MDNA

La reina del pop, la reina del universo, la única e inigualable aunque siempre imitada, Madonna vuelve con todo.

Después de dedicarse al cine con la película W.E. que dirige, Madonna sacó su nuevo álbum, MDNA. Tras su primer corte, Gimme all your luvin’ que dejó poco conforme a sus fans, Madonna sacó el segundo video, el de Girl Gone Wild, un video muy gay y fetichista. Los ignorantes que dicen que es una copia de los videos de Lady GaGa no se dan cuenta que Madonna viene haciendo esto desde hace décadas, no años. Y el video tiene bastante de Erotica. En cuanto al álbum, se entremezclan canciones pegadizas, que hablan de venganza, poca profundidad en la mayoría de las letras, alguna que otra balada y en general mucho dance. Uno de los temas preferidas y que llaman mucho la atención es Gang Bang, tema poderoso, sexy, violento, que no puedo dejar de imaginarme en vivo. Y es que claro, junto a álbum nuevo se viene tour. Y ya hay rumores de que viene a nuestro país a fin de año, y que tocaría en River. Ojalá venga justo para mi cumpleaños y pueda volver a verla en vivo.

Como si todo esto fuera poco, tenemos la publicidad de su primer perfume, Truth of Dare.

 
Anuncios

Un poquito de cine francés

En el Patio Bullrich se hizo hace poco Les Avants Premieres, un ciclo que estrena películas francesas con anticipación y además hizo un homenaje a Jean Renoir.

Pretendía ver un poco más de cine pero por una u otra cosa, sólo terminé viendo dos.

La primera es Románticos Anónimos, una comedia romántica, bastante kitsch, que trata sobre dos personas muy tímidas e inseguras que hacen terapia (cada uno por su lado, uno individual y la otra, grupal, en una especie de reunión de alcohólicos anónimos pero para sentimentales) para lograr superar todos sus miedos.

Isabelle Carré encanta en el personaje de una joven talentosísima pero que por ser tan vergonzosa termina relegada a trabajos menores, y que se la pasa cantando sobre toda la confianza que no se tiene en sí misma. Es una película agradable y divertida. Me encantó el final.

La segunda película, Les Adoptés, que vi la elegí por el nombre de quien dirige: Melanie Laurent. La actriz que es más que nada conocida por su papel de Shoshanna en Inglorious Basterds dirige por primera vez un largometraje, y además escribe. Éste está dividido en tres partes, una dedicada a cada uno de los tres protagonistas principales. A grandes rasgos me gustó mucho, aunque si se la toma por cada uno de estos segmentos, el primero es el más interesante y conciso mientras que el segundo está bien y el tercero sentí un poco sobraba. Quizás porque lo que nos cuenta la directora es sobretodo una historia de mujeres, una madre y dos hermanas, una de ellas con un hijo pero que lo crían como si fueran las dos sus madres. Y la tercer historia es la protagonizada por Alex, el hombre que llega y amenaza con romper un poco esa unión tan poderosa. La película comienza muy bien y agradable pero al final del primer segmento se convierte en un dramón de aquellos.

Mi agenda para el BAFICI 2012 (sujeta a cambios)

Jueves 12 de abril.

Beauty a las 15 hs. en el Abasto. Película alemana, de 90 minutos de duración, que muestra las historias de varias personas que tienen en común su paso por el cirujano estético.

This is not a film 17.30 en el Complejo Cultural 25 de mayo. Esta es una película iraní que viene sonando con ganas. Entre las recomendaciones de Otros Cines, hay una interesante review al respecto.

Hors Satan 20.30 en el Abasto. Dice Diego Battle en el link que les dejé más arriba: El director de La vida de Jesús, L’Humanité, Flandres y Entre la vida y la pasión/ Hadewijch vuelve a sus retratos de pueblos grises y abúlicos (en este caso, uno ubicado en la costa norte de la Normandía) para describir la extraña, enfermiza relación entre una atribulada chica (la debutante absoluta Alexandra Lematre) y un homeless (David Dewaele, en su primer papel protagónico), quien -casi sin proponérselo, como si fuera la cosa más normal del mundo- se irá convirtiendo en un asesino serial. Si bien en la propuesta hay algo de déja vu, Dumont da unas cuantas vueltas de tuerca (hay algo de fantástico en el relato) y vuelve a demostrar que el peso, la consistencia, la profundidad de cada uno de sus planos vale más que buena parte del cine contemporáneo.

Criaturas de la noche: Vampiro, a las 22.30 en el Abasto. Dentro del ciclo dedicado a Tomas Alfredson, tenemos a esta película del 2008, un hermoso y tierno relato de vampiros. Esta película ya la vi y me ha tenido bastante enamorada, así que ante la oportunidad de verla en pantalla grande no puedo fallar.

Viernes 13 de abril.

