Who’s that girl? It’s Zooey!


Creo que si no fuera por Zooey Deschanel, esa perfección hecha persona, hecha mujer, con esos grandes ojos azulados, y esa apariencia de muñequita andante, ni se me hubiese cruzado mirar esta serie, ya que saben no soy muy asidua a la tv.

Pero ella lo hace especial. Con su sonrisita, sus cantitos, sus lentes, y su ‘adorkable’ look. La que llora desconsolada viendo Dirty Dancing varias veces seguidas en el día.
No sigo la serie desesperadamente pero sí me divierto mucho viéndola. Porque sí, la amo.
Anuncios

Relaciones.

El ser humano, social por naturaleza, necesita siempre relacionarse, necesita ese contacto humano. Así como somos sociables porque nacemos así, también somos complicados. ¿Por qué nos cuesta tanto las relaciones? ¿O sólo a mí me pasa?
A veces no sé si no entiendo el concepto completo de ‘relación’ o no entiendo a la persona con la cual intento relacionarme. Cuando me canso de tanto drama y busco algo más sencillo, quizás hasta me encuentro con algo peor. Evidentemente no hay nada fácil en estas cosas, todo es complicado.
Personas que no se entienden, que se necesitan. Peor si sólo uno necesita al otro. En fin, basta de divagar…


Miraba The Break Up. La verdad, no es una película divertida. La catalogan como comedia y sí, tendrá algún buen gag. Pero no me divierte, no me hace reír.

Me conmueve, me deprime un poco quizás. Ni siquiera me llevo bien con ninguno de sus protagonistas pero en esta película no sólo los re banco sino que la re banco a ella, Aniston (que en general, como actriz me aburre).
The Break Up no sólo se trata de una pareja que se separa y se ve forzada a convivir al menos por un tiempo. The Break Up habla sobre las relaciones (sobretodo de una relación que deja de funcionar), sobre cómo deberíamos llevarlas adelante y a veces no nos damos cuenta, no sólo de compartir un lindo momento juntos, sino de estar para el otro, y apreciar lo que se hace para que esto funcione. “No siento que aprecies nada de lo que hago. No siento que me aprecies a mí.” le dice ella después del desplante de él en el recital y tras haber volteado y mostrado su rostro lleno de lágrimas, haciendo por fin despertarlo, para que se de cuenta que quizás no es que no lo sentía, sino que no lo demostraba. El tema es que no sea ya demasiado tarde.
Insisto, no es divertida. La secuencia (entre tantos intentos por molestar y llamar la atención del uno para con el otro) del strip pocker me parece tristísima.
Realista y sin el final fácil y feliz al que suelen acudir el 99% de las películas de Hollywood hoy en día, The Break Up deja una agridulce sensación.

No puedo.

Decir que me gustan los vampiros ya es más que obvio. Recuerdo que mi vieja siempre me decía que tenía que ver ‘Entrevista con un vampiro‘, que me iba a encantar. Tardé varios años en hacerlo. Lo hice una vez (hace ya varios también) y nunca más.

A mí me gustan los vampiros, sí. Y la película no es mala. Pero hay tres ‘vampiros’ que lo que menos parecen son vampiros. Parecen tres tipos disfrazados. Son actores que no siempre me gustan (con la excepción de Brad que en general sí está bien) pero a quienes le puedo dar la posibilidad de sorprenderme, porque por lo menos alguna vez lo han hecho.


Creo que es por culpa de ellos tres que a mí no me gustó nada esta película. Kirsten está estupenda, sin duda su Claudia es lo mejor.
Pero no sé, quizás deba darle otra oportunidad. Lo cierto es que no pude meterme en este universo. Una pena.
Pd: Sí, debería leer el libro.
Pd2: Me bajé Drácula de 1979, con Frank Langella. Buena opción para ver este finde. Seguro me va a gustar más.

Cuestión de piel

A veces no miro ni los tráilers de las películas. Bueno, si los pasan en el cine sí, no puedo evitarlo. Pero difícilmente los busco. Me gusta ver películas de las cuales sé poco y nada. Por ahí sólo por el póster, o porque actúa tal persona, o es dirigida por tal otra.

