosa, para encontrar a mi lado un poema ya hecho."