Coeur Bleu a las 14.20 en el Abasto. Película francesa de 1980. Ésta parte de la sinopsis (la que publica la página oficial del BAFICI) me llamó la atención: Canciones de Brigitte Bardot, Marilyn Monroe y Leonard Cohen, música de Vivaldi, Kraftwerk, Johan Strauss forman ese colchón sónico ecléctico y desafiante desde el que Courant sueña con el punto de vista que permita ritmar un paraíso abismal en continua recreación.

Ellectrick Children a las 19.15 en el Complejo Cultural 25 de mayo. Cito: Del paso de un estado a otro, del deambular entre mundos opuestos, de un mismo cuerpo en el que confluye lo mágico y lo despiadadamente humano, Electrick Children construye un puente que posibilita lo pocas veces posible: que la incertidumbre devenga en una de las emociones más intensas que el cine pueda transmitir.

On Vampyres and Other Symptoms a las 23.45 en el Abasto. Esta película trata sobre el director español José Ramón Larraz, reconocido realizador de cine de terror.

Sábado 14 de abril.

Talihina Sky: The Story of Kings Of Leon a las 12.30 en el Abasto. Una de las citas musicales obligadas de este ciclo.

17 filles a las 15.15 en el Cine Cosmos. Cito a Diego Battle: Inspirado en un caso real que conmovió a la sociedad y la prensa de los Estados Unidos en 2008 (en este caso, la historia es trasladada a la zona costera de Lorient, en Francia), este primer film de las hermanas Coulin expone con inteligencia (esto es, con sensibilidad, fluidez y a la vez con profundidad, sin caer en la bajada de línea, el psicologismo barato ni la “denuncia” horrorizada) la historia de las 17 chicas del título, de entre 14 y 16 años, compañeras en el mismo colegio secundario, que toman la decisión de embarazarse juntas con la idea de compartir esa experiencia íntima y también como forma de rebelarse ante el contexto opresivo y desolador de esa comunidad. El film es casi siempre inquietante, provocador, desafiante, y nos cuestiona, desde un lugar con más preguntas que respuestas, respecto del siempre contradictorio e indescifrable universo adolescente.

Home for the weekend a las 17.15 en el Abasto. Película alemana que se ubica dentro del ciclo Álbum Familiar (que aparenta ser muy interesante, al menos para quien les habla, que siempre suele sentirse tocada por historias que tratan especialmente sobre los lazos familiares).

For Ellen a las 19 en el Abasto. Esta película tiene un gran elenco joven: Paul Dano, Jon Heder y Jena Malone entre otros.

Domingo 15 de abril.

Bottle Rocket a las 00.15 en el Abasto. No hace falta decir que no iba a dejar pasar la oportunidad de ver una película de mi director preferido, aquel que me inspiró tanto y sigue haciéndolo. Es además, creo, una buena chance de adentrarse en el mundo del director Wes Anderson para aquellos que no lo conocen, ya que éste es su primer largo. Por supuesto, protagonizado por los hermanitos Wilson, y escrito por el director junto a Owen, la película relata como sólo él sabe hacer, una historia sobre tres niños en cuerpos de adultos.

Francine a las 13 en el Abasto. Cito, como cada vez que lo creo necesario: Francine sale de la cárcel. Se instala en una casa. Comienza a buscar trabajo. Tiene algunos. Conecta con algunas personas. Contactos fugaces, ya sea por su propia naturaleza o por decisión de Francine. ¿Quién es Francine? Una mujer de unos cincuenta años que además de lo comentado en las líneas precedentes ama a los animales, o por lo menos los junta en su casa en cantidades asombrosas. O enfermas. Uno tiene interrogantes sobre el personaje Francine porque la película Francine es ferozmente antipsicologista. Francine está interpretada por Melissa Leo (ganadora del Oscar por The Fighter), en una de esas actuaciones totales, cabales, admirables en su contención y sobriedad. Los directores Brian M. Cassidy y Melanie Shatzky siguen con respeto y crudeza a su personaje, que habita lugares desangelados, esa suburbia americana en su vertiente descascarada, destartalada, en crisis. Francine es obviamente un personaje en crisis, desesperado, y para acercarse a su vida y hacer un cine de especial solidez y tremendo y lacerante atractivo hacía falta rigor: en este caso, encarnado en coherentes y lúcidas decisiones cinematográficas cargadas de honestidad y realismo.

The Substance a las 15 en el Complejo Cultural 25 de mayo. Película que trata sobre el LSD.

Buy me a las 17.15 en el Complejo Cultural 25 de mayo. Película alemana, una de las varias que se encuentran con la temática de la prostitución.

Flaming Creatures a las 19.45 en el Teatro San Martín. Película experimental de Jack Smith, de 1963.

