Cómo destruir a un villano

Maléfica era el mal en persona. Hermosa, seductora, pero una arpía. Y Angelina Jolie en esta escena que ya había salido a la luz como parte de la promoción, parecía la persona perfecta para interpretarla.

Pero entonces, ¿por qué hoy estoy tan indignada con esta película? Primero y  principal aclarar que de la indignación y dolor que siento, no me voy a estar preocupando por avisarles o no de los spoilers, así que si no quieren saber no me lean.

El motivo principal por el que esta película no me gustó es que no es un punto de vista diferente al de la película de Disney de 1959 (que seguramente nos acompañó en todas nuestras infancias, si cuando la veía ni siquiera era consciente del tiempo que tenía!), es otra historia. Otra historia que se agarra de algunas pequeñas puntas para asegurar que es “otra versión de la historia” pero no lo es. Esta no es Maléfica. Angelina, vos no tenés la culpa, juro y no lo digo sólo por mi fanatismo, que creo que la caracterización era perfecta. Pero esta Maléfica no tiene casi una pizca de maldad. Vamos, le rompen el corazón, se enoja un poco, tira una maldición pero el resto del tiempo es un hada buena. Es el hada madrina de Aurora, es la madre adoptiva. Claro, se nota por qué Angelina Jolie quiso hacer esta película. Pero me duele que la esencia de una de las mejores villanas que nos dio el cine se haya perdido por completo.

Cuando salí de verla, no estaba segura de qué sentía. Creo que quería tanto que me gustara que no me animaba a decirlo: no me gustó. Pero a la hora de hacer balances, de ver qué cosas me habían gustado y cuáles no, ganaban las de este último grupo y por mucha diferencia. Es cierto que además tenerla tan fresca a Sleeping Beauty (porque no pude evitar volver a verla justo días antes) no me ayudó, no podía dejar de compararla. ¿Y la magia? ¿Y el brillo? ¿La maldad hecha belleza? ¿A dónde se fue todo eso?

Ya ni bien empieza la película me chocó ver todo ese despliegue de criaturas y efectitos especiales sin interés alguno. Pero creí que luego se iba a convertir en la película que esperaba. Y no fue así. Si bien algún detalle me gustó (que no sea como ella cree que el verdadero amor no existe, pero sí que eso no sea verdadero amor, al menos no ahora si apenas se vieron, como dice Elsa: “No puedes enamorarte de alguien a quien acabas de conocer”), la gran mayoría no. Y lo que hicieron con las haditas, indignante. El guión no las tienen en cuenta casi nunca.

En fin… mejor no seguir explayándome, no en este estado de enojo y tristeza que tengo para con esta película, que me está haciendo bajarme todo un paquete de Skittles yo sola. Les dejo un link donde ya escribí un poco más: Visión del Cine.

Anuncios

Por cosas como estas es que yo te amo tanto.

No doy más de la emoción porque el lunes veré finalmente “Maleficent“, así que el jueves leerán mi reseña.

Diane "Annie Hall" Keaton

“Mucha gente dio por sentado que Annie Hall era la historia de nuestra relación. Mi apellido es Hall. Woody y yo mantuvimos una relación importante, al menos para mí. Yo quería ser cantante. Era insegura y andaba a tientas con las palabras. Después de treinta y cinco años, ¿a quién le importa? Lo importante es el conjunto de la obra de Woody. Annie Hall fue su primera historia de amor. El amor era el pegamento que unía todas aquellas viñetas ingeniosas. Aunque agridulce, el mensaje estaba claro. El amor se apaga. Woody se arriesgó; dejó que el público sintiera la tristeza del adiós en una película divertida”.

Esto escribe Diane Keaton en su libro de memorias “Ahora y siempre”, donde además habla de su madre, de sus amores, mucho de Woody (“No pudo evitarlo: le encantaban las neuróticas”), de sus hijos, de la fama y demás.

“Al final todo se reduce a palabras. Las palabras de Woody. Ha escrito o coescrito el guión de todas las películas que ha dirigido. La escritura es el cimiento, el fondo, el punto de partida, la razón y el pretexto de todo ello”.

Cuando mencioné mis películas preferidas de Woody Allen, ésta no estaba entre mis películas vistas. Supongo algunas cosas me llegan tarde. Sin embargo, hoy estaría ahí arriba de todo. Por ser una hermosa historia de amor y por ser ‘agridulce’ como la define más arriba. Parecida a la vida, pero más linda.

Cumpleaños felices

 

I try to just make what I want to make or what I would want to see. I try not to think about the audience too much.