Fui a ver ‘La Piel que Habito‘ porque, si bien no conozco tanto del director, me gusta. Me gusta que sus películas sean culebrones, medio teatrales, poéticas, coloridas (?). Me gusta que haga actuar a actores que odio (léase Penélope Cruz o, como en este caso, Antonio Banderas).
Fui a ver algo que no sabía bien qué iba a ser. Sí, es una película de Almodóvar. Pero se percibe algo más oscuro, quizás siniestro, tenebroso… ¿una película de terror?
Tenemos a un doctor, un cirujano más precisamente. Tiene encerrada a una ‘paciente’ en su propia casa. Mientras tanto, intenta crear una piel sintética. Aquella que podría haber salvado a su mujer, ya fallecida.
Pero después, la película no trata tanto sobre eso. Parece plantear un cierto núcleo, para después tirarlo a la mierda y empezar casi una película nueva.
Muchos spoilers de acá en adelante, están advertidos.
Piel sintética. Fuego. Mujer muerta. Olvídense. Un flashback que nos ubica con una leyenda unos cuantos años atrás (ya me olvidé con exactitud) nos introduce a una nueva historia, de la cual antes, el personaje de Marisa Paredes (interpretando a la madre/sirvienta del cirujano) algo nos había adelantado, cuando menciona el suicidio de su madre y luego el de la hija. Cuando volvamos al presente, más adelante, el director nos advierte con un ‘De vuelta al presente‘ un poco bastante innecesario.
Esta historia nos lleva a conocer más a esta ‘paciente’. Al origen de ésta. Antes hay indicios. ‘¿Estoy terminada?‘ le pregunta ella. Pero si vamos sin saber nada de la película, probablemente poco podamos imaginar (aunque a mí hay un par de imágenes que me lo hicieron sospechar más temprano) de dónde viene esta tal Vera.
Viene de una venganza, de algo enfermizo, producto de una tristeza absoluta, y de la locura que lleva en su sangre el doctor. Almodóvar va más allá en un terreno en el cual ya entró varias veces: el transgénero. El ser una persona en el cuerpo de otra. Esta vez mucho más extremo. Forzado.
Es cierto que por momentos se torna poco creíble lo que vemos. Probablemente haya mil preguntas que quizás ni él mismo se hizo. No le interesó.
Aún así me resulta cautivante. Cómo cuenta esta experiencia atroz de convertirse en otra persona. Más allá de algunas cosas quizás innecesarias, como la aparición del brasilero, que más que nada aporta una secuencia de un humor extraño.
El final me pareció precioso y es muy digno del cine almodovariano.
No más spoilers, prometo.
Almodóvar sigue siendo Almodóvar. Si el director es de su agrado, su cine les gusta, probablemente esta película también. Quizás en menor medida, quizás en mayor. El director, que a veces cae en repetirse, aquí no deja su esencia, pero sí aporta algo nuevo, más oscuro, más retorcido.
A mí me parece muy interesante. No es una obra maestra, por supuesto. Pero está bueno ver algo fresco.

Nota aparte: ¿Cómo puede ser tan, pero tan linda Elena Anaya? Es perfección pura.

Jugando con Barbies


Hace poco vi Superstar, The Karen Carpenter Story, de Todd Haynes. Es un director que siempre me gusta, aunque aún tengo un par pendientes.

Lo que hace acá es contarnos la historia de Karen Carpenter, cómo llega al mundo de la música, se hace famosa, y lidia todo el tiempo con la búsqueda de la perfección. ¿Y qué mejor que ilustrar esa falsa perfección que algunas buscamos que con muñecas Barbies? Aquellas tan hermosas, tan perfectas, altísimas, cinturita pequeña.
Entonces Todd Haynes se toma de estos muñecos para contarnos esta historia. Ellos actúan, ellos lloran, hablan, cantan.

En youtube está la película, se puede ver en la calidad que hay (yo me la bajé y la vi casi en la misma calidad) porque tengo entendido se sacó de circulación hace varios años.

Y les dejo esta canción de The Carpenters, ya que está. Cada vez que escucho esta canción se me pega como chicle y no puedo parar de cantarla.

Vampiros y sangre y ella.

A veces quisiera tener más tiempo. Me faltan horas en el día y días en la semana. No llego a hacer la mitad de lo que planeo muchas veces. Notarán mis últimas entradas están todas escritas a las apuradas.

En fin, me había quedado pendiente hablar de lo último que vi en el Buenos Aires Rojo Sangre de esta edición. No mucho más.