She’s a very nice lady a las 22.15 en el Abasto. Vuelvo a citar: En un juego temporal de superposiciones, Courant viaja a Estados Unidos para reunirse con una evocación a Gene Tierney musicalizada por Brian Eno, Philip Glass, Barbra Streisand, Richard Wagner, John Lennon y Yoko Ono en She’s a Very Nice Lady, cierre de la tetralogía de Le Jardin de Abymes. “Dos mujeres de Nueva York, Kristin y Doreen, una vida en blanco y negro pero con el color de Gene Tierney –una estrella del melodrama de Hollywood de los ‘40–, mientras escuchan viejas canciones de Marilyn Monroe van de un extremo a otro (del sueño a la realidad, del día a la noche, del blanco y negro al color), y así viajan simbólicamente a través de esta atemporalidad. Kristin desaparece y Doreen se pierde en la gran ciudad. Sus encuentros con el cineasta Marcel, y luego con David, un escultor, no logran nada, y es destruida por la luz del día. Pero su recuerdo de Gene Tierney triunfa sobre la noche y la muerte, y el cine puede continuar”.

Lunes 16 de abril.

Low life a las 15.15 en el Abasto. Cito de Otros Cines: Una demostración de que los más grandes autores conservan todavía la convicción de que el cine puede cambiar el mundo, o al menos exorcizar sus males haciendo las veces de espejo deformante de la realidad. Para empezar, digamos que Low Life no es una película fácil. Algunos de sus personajes (unos jóvenes bohemios, muy franceses, que juegan a ser mártires de su tiempo) no están ahí para ganarse nuestra simpatía, sino para funcionar como objetos volátiles, golpeados por los remolinos del mundo real y la historia del cine. Estos jovencitos burgueses, que pretenden renegar de su condición acomodada, son el colmo de la cinefilia: chicos y chicas que (quizás subconscientemente) han visto demasiadas películas de Eustache y Garrel, y que sueñan con convertirse en actores/modelos bressonianos. Para su desgracia, las imágenes confirman lo contrario: aunque intentan reeditar los disturbios y la sublevación del Mayo del 68, la realidad es que no son ni tan atractivos, ni tan revolucionarios, ni tan drogadictos como sus antecesores: ni siquiera saben bailar —en la “escena de baile” de rigor, el brío fulgurante de los chicos de Los amantes regulares / Les amants réguliers es sustituido por una flacidez robótica y desalmada—. Resulta triste, casi patético, pero es como debe ser. La pose rebelde, cool y aletargada de los jóvenes antisistema de hoy necesita de un puñetazo en el estómago para reaccionar… y Klotz y Perceval están dispuestos a dárselo. Y después, el segundo puñetazo: la transformación de esta lúgubre película en un homenaje al genio visual y narrativo de Jacques Tourneur (una operación que encuentra apoyo en la atmosférica, perturbadora y omnipresente banda sonora de Ulysse Klotz y Romain Turzi). Como me descubría la amiga Cristina Álvarez López, el golpe maestro de Low Life, su deriva fantástica, la conecta directamente con La noche del demonio / Night of the Demon, el film de 1957. Hostigados por la presión policial, los inmigrantes se aferran a una fantasmagoría ancestral, un ritual de vudú que reconvierte sus notificaciones de expulsión del país en vehículos de maldición y venganza (contra la policía y la burguesía). Un giro magistral que, de paso, despierta definitivamente a Carmen, la joven protagonista, que en la recta final del film certifica su compromiso con la desobediencia civil y contra los neofascismos de un estado policial: es la hora de una nueva Resístanse.

Un mundo secreto a las 18 en el Abasto. Película mexicana dentro del marco Adolescencia.

Whore’s glory a las 22.45 en el Abasto. Otro retrato de la prostitución.

Martes 17 de abril.

Un amour de Jeunesse a las 14.30 en el Abasto. Hay algo, esa clase de sentimientos, por ejemplo, que siempre nos parece anacrónico en este tipo de películas, como si nos estuviesen intentando decir que éste no es su tiempo, que sus personajes y sus ideales (su cine, en definitiva) han viajado desde el pasado. No es una pose, no hay nada impostado. A Hansen-Løve estas películas le salen con pasmosa facilidad.

Damsels in distress a las 18.15 en el Abasto. Esta es una de las películas que Otros Cines no recomienda. Aún así pienso verla. Actúa la genia de Greta Gerwig (quien me enamoró en Greenberg) y una de las participantes de algún ciclo (no me acuerdo, será entre el 11 y el 13 seguro) de America’s Next Top Model, ahora devenida en actriz, Analeigh Tipton.

Salsipuedes a las 21 en el Abasto. Un retrato sobre la violencia de género.

