El ocaso de un pintor; el amanecer de un cineasta

Gilles Bourdos acierta en elegir estos dos momentos, que se suceden en el mismo tiempo y en el mismo lugar, para relatar en su película “Renoir”.

Porque “Renoir” muestra los últimos momentos del pintor impresionista, que aún no supera la muerte de su mujer, y que no puede dejar de pintar, sobretodo cuando su mujer muerta le envía a una nueva modelo, Andrée, interpretada por la hermosa Christa Theret. Y es éste personaje clave para estos dos hombres. Porque su hijo, Jean Renoir, regresa herido de la guerra y se enamora de esta mujer.
Esta mujer es la que va a hacer más amenos los últimos momentos del pintor, en quien se centra más la historia, inspirándolo constantemente con su figura. En cambio, la historia de Jean queda un poco más relegada pero no deja de ser atractiva, porque vemos cómo es Andrée quien lo lleva hacia ese mundo, un mundo que él rechazaba y en el cual luego va a ser él reconocido y ella olvidada.
La película cuenta con una fotografía preciosa, sublime, permitiéndonos presenciar toda esa naturaleza que inspiró y plasmó el pintor en sus obras.
Una gran película, con mucho aire europeo, y que nos cuenta una historia que no muchos conocemos, pero que vale la pena saber.

La vida de otra mujer

Uno de los rostros más importantes que tiene Francia hoy día es el de ella, Juliette Binoche, esa actriz tan hermosa como talentosa, capaz de conmovernos y dueña de una sonrisa contagiosa.

En “La Vie d’une Autre”, Juliette es Marie. Cuando empieza el film, en la playa y con “Gimme just a little time” sonando, ella tiene 25 años. En el día de su cumpleaños parece conseguir trabajo, y se enamora. El afortunado es Paul (Mathieu Kassovitz, el de Amélie). Esa noche hacen el amor.

Cuando Marie despierta, está sola en la cama, no está segura de dónde. No es la misma. De repente tiene 41 años.

Marie perdió 15 años de su vida en los que cuales se casó, tuvo un hijo, se hizo rica y se separó. Y es que de un día para el otro es madre, se hace cargo de una importante empresa, debe lidiar con un inminente divorcio del hombre del cual está enamorada, y es una señora que mentalmente sigue siendo una veinteañera y extraña su cabello largo. Y es que la película trata sobre aquellas cosas que nos perdemos por no disfrutar, “lo importante no es llegar, lo importante es el camino”, el camino que Marie se lo perdió, y como toda gran película, su final es un comienzo. Si tenemos la oportunidad de volver a empezar, ¿haríamos lo mismo?

Aún no han visto nada

“Vous n’avez encore rien vu” es la última película del gran Alain Resnais. Ésta empieza de una manera muy atractiva: varias personas reciben un llamado informando que su amigo falleció y en su testamento pidió que se los reuniera. El llamado los vemos repetidas veces, a cada una de estas personas.

Al llegar a este lugar, él aparece en un video proponiéndoles volver a llevar al escenario “Eurídice” y antes les muestra una nueva propuesta que había recibido. Hasta pocos minutos antes del final, la película es esta obra siendo representada por la gente en la pantalla, oralmente por los presentes que alguna vez supieron interpretar sus personajes, y ellos mismos (doblemente, porque los personajes principales tienen dos actores distintos) también pero en los escenarios correspondientes a cada escena.

Claro, hay cierto público que no logró engancharse con esta propuesta, que probablemente no se permitió emocionarse con ninguna de estas Eurídices, pues fui testigo de cómo la gente iba abandonando la sala, no toda, pero un número importante.

Pero Alain Resnais no es clásico y no va a hacer lo que todos esperan sino que sigue experimentando, antes de mostrarnos qué va a pasar finalmente en esa casa, se ocupa de llevarnos durante poco más de una hora a través de diferentes estadíos emocionales, los que pasan los personajes de la obra y los propios actores al interpretarla.

A mí me pareció un film interesante y hermoso, que probablemente algunos tilden de pretensioso y/o aburrido. Aún así, hay algo en el final que no me termina de convencer, el modo de cerrar la historia.

La vida con los ojos de una niña

Una niña muy especial, que le escribe a alguien que todavía no sabemos quién es (pero va a ser ni más ni menos que Isabella Rossellini), por medio de una máquina de escribir, diciéndole que está triste.