Esas palabras provienen de una de las varias personas que admiro que cumplen años el día de hoy. Ni más ni menos que Sofia Coppola, nombre que acá se leyó bastante porque no puedo evitar amar todo lo que hace, todo lo que sale de ella. Además, hoy fue la apertura de Cannes, y la realizadora está allí como jurado. Por eso, para ilustrar el post, dejo imagen de la primera de sus red carpets del festival de cine.

Otra de las personas que está cumpliendo años, 45, y sin embargo luce tanto o más bella que nunca, es Cate Blanchett. Esta mujer es una de mis máximas referentes también. Porque no sólo me parece hermosa y una actriz muy talentosa y centrada (que aseguró estar en contra del botox y no tiene problemas en mostrar unas apenas marcaditas patas de gallo), sino que destila elegancia, glamour. Se puede poner un trapo y lucir como si llevara alta costura.
Y la lista de cumpleañeros sigue. Y es hora de mencionar a una persona ya mítica dentro del cine. Porque gracias a él hay sagas inmortales. Y es George Lucas.
Pero hay más: Tim Roth (que hoy paseó en Cannes presentando junto a Nicole Kidman “Grace of Monaco”), Robert Zemeckis y el padre de Facebook, Mark Zuckerbeg, inmortalizado en el cine por Jesse Eisenberg. ¿Qué me dicen de esta fecha, eh?

El libro más citable

Creo que alguna vez lo dije, o en todo caso, quien me conoce, lo sabe. Amo subrayar los libros. Si son míos al fin y al cabo por qué hacerlo con lápiz y no con birome, marcando para siempre aquella frase que me gustó o simplemente me llegó. O esa palabra que me lleva a otra cosa.

El tema es que creo que es la primera vez que (sub)rayo tanto un libro. A Foenkinos lo conocí tras haber visto La Delicadeza y cuando vi el libro, me lo compré y me enamoré. Cuando me encontré con este último, reconocí el nombre del escritor (que por ahí si me lo preguntaban, seguro no me acordaba) de manera inmediata, y tras leer un poquito de qué iba, me lo tuve que traer conmigo. Y me lo devoré. Pero no sólo eso, sino que a cada rato tenía que detenerme para subrayar algo. Es como que quería no olvidar cada una de esa cantidad incontable de frases, a veces cortitas y concisas, y otras como un párrafo. O ingeniosas, divertidas, tristes pero reales, o, lo más importante, que bien podrían ser dichas por mí.

Como con estos dos libros el escritor ya me conquistó, lo investigué un poco más. Y me di cuenta que si pudiera leería toda su bibliografía. Pero también descubrí que acá no estaban editados. Excepto uno, que en realidad no sabía que estaba hasta que me miró desde algún estante del Yenny: Lennon. Y otra vez tuvo un libro que venirse conmigo. Aún no lo empecé, pero es mi próxima lectura, esta “biografía novelada” sobre esta leyenda, que siempre aparece de algún modo en sus otros libros, al menos los que yo he constatado.

Así que por ahora sólo me resta decir que David Foenkinos se ha convertido en uno de mis nuevos escritores favoritos. Les dejo algunas de las frases que resalté en mi ejemplar:

 

  • Te tiene que dar miedo perder las cosas para amarlas apasionadamente.
  • No soporto la idea de que me identifiquen, pues ello implica tener que hablar; y a mí nunca se me ocurren las palabras adecuadas.
  • Había caminado por mi vida de puntillas, sin dejar huella.
  • Provenimos de una ciencia ficción, la del amor de nuestros padres, su juventud y su despreocupación.
  • Con frecuencia había hecho lo contrario de lo que debería haber hecho; a menudo me había faltado lucidez con respecto a las decisiones que debía tomar. Siempre tenía que cometer primero el error para darme cuenta de que mi intuición había sido equivocada.
  • Parecía que había tenido que presentárseme la muerte para entender que no basta estar vivo para que seamos seres vivos.
  • Siempre hay un momento cuando viajo (sobre todo en tren) en que ya no sé adónde voy.
  • Hablamos de unas cosas y otras, y el tiempo se nos pasó volando. Sin embargo, tenía la sensación de que no nos habíamos contado nada. Quizá sea eso sentirse bien con alguien. No estábamos sujetos a rentabilidad ninguna ni al sentimiento de tener que decirnos de verdad algo.
  • Uno debería vivir su vida al revés para no fracasar.
  • No le había enseñado nunca a nadie la más mínima línea de lo que escribía. Era sencillamente incapaz de afrontar el juicio de los demás. Tenía muchísimo miedo de que mi trabajo fuera malo.
  • Sienta bien derivar hacia la versión catástrofe de tu vida, abandonarte al peor escenario posible. A veces los adultos necesitan eso porque ya no consiguen llorar como niños. Ya no consiguen evacuar mediante las lágrimas sus incertidumbres y sus tristezas.
Y me detengo acá porque me gusta creer que quien me lee también me puede hacer caso y por lo tanto tomarse muy en serio esta recomendación y finalmente leer el libro. Ya que van en orden cronológico, no quisiera continuar, sino que uno lo descubriera, como lo hice yo.