Crazy & Thief a las 23.30 en el Abasto. Con pocos elementos y mucha imaginación se puede llegar muy lejos: lo saben los niños protagonistas de este film y lo sabe también su realizador, el también músico y actor (y presumimos padre) Cory McAbee. La hermana mayor, diletante y fantasiosa, arrastra al incondicional hermano menor a un mundo donde lo salvaje es fugaz, y las estrellas rastros que se encuentran en las veredas del vecindario. La unión de las triviales aventuras con el alambicado guion que para ellas teje la niña en su cabeza hará del inocente vagabundeo un mundo de maravillas.

Miércoles 18 de abril.

Barakat a las 14.45 en el Abasto. “Barakat! es una película que muestra las consecuencias de vivir en una sociedad llena de contradicciones, en plena mutación: una sociedad que se busca a sí misma”. Djamel Ouahab

Bert: The last virgin a las 17 en el Abasto. Otra de las películas del director Tomas Alfredson, en este caso su primer largometraje.

La araña vampiro a las 19.45 en el Abasto. La nueva película de Gabriel Medina, protagonizada por Martín Piroyanski.

Ánima Buenos Aires a las 23 en el Abasto. Retrato animado sobre el tango.

Jueves 19 de abril.

A fleeting passage to the Orient a las 17.45 en el Abasto. Con Mozart Minute como prólogo. Película de género que se permite a la vez la identificación y el análisis, encuentra en Sissi y su misterio, una modesta pero iluminadora reflexión sobre los engaños de la imagen, de la observación superficial del turista al cuento optimista y tranquilizador del cine clásico. La verdad y la razón se rinden ante lo mágico en más de un sentido, y esa adivina que lee, sin saberlo, la última foto de la emperatriz representa a Oriente en toda su seducción.

About July a las 20.30 en el Abasto. Cuando su padre se tira bajo las ruedas de un camión a causa de sus enormes deudas de juego, el único camino que le queda al joven protagonista de About July es trabajar para la mafia. A los 14, la única relación que tiene con ese submundo es a través de las películas, así que necesita ensayar bastante frente al espejo antes de su primer día como portero en una casa de apuestas clandestinas. Su nuevo personaje le sirve para hacerse el duro en casa, maltratando a su madre y su abuela, pero no vale gran cosa cuando un policía incorruptible allana el garito, se lo lleva detenido y lo somete a un interrogatorio brutal. Mientras tanto, el ataúd con el cuerpo de su padre sigue en el living familiar, culpa del tabú que prohíbe enterrar a los muertos en julio. Ese mes extraño y agitado en la vida de un preadolescente eligió retratar Wei en su ópera prima, llena de observaciones agudas y humor oscuro, y atravesada por un realismo sucio que la aleja del heroísmo o la glamorización tan comunes en el cine de gángsters.

Meeting People is easy a las 23 en el Abasto. De Grant Gee, el documental sobre la gira de Radiohead. Imperdible.

Viernes 20 de abril.

Tributes – Pulse a las 14 en el Abasto. Otra vez con nitrato en descomposición bajo el brazo, Morrison ahora colabora con el músico danés Simon Christensen. Ambos crean, durante una hora, un tributo a cuatro compositores americanos: Charles Ives, Conlon Nancarrow, Steve Reich y Trent Reznor, cada compositor asociado a un elemento (agua, tierra, fuego y aire). Christensen estudió el uso del pulso en la obra de los cuatro homenajeados y Morrison en la vida interna de cada fragmento utilizado. Pero es la noción de “pulso” en la sociedad, en la naturaleza, en la industria la que es revisitada desde lo experimental.

Lea a las 17 en el Abasto. Película francesa sobre una estudiante universitaria que termina convirtiéndose en prostituta.

A place of her own a las 18.45 en el Cine Cosmos. Una chica que solamente quiso un lugar al que poder llamar hogar y algo de tranquilidad, y en cambio encontró los golpes de un destino que –inevitable final dramático incluido– parece salido de la telenovela o del tango más cruel.

Mods a las 22.30 en el Cine Cosmos. “Una tragicomedia mínima y jubilosa. De golpe, la película entera parece ganada por un acceso fatal de coreografía que arrastra personajes, sentimientos y secretos hacia el minué ‘Swinging London’ de la melancolía”. Vincent Dieutre

Sábado 21 de abril.

Igual si llueve a las 14 en el Arteplex Belgrano. Sin sentimentalismos pero con emoción perpleja, el mundo de esta película es una encrucijada sin tensiones donde los caminos se abren sin romper el paisaje, como si el cambio fuese una nueva perspectiva a punto de revelarse.

Forty shades of blue a las 17.30 en el Abasto. Forty Shades of Blue cuenta la historia de Laura, una mujer rusa que vive en Memphis con Alan, un legendario productor musical que la duplica en años. Aunque así parezca, Laura no es la típica esposa trofeo. Celosamente vigilada, sublima sus deseos con un sentido estoico del deber y una resistencia a abusar de la generosidad de Alan. Cuando Michael, el enajenado hijo adulto de Alan, viene de visita, surge un vínculo intuitivo entre ellos que desestabiliza el organizado mundo de Laura. Michael se vuelve un espejo en el que ella puede verse a sí misma y todas sus nuevas posibilidades. La fascinante y anudada actuación de Dina Korzun ofrece una visión perfecta de la ardiente alma de Laura. Como en una novela de Henry James, Sachs dibuja el auto-descubrimiento de su heroína con una precisión íntima. El poder de Forty Shades of Blue confirma a Sachs como una de las voces más interesantes del cine americano.

The Libertines: There are no Innocent Bystanders a las 19 en el Abasto. Imposible que me pierda una película sobre esta banda que me encanta.

Love me not a las 20.45 en el Abasto. Como en una comedia americana sexualmente incorrecta, la pareja cantonesa de Love Me Not ve cómo la intimidad cotidiana acurruca deseos inconfesables que pueden echar por tierra una amistad. Que Dennis sea gay y Aggie lesbiana no hace más que complicar las cosas, aunque ambos sean muy amigos y una ocasional emergencia habitacional los haya llevado a compartir el mismo departamento. La curiosidad de Aggie la sorprenderá primero a ella misma y luego al espectador: esta película tiene varias sorpresas. Baste saber que hay un mundo de ficción a la vuelta de la esquina, y que Dennis y Aggie pueden formar parte de él, como creadores o como personajes. Los paralelos entre unos y otros son obvios y despertarán otras cuestiones, no menos inconfesables, en la segunda mitad del film. Por suerte, ambos mundos son también parecidos en el tono ligero de comedia romántica con que unos y otros personajes encaran los problemas del amor inesperado.

Inni a las 23 en el Abasto. Más música, en este caso Sigúr Ros.

Domingo 22 de abril.

Il N’y a pas de rapport sexual a la 1 en el Abasto. Película sobre el making de una película porno.

Hit so hard a las 15 en el Arteplex Belgrano. Película sobre la baterista de The Hole, la banda en la que canta Courtney Love. Y no sólo hay una historia mayúscula en Schemel, sino también un homenaje logrado a la excéntrica resistencia de las bateristas del rock.

Joy Division a las 19.45 en el Cine Cosmos. Y sí, cierro mi BAFICI 2012 con más música, con este documental de Grant Gee.

Se viene una nueva edición del BAFICI

Hoy se presentó la programación y algunos datos oficiales sobre el Festival de Cine más importante que tenemos en nuestro país. Por ejemplo, que desde el 3 de abril se van a poder comprar las entradas, ya sea online o en persona en el Hoyts del Abasto, que viene siendo la sede principal; y que las entradas saldrán entre 13 (estudiantes y jubilados) y 15 pesos (el precio al público).

Lo que no tenemos aún son los horarios y las salas donde se verán cada una de estas películas, por lo que se me es imposible aún armarme mi grilla. Sí hice una lista (un poco extensa por lo que probablemente será acortada) con las películas que me gustaría ver o me llaman la atención.

Como fanática de Wes Anderson que soy y me conocen, les cuento que estará siendo proyectada Bottle Rocket. El primer largometraje que dirije Wes, que escribe junto a Owen Wilson, y que está protagonizado por los tres hermanitos Wilson, y que surge del corto que también escribe y dirige, formará parte de este festival por lo que ya se convierte en una cita obligada para mí. Sobretodo porque, si bien es una película que vi ciento de veces, nunca lo hice en pantalla grande.

También hay un panorama dedicado a Tomas Alfredson, el director de Tinker, Tailor, Soldier, Spy, película ya estrenada acá, que por lo tanto ya vi, pero que aún así también formará parte del ciclo. Dentro de este panorama también podremos ver Let the Right One In (Aquí traducido como Criatura de la noche: Vampiro), la versión sueca y original de Let Me In, de Matt Reeves. La película de Alfredson es notablemente muy superior a la americana.

Llama la atención que es un buen año para combinar cine y música. Joy Division, Radiohead, Arcade Fire, The Libertines, Kings of Leon y hasta U2 y Pink Floyd se reparten documentales y recitales.

Con más de 100 películas argentinas, la encargada de abrir el festival será El Último Elvis, de Armando Bo. Personalmente, entre las argentinas, una de las que más ganas tengo de ver es La Araña Vampiro, de Gabriel Medina, quien hace varios años nos trajo Los Paranoicos.

En fin, ya veré cuando tenga los horarios cuántas películas podré mirar en el Festival, que intentaré aprovechar al máximo. Mientras tanto les dejo el link a toda la programación para que vayan viendo y, por qué no, eligiendo.

ACTUALIZACIÓN: Los horarios serán subidos a la página de internet el martes 27 de abril.