La película trata sobre esta niña, que es enviada a terapia porque se va a dormir con la mochila puesta para levantarse y estar lista para ir a la escuela, y es en ese lugar donde se va a hacer una gran amiga, una chica revoltosa y traviesa, que le va a generar muchas risas, y es además la única que asiste a su fiesta de cumpleaños a la que todos han sido invitados.

Pero “Du Vent Dans Mes Mollets” es también la historia de sus padres, un matrimonio que lleva años de casados y que perdió la pasión. Su cocina se cae a pedazos, y si bien él se dedica a eso, siempre la deja para después. Y cuando aparece Valérie (la amiguita de Rachel), aparece también la madre. Una bonita Isabelle Carré, luciendo hermosa y jovial, y libre, porque es soltera. Esto va a hacer que Collette (Agnès Jaoui), la madre de la protagonista, comience a pensar en hacer algo para no ser la típica esposa que se deja estar y mantiene una relación fría, sobretodo al ver que su marido se dedica, por propia voluntad, a hacer toda la cocina nueva de esta bonita madre soltera. Y es que él necesita que su cocina (al igual que su matrimonio) se caiga a pedazos para levantarse y ponerse a remendarla.

La película es divertida, original y tierna. Lamentablemente llega a un final muy emotivo, que no encaja con la propuesta del resto de la película.

Jugar con fuego

Uno de los platos fuertes de esta edición de Les Avant Premieres es sin duda la película de Laurent Cantet, con su visita al país. “Foxfire: Confessions of a Girl Gang”.

El film está situado en Estados Unidos en la década del 50. Una sociedad machista permite que la mujer sea constantemente burlada, humillada y maltratada. Es aquí cuando un grupo de chicas, comandado por Legs (fanáticos de Angelina Jolie, ¿les suena? Sí, es basado en el mismo libro que la película con ella) van a formar Foxfire, un grupo secreto en el que para introducirse juran, además de mantener esto entre ellas, sacrificarse por la otra, y se marcan con un tatuaje. Lo que parece aquello con lo que toda adolescente sueña con hacer, tener un grupo y un lugar al que acudir todo el tiempo y poder formar entre ellas casi un mundo aparte, se transforma en cada vez algo más y más cerrado. Y como advierte Maddy (quien relata en una máquina de escribir todo esto que va sucediendo con Foxfire), que han cometido delitos.
“El sueño americano” no es más que eso, un sueño. En la realidad, ellas intentan sobrevivir a la sociedad que las violenta, porque si ellas actúan con violencia, es como modo de respuesta. Compañeros de escuelas, profesores, tíos, padres. Por eso ellas se encargan de castigar a los hombres, porque al fin y al cabo ante sus ojos, todos son culpables.
“Si jugás con fuego, te vas a quemar”. Y es que ellas van llegando cada vez más lejos. Su paso por la Corrección, no las corrije, sólo incrementa su sed de venganza. ¿Dónde está el dinero? En el bolsillo de los hombres.
Es cierto que la película es larga, dura más de dos horas, y quizás es porque, más allá de que Maddy dice “es difícil saber cuándo comienza la historia” después de conseguir su lugar físico, una casa donde se van a vivir juntas, a vivir o a sobrevivir, es justamente ahí cuando comienza la película de verdad, pero antes tuvimos una suerte de prólogo muy largo que de todos modos no es nada prescindible. Todo lo contrario, está tan bien retratado, que es a lo último cuando percibimos lo larga que se va sintiendo la película. Finalmente, el film termina de manera menos provocadora que con la que empieza. Cantet dijo que intentó encajar esta historia en Francia pero no pudo, y que, más allá de ser hablada en inglés, no deja de ser una película francesa.
Antes, vi “Augustine”. Drama de época sobre la relación entre un médico y una joven ayudante de cocina que es diagnosticada de “histeria”. Augustine tiene 19 años, todavía no ha tenido su primera menstruación, ni sabe qué es, pero está plenamente desarrollada

Alice Winocour dirige su ópera prima dotando su film de sensualidad y misterio. Nada está servido en bandeja, nada se explica, pero es imposible no percibir lo que va sucediendo, de a poco, así como de a poco vamos descubriendo qué sucede con Augustine (al principio parece un ataque de epilepsia, al principio el hospital parece un manicomio). Soko y Vincent Lindon (Augustine y el médico) interpretan de manera sublime sus personajes, se conectan, se miran, se relacionan. También se le suman testimonios de mujeres, a lo documental, que frente a la cámara describen lo que les sucede, cada una de la manera en que lo siente. El resultado es un film elegante y muy atractivo, que no deja nada librado al azar. SPOILER: A Augustine se la compara un par de veces con actrices (con Sarah Bernardh, por ejemplo), por el modo de expresarse con su cuerpo… y al final, ¿estuvo siempre actuando?

