No se pregunta por qué cuando se trata de amor

En “Anna Karenina”, de Joe Wright, todo es bello. Keira Knightley es hermosa. Son hermosos sus vestidos. Y sus joyas. Y sus tocados. Es hermoso (aunque no me guste) Aaron Johnson, con un look tipo Tadzio (“Muerte en Venecia”). Son hermosos los decorados. Las coreografías.

Lo que hace Joe Wright con esta novela, es no sólo adaptarla para el cine, sino que lo hace acercándose y mucho a una adaptación teatral. No en el sentido “pocos escenarios, escenas muy dialogadas, actuaciones muy teatrales”, sino que él va más allá y muchas veces nos muestra el escenario en sí, transformándonos de manera más directa que nunca, en su audiencia. Pero así como “achica” algunos cuartos para que puedan entrar en el escenario del teatro, también agranda otros con el fin de hacernos sentir esa soledad, o esa marginalidad en la que sus personajes se encuentran inmersos.

En la película no sólo los bailes son coreografiados (y cómo, haciendo desaparecer al resto de la gente para centrarse en los dos amantes que de repente se olvidan del mundo). De hecho en alguna escena, da la sensación de que alguien (ajam Matthew MacFadyen) se va a poner a cantar.

“Al igual que Anna, yo siempre trato de ser mejor, pero los errores son inevitables en el camino de la vida”, dice Keira. Anna encuentra por primera vez la felicidad en un amor prohibido, un amor que es prohibido porque llegó tarde, con una Anna ya casada y madre. Y si bien muchas veces duda del amor que el otro siente por ella, seguramente más que nada por inseguridad porque esas dudas siempre aparecen en sus peores momentos, siempre tiene la certeza de que ella conoce la felicidad gracias a este amor, que antes cuando hablaba de amor en realidad hablaba de otro sentimiento que ella confundía por amor. Porque por momentos, todo parece ser un poco un histeriqueo. Pero es producto de la razón y el corazón que se pelean por dominar. “Lo mejor sería que te fueras”, y luego un “No te vayas”. El “No tengo vergüenza de lo que soy” antes de decidir salir públicamente para luego volver destrozada gritando “Si me amaras lo suficiente, me hubieses encerrado”.

“Anna Karenina” es rara, por momentos demasiado artificiosa, pero en el fondo, y esto creo que es más que nada gracias a Keira Knightley que parece haber nacido para estos personajes, logra expresar ese deseo (amor, yo creo que es amor) por alguien que está prohibido y que llega para atemorizarnos y luego controlar nuestras vidas.
No conocía la historia en su totalidad porque no he llegado a leer la novela pero sin duda alguna quiero hacerlo, sobretodo porque me da la sensación que que no se queda más que nada en esta historia de amor como sí lo hace el film.
Porque Anna tiene el único final posible para ella. SPOILER. Y está marcada por el tren, ése que le presentó su amor, y hoy se lleva su vida.
Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Lyne´s Laboratory

Hasta donde la imaginación llegue y más allá.

By Alétheia

Belleza y mil cosas más

Masticadores de Letras

Sitio oficial del Taller de Escritura j re crivello/FlemingLAB FlemingEd! Editorial

A Paper Blog

Un blog de papel

té de flor

lettering, bullet journal, infusiones, libros, labiales y lugares.

Bitácora de pensamientos

Lugar donde entierro las palabras y sentimientos que surgen de la voz de mi inconsciente, la cual es sutil, pero no descansa hasta ser escuchada.

Letrologias

Aqui danzan las palabras, formando galaxias de inspiracion, donde habitan millones de letras buscando sentido a su existencia...

Nada es real

Mi visión particular de las cosas

caminando...

mirando hacia adelante, buscando mi destino

Un gato mas en la ciudad

To bit or not to bit

Luna Paniagua

Escritura, lectura y corrección de textos

VIENDOFOTOS

CarlosGF fotografía

Icástico

Mentira no, lo cifuente

ClemSinOxígeno

Escritora que vuela a un centímetro del suelo.

Todos los dias un viaje ~ Blog

Una mirada sobre el mundo. Viajes. Lugares. Gentes. Arte y Cultura.

Letras Desordenadas

Un blog sobre libros, escritores y lectores.

Blog cerrado

Desvaríos varios

Cafés para el alma

mientras sigo perdida entre palabras

A la Sombra de la Luna

Verdades que parecen Mentiras & Mentiras que parecen Verdades.

Ana Centellas

Una aventura literaria

Viajera Indómita

Relatos y fotografías itinerantes

ColorFul World by Magda

Magdalena Esparza

Some Films and Stuff

Sometimes I watch films and write stuff down.

No tienes idea

¿Piensas que me conoces? ... Créeme, no tienes idea

Reading and Living

Un blog 70% literario y 30% cotidiano.

SOY_FURTIVAA

de todo un poco!!!

Tinta, Pluma y un Chai

No sabia por donde empezar, y empecé por mi

Singularette

No solo soltera, sino singular

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Zambullida's Blog

Sobre la belleza de lo humano

Abrazoscompartidos

...porque las palabras también abrazan

Atardecer en blanco y negro

Aspiro a respirar sin recordar el olvido

Luciano Escribe

Ficción - Cuentos - Historias - Poesía - Cartas - Reflexiones - Alegorías

Escritura Creativa

Desvaríos de una hija del trópico, amante del mundo.

La caricia del gato negro

Blog literario de Andoni Abenójar

enalma fotografías

Reflejo de un instante de vida

El Café de Nicanor

-en la mesa más redonda-

A %d blogueros les gusta esto: