¿Qué planeás hacer?

Fotos: Tumblr

Escribir como modo de escape. Escribir para expresar, aunque no hable directamente sobre mí (si bien siempre es mi voz), lo que me pasa. Escribir porque no puedo evitar callar. Porque hablar no me gusta y mi voz sólo se escabulle a través de las letras.

Escribo porque me gusta y también porque no puedo evitarlo. Escribo aunque la mayoría de las veces sea sólo para mí, porque no me atrevo a exponerme tanto al mundo, o ni siquiera, ante unas pocas personas.

“Nunca descubriré por qué se escribe ni cómo no se escribe”, escribió Marguerite Duras en su libro “Escribir”, justamente

“When I finally have to explain my motives for writing this book, it really does come down to wanting to feel less lonely in this lonely feeling”, escribió Elizabeth Wurtzel al intentar explicar por qué hoy existe “Prozac Nation”.

Alguna vez leí en algún lugar (soy horrible a veces para registrar citas con fuentes exactas), “Un día sin escribir es un día perdido”. Por eso una de las resoluciones que hice para este año, resoluciones que en general no hago porque no cumplo y porque nunca suelo llegar a fin de año con un buen balance o al menos yo sentirme bien al respecto, fue la de escribir a diario, aunque sea unas pocas palabras, alguna línea, aunque sea en mi diario personal.

Hace mucho que no llevaba un diario personal, probablemente desde que era adolescente. Dejé de hacerlo porque siempre temía que alguien lo leyera (o mis hermanas o mi madre). Y si no podía escribir realmente todo lo que pasaba por mi cabeza, si tenía que cuidarme de no mencionar ciertas cosas por miedo a que lo vean, se estaba perdiendo la verdadera razón de ser de un diario personal (es un poco lo que me pasa con cada blog que abro: salvo que fuese anónimo, que cambiara mi nombre, la situación siempre sería así, muy cuidada, medida, menos auténtica quizás, lo sé). Por eso, ahora que vivo con mi novio, en quien confío y con quien no sólo mantenemos nuestro propio espacio cada uno, sino que no necesitamos ni revisarnos las cosas ni celulares ni nada por el estilo, decidí volver a tener uno.

Hay cosas que escribo en él que sé que no podría leer nadie, que no quisiera que nunca nadie lo leyera. Por eso sólo me aterra, en medio de mi nato pesimismo, pensar en qué pasaría si algún día llegara a sucederme algo. A mí ya no me cambiaría en nada si ya no estuviera acá, pero sé que podría impactar a gente querida ciertas cosas que o me han sucedido o han pasado por mi cabeza.

La cuestión es que cuando necesito escapar y no puedo tomarme un avión a algún lejano destino (porque además sé que nunca podré hacer algo así sola por más que sea algo que anhele bastante), escribo. Después llegan las relecturas, los sentimientos encontrados, las risas antes cosas que hoy parecen ridículas, o la vergüenza que puedo llegar a sentir de mí misma. Pero esos son efectos secundarios.

Girl Power

El otro día leí en algún lugar (me encantaría recordar dónde, pero vaya uno a saberlo) algo que me pareció muy certero.

Foto: Tumblr

Decía algo así: “Los hombres no envejecen mejor que las mujeres. A ellos se les permite envejecer”. La frase estaba ilustrada con una imagen de Carrie Fisher y Harrison Ford en la actualidad, es decir, La Princesa Leia y Han Solo, en alguna foto promocional para “Star Wars: The Force Awakens”.

La pobre de Carrie Fisher tuvo que salir a decir por twitter que le dolían los comentarios sobre, digámoslo así, lo hecha mierda que está. Como si treinta años pudieran pasar sin dejar evidencias en nuestros cuerpos y rostros.

(Bueno, pueden leer mi nota sobre el feminismo en la nueva entrega de Star Wars acá).

Foto: Starity.hu

Maggie Gyllenhaal también vio la necesidad de hacer pública su voz y contó que fue considerada “vieja” para hacer de amante de un hombre de cincuenta y cinco años. Maggie tiene 38 años, y si me preguntan, ni siquiera los aparenta.

Como dijo también (soy un libro lleno de citas, tengo un problema al respecto, lo sé, lo trataremos en otro momento) Helen Mirren: “Todos hemos visto cómo James Bond se iba haciendo más y más viejo, mientras que sus novias eran cada vez más jóvenes. Es muy molesto”.

Lo cierto es que un modo de descubrir que yo también estaba envejeciendo, fue cuando las nuevas caras del cine que se convertían en actrices admiradas por mí, ya no tenían ni mi edad, ni eran más grandes que yo, todo lo contrario. Con excepción de unas pocas, como Jessica Chastain, debería sentirme vieja al lado (no literalmente hablando, claro, ya quisiera) de actrices como Emma Roberts, Jennifer Lawrence y Alicia Vikander, sólo por mencionar unas pocas.

El tema de la edad es sólo una arista. Hace poco actrices comenzaron a levantar su voz en contra de las no menores diferencias en los salarios entre los géneros y Meryl Streep también se quejó de que hacen falta más críticas de cine mujeres en RottenTomatoes, donde menos de un cuarto de los críticos que aparecen allí son mujeres.

En fin, se podría seguir y seguir con el tema porque ejemplos hay muchos y da mucho para hablar todo esto. Hoy en día, es más fácil quizás alzar la voz que en otra época pero sigue siendo difícil que siempre se nos escuche. Por eso admiro, y por suerte tenemos a mujeres tan aparentemente dispares como Emma Watson y Malala Yousafzai, por ejemplo. También hay que agradecer que acá un grupo de periodistas haya intentado hacer dar un hashtag #NiUnaMenos y de repente se haya llegado a tremenda convocatoria.

A la larga, “¿quién soy yo para decir algo al respecto?”. Así pensamos muchas y callamos. Quizás yo no hable demasiado, pero escribo.

¿Quién soy? ¿Qué hago acá?

Foto: TheFashionSpot

Otro blog. Perdí la cuenta de cuántos he abierto. Pero pocos he mantenido a lo largo de todos estos años.

Me rehusé a WordPress mucho tiempo con una excusa simple que aún mantengo: no lo entiendo. Es cierto, me cuesta más de customizar, de seguir, pero lo cierto es que son más bellos y populares que los ya casi obsoletos blogspots.

No obstante, a lo que no me rehúso es a abandonar a mi previo blog. Quizás la apertura de este indique el comienzo de un lento proceso de traspaso, pero aún no lo sé.

Este blog es tanto una especie de continuación como un empezar de cero. A lo mejor ni siquiera sé qué es y mucho menos qué es lo que será de él. Tal vez me aburra rápidamente (como de muchas cosas) y quede en la nada misma. El tiempo sabrá.

Hoy por hoy me definen:

* mi hambre por el cine

* mi amor absoluto por Wes Anderson

* mi eterna admiración por Angelina Jolie

* mi obsesión por Lana del Rey

* mi adicción a Instagram

* mi identificación con las Girls de la serie de HBO

Además, no salgo de casa sin mis auriculares y me gusta subrayar mis libros con birome. También compro compulsivamente cuadernos y otros artículos de librería.

Compulsiva, creo que esa palabra logra definirme bastante bien.

Queremos ser como Rey

“(Rey es) tan fuerte. Es cool e inteligente y puede cuidar de sí misma. Las chicas jóvenes pueden observarla y saber que pueden usar pantalones si quieren. Que no necesitan mostrar su cuerpo”. Daisy Ridley.

De paso les dejo la nota que escribí sobre el feminismo en Star Wars acá.

Best party ever

De esta serie, podría citar muchas, muchas líneas que bien podrían salir de mi boca. Claro, con menos gracia e ingenio. A lo que voy, que pienso como ellas muchas veces.
Extraño a las chicas. Por un lado, el final de la temporada anterior me descolocó, no me terminó de gustar, pero por el otro, ellas ya son parte de mi vida y las extraño. Por suerte en casi un mes las tenemos de vuelta. Disfrutémoslas mientras las tengamos porque no habrá más de siete temporadas.

After all this time? Always

Qué semana difícil. No puedo creer encontrarme haciendo esto dos veces en una misma semana. Pero no puedo no hacerlo.