Otro día de cine francés

Sigo disfrutando del cine francés, porque la verdad, es que me gusta y mucho.

“Au Galop”, o “Tu amor, mi perdición” como el título local, es una película de Louis De Lencquesaing (actor de “Caché”, gran película de Haneke, o “Elles”, junto a Juliette Binoche en ese elegante retrato sobre el mundo de la prostitución) quien nos trae su primer largometraje, que además protagoniza junto a su hija. No fui a ver esta película a Les Avant Premieres porque ya había tenido la suerte de ver en una privada, pero no quería dejar de mencionarla porque me pareció una buena película que vale la pena ver, una película que trata temas como el amor, la infidelidad, la muerte, la madurez. ¿Se puede estar enamorada de dos personas? ¿Podemos aceptar compartir a la mujer que amamos? ¿Podemos seguir adelante sin nuestro compañero de toda la vida? ¿Hay esperanzas en el amor?

Sobre “La Vie d’une Autre” les debo comentario, porque hubo problemas con la proyección, así que deberé volver a verla el lunes.

François Ozon nos trae “Dans La Maison”. “Los que no saben, enseñan” diría alguno, pues el protagonista (Fabrice Luchini) es un profesor de Literatura que fracasó escribiendo y ya dejó de sentir entusiasmo por enseñar a una clase en la que no ve futuro alguno, pero es quien enseña a escribir a un alumno que lo sorprende con un ejercicio en el que relata su intromisión a la casa de su mejor amigo, una casa que siempre observó desde afuera, y que se sentirá cautivado por esta “mujer de clase media” (Emmanuelle Seigner) que es la madre. Así como Germani, este profesor, lo incita a seguir escribiendo, guiándolo, también lo incita a seguir invadiendo esta casa y esta familia, porque el único modo en que el adolescente puede escribir es en esa casa. La película es más hablada de lo que uno esperaba, pero en gran parte es como una clase, la que nos da este profesor a quienes queremos escribir. Es divertida, sobre todo aquellas escenas entre este profesor y su mujer, la gran Kristin Scott Thomas, que interpreta a una mujer que intenta llevar adelante una galería de arte cuyas dueñas son dos gemelas que apenas parecen saber de arte. La película trata sobre la obsesión, la invasión, los deseos, el vouyerismo, el arte, la literatura (hay muchísimas citas, por supuesto). En el filme, Claude, este estudiante, utiliza su imaginación y la vuelca al papel, nos manipula y seduce con una historia en la que no pasa nada y pasa todo a la vez, depende de cómo se lo cuente, y él sabe hacerlo, porque todo esto ¿está pasó realmente o fue producto de su imaginación? Tan fascinante como perversa, Ozon nos trae una obra con un excelente guión y con actuaciones a la par. Porque así como Germain no puede dejar de leer lo que escribe Claude, nosotros no podemos dejar de ver esta película, es realmente hipnótico lo que nos provoca. Basada libremente en “El Chico de la Última fila”, de Juan Mayorga. Incluso se percibe algo de Woody Allen, además de verse el póster de una de sus películas. Para mí, es un 10. Imperdible.

“Mariage a Mendoza” es una película muy curiosa, para nosotros. Es francesa, claro, pero está situada aquí en la Argentina. Dos hermanos llegan a Ezeiza: el mayor es el que intenta llevar adelante todo, pues han venido para el casamiento de su hermano en Mendoza, y el menor no podría arribar en peor estado: deprimido y sin su maleta. Lo que tiene este film, indudablemente divertido, una road movie que nos va descubriendo sobre todo a este personaje principal, que en su principio comienza enérgico y lleno de ganas, y va derrumbándose de a poquito, es que tiene muchos guiños que sólo entenderá el argentino. Estos dos hermanos recorrerán un poquito las calles de Buenos Aires, se encontrarán con estas calles llenas de basura y de personajes excéntricos, visitarán a prostitutas que sólo cantarán y bailarán, viajarán por la ruta, harán catas de vinos, y aparecerá una mujer que será el objeto de deseo de ambos, joven interpretada por Paloma Contreras.