Primero, los cortos de vampiros. Todos argentinos, uno muy breve brasilero y uno un poco más extenso canadiense. Había un par españoles que no se proyectaron, creo que no llegaron a enviar las copias o algo así se excusaron.
Ninguno de los argentinos me gustó demasiado, para ser honesta. Algunos rompen bastantes conceptos del vampirismo y está bien, porque es la idea, pero salvo el primero, Víctima en las sombras, el resto en general no me gustó. El canadiense, Main Atracttion, de Mario DeGiglio-Bellemare, fue el que más me impactó, sobretodo desde lo visual. Filmado en blanco y negro (con algunas pocas imágenes en color), con algunas imágenes en Super 8, con un maquillaje y vestuario deslumbrantes. Es bastante surrealista, está llena de citas, nos pregunta ‘puede la magia cambiar el mundo?’.

Me gustaría conocer más al realizador. Todavía no encontré ninguno de sus trabajos anteriores pero les dejo, si les interesa, una muy completa entrevista a él, en inglés por supuesto.
Y por último, vi Bathory, de Ernesto Aguilar. Hacía justo unos días había terminado de leer algo más basado en ella, el libro La Condesa, de Rebbeca Johns.
De la película no sabía nada de antemano, sólo la elegí por el título. La primera mitad de la película es bastante interesante. Y sí, hay sangre, erotismo y lo que uno imagina. Y hasta hay una Condesa Bathory wanna-be. Ya cerca del final me pasó que un poco me dejó de interesar. Resumiendo: es una joven enfermera, que se la pasa trabajando y haciendo todas las guardias, es sumisa en todos los aspectos. Aparece alguien del pasado, una mujer, con quien tuvo y va a tener algo. Mientras en su trabajo hay una paciente con actitudes raras, que se roba sangre que iba a ser destinada a otros pacientes, y sí, se llama Elizabeth.

En cuanto al libro, tiene algunas cosas que me gustaron mucho, y tienen que ver con el modo en que retratan a la Condesa. No obstante, deja de lado su obsesión con la eterna juventud y los baños de sangre. Aquí es más una noble que cree tener el derecho para tratar a sus siervas como quiera, y a veces, se le va un poco la mano.
Esta ficción está contada en primera persona por la propia condesa, a través de cartas que escribe, encerrada en la torre, a su hijo menor. Relata su infancia, su matrimonio arreglado, sus jornadas en el castillo, su relación con las sirvientas, con la política. Es interesante pero no es mi imagen preferida de ella.

Last Nite

Y llegó el día. Y llovió toda la tarde, ya no mucho por la noche, por suerte. Pero llovió lo suficiente como para que quedara hecha toda un patito mojado.

Llegué temprano, poco después de las 15, aunque no recuerdo hora exacta de ningún momento del día. Es pararme en la cola para ir entrando y que se largue con ganas (ya antes venía lloviznando). ¿Me importó? Y sí, era incómodo estar con la ropa mojada. Pero más que eso, no.

Pegada al escenario Personal Fest (no me moví de allí desde que llegué), estampada contra la valla.

Conocí White Lies, a quienes nunca había escuchado y me gustaron bastante.

Disfruté del show de Goldfrapp, que es una diosa. Era una mujer murciélago con brillos anoche. En un momento probé grabar con mi celular y salió esto. No se ve nada porque estaba en campo general y el juego de luces no ayudó en ese momento pero se escucha bastante bien. No volví a sacar el celular después porque se me hizo imposible con los apretujones que me dieron.

El show de Beady Eye sólo lo vi a través de la pantallita y desde el escenario de al lado lo escuché. Su álbum en general me gusta. Pero en vivo Liam no canta tan bien, es así.

Ya cuando aparecieron mis queridos y admirados The Strokes estaba muerta. Pero no me importó. Canté todas sus canciones, una lista con la cual quedé más que conforme. Sobretodo porque había tres que no me quería ir sin escuchar. Dos (Juicebox y Reptilia) sabía que iba a tocarlas, hubiese sido raro no lo hicieran; la tercera (What Ever Happened) no sabía. Y sí, sonaron. Ésas y más. Cuando amagan que se van y es obvio que van a volver, recordé que ayer en http://www.undiaunacancion.com habían elegido Hard to Explain, y pensé, linda canción para que tocaran. Y me sorprendieron porque terminé de pensarlo y volvieron para interpretarla.