No queremos crecer

Diablo Cody y Jason Reitman volvieron a juntarse para contar la historia de Mavis, una mujer hermosa, de 37 años, que escribe. Pero escribe prácticamente sin recibir créditos, ya que su ‘exitosa’ (después vemos que ya no mucho) saga de libros para jóvenes adultos, en realidad está firmada por alguien más.

Mavis duerme hasta tarde, viste un pijama de Hello Kitty, bebe gaseosa desde la botella ni bien se levanta, ve realities de E! y se arranca su cabello como una especie de tic.

Mavis decide regresar a su pueblo natal para recuperar a su ‘gran amor’. Un hombre que se encuentra felizmente casado y con un bebé recién nacido. Mavis está segura que podrá conquistarlo y quedarse con él y para esto apela a toda su seducción. Deja todo tipo de ética de lado, ella piensa ir a por todo.

Pero en ese regreso al pueblo no sólo se encontrará con este hombre, que desde el principio se muestra muy amable con ella pero no parece en ningún momento seguirle el juego, sino con todo lo que dejó atrás, con todo ese pasado del cual anduvo escapando, esos personajes ‘losers’ que decidieron quedarse y amoldarse, sus padres, a los cuales ni siquiera les avisa que llega.

Charlize Theron interpreta a una eterna adolescente, propensa al alcoholismo, y bastante patética, llegando al clímax de su patetismo ya más cerca del final. Y aunque no sufra un gran arco de transformación su personaje, hace catarsis como hacemos nosotras, a través de la escritura, y matándolo. Sometimes in order to heal… a few people have to get hurt.

Hay un momento en el que Mavis se da cuenta exactamente de lo qué le pasa, aunque no sepa cómo solucionarlo: no entiende cómo las demás personas pueden vivir, y ser feliz, cuando a ella le cuesta tanto. Quizás, porque logró salir de ese pueblo, pero nunca a la vida, a esa vida que conlleva tantas responsabilidades.

Inteligente y sarcástica, la película no nos provocará ninguna carcajada y probablemente nos deje una sensación agridulce.

Todas somos o fuimos Iris alguna vez

I understand feeling as small and as insignificant as humanly possible. And how it can actually ache in places you didn’t know you had inside you. And it doesn’t matter how many new haircuts you get, or gyms you join, or how many glasses of chardonnay you drink with your girlfriends… you still go to bed every night going over every detail and wonder what you did wrong or how you could have misunderstood. And how in the hell for that brief moment you could think that you were that happy. And sometimes you can even convince yourself that he’ll see the light and show up at your door. And after all that, however long all that may be, you’ll go somewhere new. And you’ll meet people who make you feel worthwhile again. And little pieces of your soul will finally come back. And all that fuzzy stuff, those years of your life that you wasted, that will eventually begin to fade.



En este monólogo, Iris lo dice todo. Aquello que si no lo sentimos ahora, lo hicimos alguna vez. Ese amor no correspondido que nos atormentó tanto tiempo. “Y cómo duele en lugares que ni siquiera sabías que tenías”. Cómo “aún te vas a la cama todas las noches repasando cada detalle y preguntándote qué hiciste mal o cómo pudiste haberlo malentendido”. Cómo “en ese breve momento pensaste que eras tan feliz“. Y cómo “a veces incluso puedes convencerte de que él verá la luz y tocará a tu puerta”. Y sientes que vale la pena otra vez.

Pero en ese monólogo, así como en la película en cuestión, The Holiday, hay un dejo de esperanza. Un lugar nuevo. Personas nuevas.

Mi mamá siempre decía que cuando una estaba todo el tiempo pensando en alguien, extrañándolo, queriendo verlo, muchas veces no era amor, sino obsesión. O simplemente un metejón (palabra suya) pasajero. Hasta que le pasó. Hasta que se convirtió en otra Iris más.

Últimamente me siento más Iris que nunca. Esa mujer ‘looser’ cuando de amor se trata. Quizás romántica y soñadora, pero que se guarda todo eso para sí. Porque aquella otra persona no está. O no está lo suficiente o no está en lo absoluto.

Hasta que llegue alguien más, supongo…

Wes Anderson inaugurará el Festival de Cannes

Hay novedades sobre la nueva película de mi director preferido.

 
Una, es que ya tiene su primer póster.
 
 
Es raro no ver la Futura Bold en ella. Aunque los colores sí son muy típicos de él.
 
La otra novedad es bien grande. La película, que en Estados Unidos tiene previsto un estreno limitado el 25 de mayo y aquí nos llegaría el 7 de junio, será la encargada de abrir el Festival de Cannes.
 
Aquí pueden ver más cosas sobre la película publicadas en este blog. Lo único que me preocupa es… que no veo a Owen Wilson por ninguna parte.