Cine francés en Palermo

Empezó mi estación preferida del año, el otoño, la de calles ocre y sonidos crujientes. Y también empezó Les Avant Premieres, aquel ciclo que, esta vez en el Cinemark Palermo, presenta unas cuantas películas francesas antes de que se estrenen (aunque de las que dieron el año pasado no vi que todas hayan llegado a la cartelera comercial).

En mi agenda pasarán casi todas las películas, no pude evitarlo. Pero hoy sólo vi una. Y es “La Stratégie de la poussette”.

La película empieza con un plano que me recordó a “Garden State”. Thomas está sentado en el sofá, en una fiesta,  en el medio de gente que bebe, se besa, se divierte. Hasta que la ve a ella, Marie. La ve y prácticamente todo se detiene. Ese día, que ella cumplía años, se van juntos. Un año después, se van a vivir juntos. Pasa otro año más y cuando era él quien pensaba darle una sorpresa a ella (una fiesta de cumpleaños), la sorpresa se la da ella cuando tras sugerirle dar el siguiente paso, el de tener un hijo, él se echa atrás y ella decide abandonarlo. La película empieza de verdad un año después.

Él todavía no puede olvidarla, y tiene un enorme y hermoso retrato suyo en la pared de su departamento. Junto a su amigo, un entrenador de niños muy exigente que suele hacerse pasar por padre soltero o separado para conquistar mujeres, van a una fiesta de la cual él regresa muy decepcionado y aburrido, pues no se halla. Disfrazado de pececito sube las escaleras de su edificio cuando un bebé le cae en sus brazos. Mientras su madre termina en el hospital, él se encuentra sin quererlo con este niño y no le queda otra que cuidarlo por unos días. Entonces la película va alternar estos momentos tan graciosos como tiernos de Thomas intentando sin tener la menor idea de cuidar al bebé, y su intento de re conquista, aprovechando el “atractivo” que generan los hombres con hijos, para con Marie, dedicada hoy en día a los bebés que no tiene.

Algunas escenas tiernas, otras más absurdas, la película se disfruta con una sonrisa en el rostro. La película dirigida por Clement Michel es sobre madurar y, por qué no, volver a empezar.

No se pregunta por qué cuando se trata de amor

En “Anna Karenina”, de Joe Wright, todo es bello. Keira Knightley es hermosa. Son hermosos sus vestidos. Y sus joyas. Y sus tocados. Es hermoso (aunque no me guste) Aaron Johnson, con un look tipo Tadzio (“Muerte en Venecia”). Son hermosos los decorados. Las coreografías.

Lo que hace Joe Wright con esta novela, es no sólo adaptarla para el cine, sino que lo hace acercándose y mucho a una adaptación teatral. No en el sentido “pocos escenarios, escenas muy dialogadas, actuaciones muy teatrales”, sino que él va más allá y muchas veces nos muestra el escenario en sí, transformándonos de manera más directa que nunca, en su audiencia. Pero así como “achica” algunos cuartos para que puedan entrar en el escenario del teatro, también agranda otros con el fin de hacernos sentir esa soledad, o esa marginalidad en la que sus personajes se encuentran inmersos.

En la película no sólo los bailes son coreografiados (y cómo, haciendo desaparecer al resto de la gente para centrarse en los dos amantes que de repente se olvidan del mundo). De hecho en alguna escena, da la sensación de que alguien (ajam Matthew MacFadyen) se va a poner a cantar.

“Al igual que Anna, yo siempre trato de ser mejor, pero los errores son inevitables en el camino de la vida”, dice Keira. Anna encuentra por primera vez la felicidad en un amor prohibido, un amor que es prohibido porque llegó tarde, con una Anna ya casada y madre. Y si bien muchas veces duda del amor que el otro siente por ella, seguramente más que nada por inseguridad porque esas dudas siempre aparecen en sus peores momentos, siempre tiene la certeza de que ella conoce la felicidad gracias a este amor, que antes cuando hablaba de amor en realidad hablaba de otro sentimiento que ella confundía por amor. Porque por momentos, todo parece ser un poco un histeriqueo. Pero es producto de la razón y el corazón que se pelean por dominar. “Lo mejor sería que te fueras”, y luego un “No te vayas”. El “No tengo vergüenza de lo que soy” antes de decidir salir públicamente para luego volver destrozada gritando “Si me amaras lo suficiente, me hubieses encerrado”.