Así que puedo decir que salí muerta de cansancio pero feliz.

Horas…

Personal Fest is coming. Y yo sin dormir. I don’t care.

Sólo me jode un poco que tenía ganas de ver a Beady Eye en vivo y está en el medio de dos bandas que quería ver (Goldfrapp y obvio The Strokes) en otro escenario. Pero bueno, quizás un rato los vea, antes de que suene la mejor banda de rock todavía existente.

El finde descansaré, me dormiré la vida. Esta semana descansé poco.

Espacio de imágenes y palabras

El arte... Expresión de sensaciones, sentimientos, fantasías, ideas...

Junior

Un niño hecho hombre y va en solitario, con humildad.

Luna Paniagua

Escritura y lectura

VIENDOFOTOS

CarlosGF fotografía

Icástico

"Una cosa es ser solidario y otra serlo a cambio de nada" (Mariano Rajoy, quién sino)

ClemSinOxígeno

Escritora que vuela a un centímetro del suelo.

Todos los dias un viaje ~ Blog

Una mirada sobre el mundo. Viajes. Lugares. Gentes. Arte y Cultura.

Letras Desordenadas

Un blog sobre libros, escritores y lectores.

Mis historias y otros devaneos

Blog de Lídia Castro Navàs

Cafés para el alma

mientras sigo perdida entre palabras

A la Sombra de la Luna

Verdades que parecen Mentiras & Mentiras que parecen Verdades.

Ana Centellas

Iniciando mi aventura literaria

Viajera Indómita

Relatos y fotografías itinerantes

ColorFul World by Magda

Magdalena Esparza

Some Films and Stuff

Sometimes I watch films and write stuff down.

No tienes idea

¿Piensas que me conoces? ... Créeme, no tienes idea

Reading and Living

Un blog 70% literario y 30% cotidiano.

SOY_FURTIVAA

de todo un poco!!!

Tinta, Pluma y un Chai

No sabia por donde empezar, y empecé por mi

Singularette

No solo soltera, sino singular

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Zambullida's Blog

Sobre la belleza de lo humano

Abrazoscompartidos

...porque las palabras también abrazan

Atardecer en blanco y negro

Aspiro a respirar sin recordar el olvido

Luciano Escribe

Ficción - Cuentos - Historias - Poesía - Cartas - Reflexiones - Alegorías

Escritura Creativa

Desvaríos de una hija del trópico, amante del mundo.

La caricia del gato negro

Blog literario de Andoni Abenójar

enalma fotografías

Reflejo de un instante de vida

El Café de Nicanor

-en la mesa más redonda-

Camino al andar

Blog de viajes

Mi camino buscandoT

...y os encontré.

Cerdo Venusiano

Tocino, ciencia ficción y chistes prosaicos.

Cuaderno de Murúa Niño

los recuerdos son realidad, son ficción, son un invento, son yo

Historias malditas, malditas historias

Historias, cuentos y relatos que no fueron a ningún sitio.

CORAZÓN DE FANTASMA

Todo termina siendo una psicofonía. Yo sólo las escribo.

El Surrealista, Absurdo y Excéntrico Mundo de Dark Sibarel

Lo único constante es el cambio... estos cuentuitos, microcuentos, cuentos cortos y micro sagas, son un destilado de mi mente preparándose para lo que habrá de venir... "Iä! Iä! Sibarel fhtagn!"

La lagartija, el blog de Luis Juli Aydillo

Sobre motivación, liderazgo y regeneración

Mamiga Blog

By La Pelu

Juana UCm

Juana, Julie & Julia

VIAJES AL FONDO DEL ALSA

“Quizás viajar no sea suficiente para prevenir la intolerancia, pero si logra demostrarnos que todas las personas lloran, ríen, comen, se preocupan y mueren, puede entonces introducir la idea de que si tratamos de entendernos los unos a los otros, quizás hasta nos hagamos amigos” – Maya Angelou

Inhalando líneas

"Y si leo, si compro libros y los devoro, no es por un placer intelectual —yo no tengo placeres, sólo tengo hambre y sed— ni por un deseo de conocimientos sino por una astucia inconsciente que recién ahora descubro: coleccionar palabras, prenderlas en mí como si ellas fueran harapos y yo un clavo, dejarlas en mi inconsciente, como quien no quiere la cosa, y despertar, en la mañana espantosa, para encontrar a mi lado un poema ya hecho."