Otro año

Si hay un nombre que en este blog se leyó por doquier, es el suyo. Porque no puedo suprimir la pasión que ciertas personas (o cosas, como una película por ejemplo) provocan en mí y mucho menos en un rincón tan personal como lo es un blog, aunque ahora escriba menos en estos pagos. Por eso, hoy no podía dejar de dedicarle otro post más a él. A este hombre sobre el cual probablemente ya dije de todo, y aún así me quedo corta para explicar lo importante que es en mi vida. Cómo me hace ver las cosas de otro modo. Cómo me mueve hacia diferentes lugares. Cómo toca mi corazón de una manera en la que casi nadie ni nada más puede hacerlo. Gracias por ser, Wes Anderson.

PD: Creo que nunca lo conté pero en la página de facebook de The Rushmore Academy soy una de las colaboradoras así que actualmente por ahí publico también imágenes o links a notas interesantes respecto suyo.
PD 2: Les dejo este video que me parece realmente buenísimo. Y creo que no van a hacer más que coincidir conmigo.

PD 3: Les dejo otro video (perdón, no puedo evitarlo) que también es buenísimo. Una de las cosas que más amo de internet es haber encontrado gente incluso más apasionada que yo por sus películas. Me pondría aún más personal, pero lo cierto es que cuando descubrí a Wes Anderson, y todo lo que sus películas provocaban en mí, no tenía a nadie con quien compartir todo esto. Si hablaba sobre él, hablaba sola, porque o no lo conocían o simplemente no les gustaba. En fin, me voy por las ramas, enjoy:

 

té de flor

lettering, bullet journal, infusiones, libros, labiales y lugares.

Bitácora de pensamientos

Lugar donde entierro las palabras y sentimientos que surgen de la voz de mi inconsciente, la cual es sutil, pero no descansa hasta ser escuchada.

Letrologias

Aqui danzan las palabras, formando galaxias de inspiracion, donde habitan millones de letras buscando sentido a su existencia...

Nada es real

Mi visión particular de las cosas

caminando...

mirando hacia adelante, buscando mi destino

Un gato mas en la ciudad

To bit or not to bit

Espacio de imágenes y palabras

El arte... Expresión de sensaciones, sentimientos, fantasías, ideas...

Junior

Un niño hecho hombre y va en solitario, con humildad.

Luna Paniagua

Escritura y lectura

VIENDOFOTOS

CarlosGF fotografía

Icástico

"Una cosa es ser solidario y otra serlo a cambio de nada" (Mariano Rajoy, quién sino)

ClemSinOxígeno

Escritora que vuela a un centímetro del suelo.

Todos los dias un viaje ~ Blog

Una mirada sobre el mundo. Viajes. Lugares. Gentes. Arte y Cultura.

Letras Desordenadas

Un blog sobre libros, escritores y lectores.

Mis historias y otros devaneos

Blog de Lídia Castro Navàs

Cafés para el alma

mientras sigo perdida entre palabras

A la Sombra de la Luna

Verdades que parecen Mentiras & Mentiras que parecen Verdades.

Ana Centellas

En un viaje hacia mi aventura literaria

Viajera Indómita

Relatos y fotografías itinerantes

ColorFul World by Magda

Magdalena Esparza

Some Films and Stuff

Sometimes I watch films and write stuff down.

No tienes idea

¿Piensas que me conoces? ... Créeme, no tienes idea

Reading and Living

Un blog 70% literario y 30% cotidiano.

SOY_FURTIVAA

de todo un poco!!!

Tinta, Pluma y un Chai

No sabia por donde empezar, y empecé por mi

Singularette

No solo soltera, sino singular

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Zambullida's Blog

Sobre la belleza de lo humano

Abrazoscompartidos

...porque las palabras también abrazan

Atardecer en blanco y negro

Aspiro a respirar sin recordar el olvido

Luciano Escribe

Ficción - Cuentos - Historias - Poesía - Cartas - Reflexiones - Alegorías

Escritura Creativa

Desvaríos de una hija del trópico, amante del mundo.

La caricia del gato negro

Blog literario de Andoni Abenójar

enalma fotografías

Reflejo de un instante de vida

El Café de Nicanor

-en la mesa más redonda-

Camino al andar

Blog de viajes

Mi camino buscandoT

...y os encontré.

Cerdo Venusiano

Tocino, ciencia ficción y chistes prosaicos.