“Anna Karenina” es rara, por momentos demasiado artificiosa, pero en el fondo, y esto creo que es más que nada gracias a Keira Knightley que parece haber nacido para estos personajes, logra expresar ese deseo (amor, yo creo que es amor) por alguien que está prohibido y que llega para atemorizarnos y luego controlar nuestras vidas.
No conocía la historia en su totalidad porque no he llegado a leer la novela pero sin duda alguna quiero hacerlo, sobretodo porque me da la sensación que que no se queda más que nada en esta historia de amor como sí lo hace el film.
Porque Anna tiene el único final posible para ella. SPOILER. Y está marcada por el tren, ése que le presentó su amor, y hoy se lleva su vida.

Esto es tener 40

image

En esta “especie de secuela de Knocked Up”, como reza su tagline, eso es lo que nos está contando Judd Apatow. Qué es tener 40. Cómo se hace. Esta última no, no la contesta, porque no lo sabe. Pero lo que nos dice es que nunca hay que dejar de intentar. Sobretodo si tenés a tu lado a una persona a la que a veces no soportás, y de la que a veces necesitás escaparte o esconderte, pero no deja de ser tu persona favorita en el mundo.

“This is 40” es apenas graciosa, es más bien agridulce, y estoy segura que dentro de varios años me va a pegar mucho peor. Pero siempre se la percibe honesta. Incluso por momentos uno se olvida que estamos viendo a Leslie Mann y Paul Rudd, para ver a esos personajes que tan bien supieron crear. Un matrimonio que intenta como puede llevar adelante su familia, su casa y sus negocios. Como puede.

El amor de una madre es para siempre

 

Guillermo del Toro apadrina esta película dirigida por un argentino, Andy Muschetti, que viene de largos años trabajando en publicidad (“El cine siempre fue nuestro objetivo. La publicidad vino por accidente, anque nos sirvió muchísimo como escuela” dice su hermana Bárbara, con quien el director hizo el cortometraje del que luego saliera este film). Del Toro no sólo pone su nombre, algo que sin duda enganchará a muchos a ir a ver la película si no lo han hecho ya, sino que se involucra bastante, y eso se nota. La película de terror, de un terror sobrenatural, porque uno de los grandes protagonistas es un fantasma, bien podría haber salido de la cabeza de Del Toro. Si bien el film está protagonizado por Jessica Chastain (rostro que últimamente hemos visto en todos lados, pues hasta ha sido nominada al Oscar) la película fue rodada hace unos años, antes de que estallara su fenómeno, pero confirmando su talento y presencia.

El personaje de Jessica Chastain es una joven rockera, que vive con su pareja, que no quiere para nada tener hijos, al menos por ahora (aparece festejando que el test de embarazo le dio negativo), pero que no va a dejar de acompañar a su pareja, cuyo hermano desapareció hace años con sus dos hijas, a quienes luego encuentran en una cabaña sobreviviendo como si alguien (algo) las hubiese estado cuidando. Algo que por supuesto no quiere dejarlas cuando éstas se van a vivir con ellos dos.

A partir de este momento SPOILERS.

Victoria y Lily vivieron cinco años bajo el cuidado de esta madre, este fantasma que aparenta ser monstruo pero fue quien se encargó de que nada ni nadie les hiciera daño. Cuando encuentran y recogen a las niñas, no entienden cómo pudieron sobrevivir e intentan reinsertarlas en la vida cotidiana, pues, claro, ellas tienen una forma medio primitiva de ser, casi animal, y temen lo que no conocen. Anabel, (Jessica Chastain con peluca negra y tatuajes en sus brazos) va a ocupar cada vez con mayor fuerza aún sin habérselo propuesta, esta figura de madre, por lo que la figura fantasmal, que nunca las va a dejar, comienza a sentirse amenazada. Y las niñas lo sienten. Lily es la más pequeña, aquella que no quiere dejar a Mama, quizás porque ni siquiera recuerda a su madre real y es esta Mamá la primer figura maternal que tiene en su vida; en cambio, Victoria, comienza a darse cuenta que no es su verdadera madre y que ya no parece cuidarlas, sino más bien controlarlas.

¿Quién es Mama? Quien interpreta al fantasma, es ni más ni menos que un hombre, Javier Botet.

Javier Botet fue diagnosticado a los cinco años con el síndrome de Marfan, un desorden que causa en la persona el volverse inusualmente alto, con brazos, piernas y dedos muy delgados. Mientras esta condición tiene sus riesgos (en su caso, se le dificulta respirar), aprovecha su situación, usando su físico y sus habilidades contorsionistas para crear personajes como Madeiros en las películas de REC, y claro, Mama.