La verdad es que supe estar muy enamorada de Alan Rickman. No sólo expresaba mi amor por él a través de fotolog, foros y algún que otro medio virtual, sino que incluso todavía tengo un tumblr que de todos modos actualizaba muy de vez en cuando, dedicado a él. He escrito historias en las que la diferencia de edad entre una pareja era muy grande porque si yo amaba a Alan Rickman, mi protagonista también (porque el masculino en mi cabeza tenía la cara -y voz, y todo- de él) podría enamorarse de ese modo.

Como este es un sitio dentro de todo muy personal, no voy a hacer un balance ni resumen de su carrera, simplemente cerrar con que estaba enamorada de Alan Rickman porque supo convertirse en personas siempre diferentes e inundarles de su carisma. Justamente, interpretó a los villanos más carismáticos. Por eso me gustaban tanto los malos (aunque cuando Snape se reveló finalmente como un héroe trágico y romántico no me quejé).

Otra cuestión es que tengo un problema. Amo demasiado “Love actually”. Y si bien amo muchas de sus historias, mi preferida es la que protagoniza él. Sé que debería estar mal que me guste un hombre casado que le es infiel a la divina de su mujer que es Emma Thompson. Pero si yo fuera su secretaria, me sería muy difícil resistirme a un hombre como él. Sí, siempre me pareció muy atractivo -aunque mi hermana me gastara porque tenía edad de ser mi abuelo-. Entonces la entiendo. ¿Está mal? Puede ser.

Así que sí, otro de mis amores de la adolescencia fue él, porque supongo que nunca fui una adolescente normal. Y el amor que le tuve no se fue nunca.

 

Adiós al hombre que fue mil hombres

No sé cómo hacer esto, pero siento que tengo que hacerlo. Creo que si tanto hablé sobre Bowie (si hasta aparece de manera fija en el costado de mi blog como mi Dios, como mi religión), no puedo obviar una fecha como la de hoy.

Los lunes ya de por sí son días feos pero pocos llegarán a ser tan horribles como el de hoy. Yo me desperté veinticinco minutos antes de que suene mi alarma (una alarma programada para que suene muy temprano, a las seis de la mañana), porque me sentía mal. Y cuando se me ocurrió abrir el twitter (ni siquiera sé por qué, cuando es algo que no suelo hacer hasta más entrada la mañana), me sentí peor.

La noticia de la muerte de David Bowie, uno de mis máximos ídolos de la vida, me tomó tan por sorpresa como a todos y todavía la verdad es que no la asimilo. No, porque hasta hace tres días seguía editando discos, por ejemplo. No obstante tarde o temprano estas cosas pasan, nadie es eterno, aunque por suerte su legado sí. Bowie vivirá por siempre, con sus mil caras y facetas. Y sobre todo dentro mío, aunque hoy una partecita de mi alma se fue con él.

No tengo mucho más para decir (tampoco dije mucho antes), porque la verdad es que ni siquiera me salen las palabras. Seguramente en un tiempo lea esto y odie no haberle dedicado algo más elaborado. Pero lo cierto es que tampoco era algo que hubiese planeado hacer en mi vida, para mí estos días nunca llegan hasta que al final lo hacen.

Así que les recuerdo una selección que hice hace un par de años con escenas musicalizadas por David Bowie, &acá. Y de regalo, Life on Mars, uno de los temas más icónicos (difícil elegir uno pero no quiero hacer una extensa lista cuando pueden hacer lo que yo: agregar todos los temas que les gusten -discografía entera incluso- en una playlist y darle play). Aquel que Wes Anderson utiliza dos veces en “The life Aquatic With Steve Zissou” (una en su versión original y la otra interpretada por Seu Jorge, quien hizo varios covers en portugués para esa misma película de Bowie y son uno más bonitos que el otro; película que además termina con “Queen bitch”), y que sabe interpretar de manera fantástica Jessica Lange emulándolo en el escenario de “American Horror Story: Freak Show”.

Yo estoy segura de que nunca habrá nadie como vos.