Una semana con Michelle

Si me preguntan, nunca supe decir quién podría haber sido Marilyn Monroe para mí de las actrices que hay hoy en día. Scarlett Johansson fue uno de los nombres que más sonó y, si bien físicamente estaba bien, no podía verla interpretando a alguien así sin ser demasiado sexy, demasiado voluptuosa, demasiado.

Cuando escuché el nombre de Michelle Williams, si bien es una actriz que siempre adoré, me dio un poco de miedo. Pero entonces vi una foto, la primer foto promocional de la actriz en el papel de la ya mítica Marilyn. Y me quedé sin palabras.

Y entonces supe que no se habían equivocado.

Odio el hecho de que no tiene fecha de estreno en nuestro país y de que ni siquiera sabemos si se estrenará (aunque me dijeron que hay una fecha estimativa en mayo), porque me hace tener que verla en mi casa. Últimamente no me copa la idea de ver películas en mi casa, no sabría decirles por qué, pero quiero todas en el cine. Así es que todavía me debo unas cuantas, claro, no llego a verlas todas. Tampoco da el presupuesto.

La película es un drama ligero y dulce. Un film decente. No es una biopic por supuesto, es el relato de una persona que quería ser parte de la industria del cine, aunque sea una pequeña parte, y un día ella se cruza en su camino. No sólo está en el parecido. La interpretación de Michelle es sublime, aparece hermosa y sexy pero de un modo muy sutil. Y así como enamora a todos, al protagonista también. Y ella, que es such a beautiful mess, le rompe el corazón.

No me puedo imaginar esta película con ninguna otra actriz en su lugar. Ya dije que yo le hubiese dado el Oscar a ella.

Amamos tanto el cine

Porque me puedo escapar a otros mundos. Porque me permito soñar. Vivir las fantasías de alguien más. Emocionarme hasta las lágrimas. Reír, cantar. No sé qué me enamoró del cine. Pero allí estoy, siempre a sus pies, esperando todo el tiempo descubrir esas películas que hacen que valga la pena no sólo verlas, sino el existir y aprender de ellas.

La última entrega de los Oscars (no hablaré mucho al respecto, fue muy predecible y por lo tanto bastante decepcionante), se caracterizó por homenajear al cine. Además las dos películas más nominadas y las dos más galardonadas de la noche son claros y distintos homenajes a este séptimo arte.

Confieso que cuando una película se transforma en la gran ganadora de cuanta entrega de premios y festivales haya, me da cierta sospecha. Con The Artist, un poco me pasaba eso.

Aún así, la idea de ver algo parecido a aquellas películas que ya no se hacen, me llamaba.

Y de repente, quedé enamorada.

The Artist es una película que homenajea al cine de antaño. Es una película de amor, entre dos personas, y por el cine.

Filmada en blanco y negro, muda (con algún que otro efectito de sonido en escena clave y una excepción al final), la película cuenta la caída del éxito de George Valentine (Jean Dujardin), un actor del cine mudo que no puede amoldarse a la aparición del cine sonoro.

El film empieza con la escena de una película que el actor protagoniza, en la cual él dice a través de una placa, ‘No voy a hablar’. De casualidad, conoce a Peppy Miller (Berenice Bejo, actriz argentina radicada en Francia) y si bien en ningún momento lo dicen, se enamoran. Casi sin querer, él le abre el camino. Pero entonces aparece el sonido. ‘Éste es el futuro’, le dicen. ‘Te lo regalo’, contesta él. Y mientras su carrera va en picada, la de Peppy, que se convierte en la gran sensación del cine sonoro, no para de ascender.

Ambos actores están brillantes y parecen realmente salidos de esa época. Los gestos de Dujardin, la picardía de Peppy, esa actuación exagerada pero que a la vez se les sienta natural.

La película es muy linda. ¿Pero entonces por qué me molestó que las estatuillas más importantes de los Oscars fueran para ella? Ya sé que evidentemente yo no sé tanto de cine como la Academia (modo irónico on), pero me cuesta creer que Michel Hazanavicious sea mejor director que Scorsese. Y Jean Dujardin mejor actor que Gary Oldman, a quien ni siquiera habían nominado antes. No sé, digo.

Eso fue antes de ver Hugo. Y encima ayer la veo.

Martín Scorsese nos regala otro homenaje al cine, nos da una lección de historia, y encanta en un relato ‘para toda la familia’ y en 3D. Y, como hizo Meliés alguna vez, nos invita a soñar.

Fue tan agradable encontrarme con esta película cuando no sabía nada de ella, sobre qué se trataba. Porque  es un relato que parte de estructuras clásicas y personajes clásicos, pero llena de guiños que convierten al film en un festín para los cinéfilos.