Sin Spoilers.

La película funciona en su género porque se agarra de tópicos súper utilizados en el terror, pero lo hace de la mano de un buen guión que, a diferencia de lo que uno esperaría al saber que es adaptado de un cortometraje, no se siente largo. No le escapa a ciertos clichés pero están muy bien manejados, y llega a un final que podrá convencerlos o no (a mí hay algo que me sigue dando vueltas) pero sin duda es el resultado de una película que funciona muy bien como terror sobrenatural. Muy recomendable.

VIENDOFOTOS

CarlosGF fotografía

Icástico

"Una cosa es ser solidario y otra serlo a cambio de nada" (Mariano Rajoy, quién sino)

ClemSinOxígeno

Escritora que vuela a un centímetro del suelo.

Todos los dias un viaje ~ Blog

Una mirada sobre el mundo. Viajes. Lugares. Gentes. Arte y Cultura.

Letras Desordenadas

Un blog sobre libros, escritores y lectores.

Mis historias y otros devaneos

Enseño, aprendo y escribo

Cafés para el alma

mientras sigo perdida entre palabras

A la Sombra de la Luna

Verdades que parecen Mentiras & Mentiras que parecen Verdades.

Ana Centellas

Iniciando mi aventura literaria

Viajera Indómita

Relatos y fotografías itinerantes

ColorFul World by Magda

Magdalena Esparza

Some Films and Stuff

Sometimes I watch films and write stuff down.

No tienes idea

¿Piensas que me conoces? ... Créeme, no tienes idea

Reading and Living

Un blog 70% literario y 30% cotidiano.

SOY_FURTIVAA

de todo un poco!!!

Tinta, Pluma y un Chai

No sabia por donde empezar, y empecé por mi

Singularette

No solo soltera, sino singular

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Zambullida's Blog

Sobre la belleza de lo humano

Abrazoscompartidos

...porque las palabras también abrazan

Atardecer en blanco y negro

Aspiro a respirar sin recordar el olvido

Luciano Escribe

Ficción - Cuentos - Historias - Poesía - Cartas - Reflexiones - Alegorías

Escritura Creativa

Desvaríos de una hija del trópico, amante del mundo.

La caricia del gato negro

Blog literario de Andoni Abenójar

enalma fotografías

Reflejo de un instante de vida

El Café de Nicanor

-en la mesa más redonda-

Camino al andar

Blog de viajes

Mi camino buscandoT

...y os encontré.

Cerdo Venusiano

Tocino, ciencia ficción y chistes prosaicos.

Cuaderno de Murúa Niño

los recuerdos son realidad, son ficción, son un invento, son yo

Historias malditas, malditas historias

Historias, cuentos y relatos que no fueron a ningún sitio.

CORAZÓN DE FANTASMA

Todo termina siendo una psicofonía. Yo sólo las escribo.

Los microcuentos de Dark Sibarel

Lo único constante es el cambio... estos cuentuitos, microcuentos, cuentos cortos y micro sagas, son un destilado de mi mente preparándose para lo que habrá de venir...

La lagartija, el blog de Luis Juli Aydillo

Sobre motivación, liderazgo y regeneración

Juana UCm

Juana, Julie & Julia

VIAJES AL FONDO DEL ALSA

“Quizás viajar no sea suficiente para prevenir la intolerancia, pero si logra demostrarnos que todas las personas lloran, ríen, comen, se preocupan y mueren, puede entonces introducir la idea de que si tratamos de entendernos los unos a los otros, quizás hasta nos hagamos amigos” – Maya Angelou

Inhalando líneas

"Y si leo, si compro libros y los devoro, no es por un placer intelectual —yo no tengo placeres, sólo tengo hambre y sed— ni por un deseo de conocimientos sino por una astucia inconsciente que recién ahora descubro: coleccionar palabras, prenderlas en mí como si ellas fueran harapos y yo un clavo, dejarlas en mi inconsciente, como quien no quiere la cosa, y despertar, en la mañana espantosa, para encontrar a mi lado un poema ya hecho."

El mundo de Juana

Escritura sanadora

Sexticles (+18)

Short sex stories for adults. Breves relatos eróticos para adultos.

Pinta y Troquela

Pinta y troquela es mi blog, en el que ire colgando algunos de mis trabajos de scrap.

ZONNE

Stay sunny, stay zonne.

Chica Latinoamericana

crónicas de una vida nómada