Latest crush

No sé por qué (bueno, capaz sí, porque vivo en una nube) a veces tardo tanto en descubrir a ciertos artistas. Lo bueno es que tarde o temprano llegan a mi vida (o no, vaya uno a saber cuántos no llegan y quizás no lleguen nunca que podría disfrutar mucho también), y hoy agrego a mi lista de obsesiones femeninas (ese grupo donde aparecen Lana del Rey y Marina and the Diamonds arriba de todo) a Paloma Faith.

Y porque últimamente creo que estoy escuchando a muchas mujeres, un par más de canciones de regalo.

 

Espacio de imágenes y palabras

El arte... Expresión de sensaciones, sentimientos, fantasías, ideas...

Luna Paniagua

Escritura y lectura

VIENDOFOTOS

CarlosGF fotografía

Icástico

"Una cosa es ser solidario y otra serlo a cambio de nada" (Mariano Rajoy, quién sino)

ClemSinOxígeno

Escritora que vuela a un centímetro del suelo.

Todos los dias un viaje ~ Blog

Una mirada sobre el mundo. Viajes. Lugares. Gentes. Arte y Cultura.

Letras Desordenadas

Un blog sobre libros, escritores y lectores.

Mis historias y otros devaneos

Enseño, aprendo y escribo

Cafés para el alma

mientras sigo perdida entre palabras

A la Sombra de la Luna

Verdades que parecen Mentiras & Mentiras que parecen Verdades.

Ana Centellas

Iniciando mi aventura literaria

Viajera Indómita

Relatos y fotografías itinerantes

ColorFul World by Magda

Magdalena Esparza

Some Films and Stuff

Sometimes I watch films and write stuff down.

No tienes idea

¿Piensas que me conoces? ... Créeme, no tienes idea

Reading and Living

Un blog 70% literario y 30% cotidiano.

SOY_FURTIVAA

de todo un poco!!!

Tinta, Pluma y un Chai

No sabia por donde empezar, y empecé por mi

Singularette

No solo soltera, sino singular

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Zambullida's Blog

Sobre la belleza de lo humano

Abrazoscompartidos

...porque las palabras también abrazan

Atardecer en blanco y negro

Aspiro a respirar sin recordar el olvido

Luciano Escribe

Ficción - Cuentos - Historias - Poesía - Cartas - Reflexiones - Alegorías

Escritura Creativa

Desvaríos de una hija del trópico, amante del mundo.

La caricia del gato negro

Blog literario de Andoni Abenójar

enalma fotografías

Reflejo de un instante de vida

El Café de Nicanor

-en la mesa más redonda-

Camino al andar

Blog de viajes

Mi camino buscandoT

...y os encontré.

Cerdo Venusiano

Tocino, ciencia ficción y chistes prosaicos.

Cuaderno de Murúa Niño

los recuerdos son realidad, son ficción, son un invento, son yo

Historias malditas, malditas historias

Historias, cuentos y relatos que no fueron a ningún sitio.

CORAZÓN DE FANTASMA

Todo termina siendo una psicofonía. Yo sólo las escribo.

Los microcuentos de Dark Sibarel

Lo único constante es el cambio... estos cuentuitos, microcuentos, cuentos cortos y micro sagas, son un destilado de mi mente preparándose para lo que habrá de venir...

La lagartija, el blog de Luis Juli Aydillo

Sobre motivación, liderazgo y regeneración

Juana UCm

Juana, Julie & Julia

VIAJES AL FONDO DEL ALSA

“Quizás viajar no sea suficiente para prevenir la intolerancia, pero si logra demostrarnos que todas las personas lloran, ríen, comen, se preocupan y mueren, puede entonces introducir la idea de que si tratamos de entendernos los unos a los otros, quizás hasta nos hagamos amigos” – Maya Angelou

Inhalando líneas

"Y si leo, si compro libros y los devoro, no es por un placer intelectual —yo no tengo placeres, sólo tengo hambre y sed— ni por un deseo de conocimientos sino por una astucia inconsciente que recién ahora descubro: coleccionar palabras, prenderlas en mí como si ellas fueran harapos y yo un clavo, dejarlas en mi inconsciente, como quien no quiere la cosa, y despertar, en la mañana espantosa, para encontrar a mi lado un poema ya hecho."

El mundo de Juana

Escritura sanadora

Sexticles (+18)

Short sex stories for adults. Breves relatos eróticos para adultos.