Ben Kingsley logró emocionarme tanto, y el niño que interpreta a Hugo, un tal Asa Butterfield (hizo algunas películas antes pero yo no lo conocía), un niño que, como un relato digno de Dickens, queda huérfano y se aferra a una esperanza ‘menor’, y los ojos se le llenan de lágrimas cuando cree que no va a poder encontrar aquello que busca. Sacha Baron Cohen, actor que me cuesta mucho que me guste, está brillante como el ‘villano’.

No quiero hablar mucho del relato porque es muy interesante ver sin saber demasiado sobre el argumento, porque está bueno ir descubriendo junto al protagonista, qué es aquello, quién es él…dejarse llevar.

‘Ven y sueña conmigo’ se dice en algún momento de la película. Y es la invitación que nos hace Scorsese. Y vale muchísimo la pena seguirla.

Dos homenajes al cine, dos enormes muestras de amor por este mundo de celuloide. Diferentes pero ambas deberían ser vistas y disfrutadas. Aún así, debo decir que Hugo me pareció muy superior.

Espacio de imágenes y palabras

El arte... Expresión de sensaciones, sentimientos, fantasías, ideas...

Junior

Un niño hecho hombre y va en solitario, con humildad.

Luna Paniagua

Escritura y lectura

VIENDOFOTOS

CarlosGF fotografía

Icástico

"Una cosa es ser solidario y otra serlo a cambio de nada" (Mariano Rajoy, quién sino)

ClemSinOxígeno

Escritora que vuela a un centímetro del suelo.

Todos los dias un viaje ~ Blog

Una mirada sobre el mundo. Viajes. Lugares. Gentes. Arte y Cultura.

Letras Desordenadas

Un blog sobre libros, escritores y lectores.

Mis historias y otros devaneos

Blog de Lídia Castro Navàs

Cafés para el alma

mientras sigo perdida entre palabras

A la Sombra de la Luna

Verdades que parecen Mentiras & Mentiras que parecen Verdades.

Ana Centellas

Iniciando mi aventura literaria

Viajera Indómita

Relatos y fotografías itinerantes

ColorFul World by Magda

Magdalena Esparza

Some Films and Stuff

Sometimes I watch films and write stuff down.

No tienes idea

¿Piensas que me conoces? ... Créeme, no tienes idea

Reading and Living

Un blog 70% literario y 30% cotidiano.

SOY_FURTIVAA

de todo un poco!!!

Tinta, Pluma y un Chai

No sabia por donde empezar, y empecé por mi

Singularette

No solo soltera, sino singular

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Zambullida's Blog

Sobre la belleza de lo humano

Abrazoscompartidos

...porque las palabras también abrazan

Atardecer en blanco y negro

Aspiro a respirar sin recordar el olvido

Luciano Escribe

Ficción - Cuentos - Historias - Poesía - Cartas - Reflexiones - Alegorías

Escritura Creativa

Desvaríos de una hija del trópico, amante del mundo.

La caricia del gato negro

Blog literario de Andoni Abenójar

enalma fotografías

Reflejo de un instante de vida

El Café de Nicanor

-en la mesa más redonda-

Camino al andar

Blog de viajes

Mi camino buscandoT

...y os encontré.

Cerdo Venusiano

Tocino, ciencia ficción y chistes prosaicos.

Cuaderno de Murúa Niño

los recuerdos son realidad, son ficción, son un invento, son yo

Historias malditas, malditas historias

Historias, cuentos y relatos que no fueron a ningún sitio.

CORAZÓN DE FANTASMA

Todo termina siendo una psicofonía. Yo sólo las escribo.

El Surrealista, Absurdo y Excéntrico Mundo de Dark Sibarel

Lo único constante es el cambio... estos cuentuitos, microcuentos, cuentos cortos y micro sagas, son un destilado de mi mente preparándose para lo que habrá de venir... "Iä! Iä! Sibarel fhtagn!"

La lagartija, el blog de Luis Juli Aydillo

Sobre motivación, liderazgo y regeneración

Mamiga Blog

By La Pelu

Juana UCm

Juana, Julie & Julia

VIAJES AL FONDO DEL ALSA

“Quizás viajar no sea suficiente para prevenir la intolerancia, pero si logra demostrarnos que todas las personas lloran, ríen, comen, se preocupan y mueren, puede entonces introducir la idea de que si tratamos de entendernos los unos a los otros, quizás hasta nos hagamos amigos” – Maya Angelou

Inhalando líneas

"Y si leo, si compro libros y los devoro, no es por un placer intelectual —yo no tengo placeres, sólo tengo hambre y sed— ni por un deseo de conocimientos sino por una astucia inconsciente que recién ahora descubro: coleccionar palabras, prenderlas en mí como si ellas fueran harapos y yo un clavo, dejarlas en mi inconsciente, como quien no quiere la cosa, y despertar, en la mañana espantosa, para encontrar a mi lado un poema ya hecho."