Fathers, fathers everywhere

Así es el cine de Wes Anderson. Lleno de padres. Aún cuando no tiene intenciones de que así sea; en alguna entrevista sobre The Darjeeling Limited comentó que al tener como protagonistas a tres hermanos a los que se le había muerto el padre, esta figura no iba a estar presente como siempre, pero entonces se dio cuenta de que lo iba a estar más que nunca. Y de hecho, su quinta película es sin duda en la que el padre como figura toma mayor relevancia. Pero en ninguna brilla por su ausencia.

En su primer película, “Bottle Rocket”, no hay padres, y que no lo haya no es un dato menor. Sus protagonistas, Dignan por sobre todo, están perdidos. Y es por eso que cae ante la figura de Henry, porque encuentra en él a un mentor. Mientras que Bob se refugia, ya cerca del final, en su hermano mayor con quien tiene una relación problemática.

En “Rushmore”, Max perdió a su madre y tiene como padre a un barbero al que no termina de aceptar como tal. No lo hace porque Max nunca aspira a cosas pequeñas, por eso miente y dice que es un neurocirojano. Y a la vez, Herman Blume es padre de unos mellizos toscos que no toleran, a su modo, el divorcio de sus padres.

Para su tercer película, Wes Anderson hace más que reunir un gran elenco. Pone a la familia como el centro de todo, como esa palabra que no es una palabra, sino una oración. Y en esta película de muchos personajes, dos de los que mejor terminan relacionándose son un padre y un hijo. Chas y Royal.
Chas es padre pero también es viudo y vive con miedo a que le pase algo a sus hijos. Y además, siente con mucho dolor la ausencia de su padre durante prácticamente toda su vida, ya que él nunca reparó en disimular su preferencia hacia Richie. Cuando los Tenenbaums se separan, las invitaciones de Royal sólo se extienden a Richie, dejando a Chas y a su hija adoptada, Margot, de lado. Pero nunca es tarde, o eso nos gusta creer. Y Royal vuelve por las razones equivocadas pero se termina quedando por las correctas. Y todo se resume en estas palabras:
Y a la vez que Royal descubre también su rol como abuelo, Chas se permite acercarse a él tras un “año muy difícil”, y termina acompañándolo en sus últimos momentos de vida, siendo el único testigo de su muerte.
 
Su siguiente película, vuelve a poner en foco a un padre que no asume su rol de padre hasta que, quizás, es muy tarde. Es cierto que en un principio, Steve tiene la excusa perfecta, que nunca supo de su hijo, pero a la larga sabe y Ned lo descubre que eso no es del todo cierto.
Pero a veces uno nunca quiere algo hasta que se da cuenta que no es así. Y cuando Steve, que nunca quiso ser padre y nunca va a poder serlo por culpa del océano al que le dedicó toda su vida, lo pierde a Ned se da cuenta de lo mucho que le hubiera gustado adoptarlo más allá de su edad.
Y como Wes Anderson a veces parece que tiene muchas cosas para decir sobre un mismo tema, o quiere hacerlo de diferentes maneras, es que en su quinta película, “The Darjeeling Limited”, como decía anteriormente, si bien no quiso hablar inicialmente sobre padres toda la película termina girando ante esta figura. Porque Jack, Peter y Francis viven con el equipaje que su padre les dejó, les pesa pero no lo sueltan, todavía no están preparados. Primero necesitan descubrirse, localizarse y conectarse el uno con el otro y consigo mismos. Necesitan ser testigos del dolor de un padre al que se muere su hijo, un niño al que Peter no pudo salvar, Peter, que tiene a su mujer a punto de parir en otro lado del mundo, porque nunca imaginó que iba a llegar a ser padre, si incluso cuando se casó pensó que eventualmente terminarían divorciados (“¿no es así como terminan todas las parejas?”, seguramente habrá pensado).
Con “Fantastic Mr. Fox” hay una aparente ruptura en la filmografía del director, pero lo cierto es que el film es rápidamente identificable como un producto suyo (sí, es animado; sí, se animó al stop motion, y sí, no es por vez primera una historia original suya) el Sr. Fox es la figura del hombre de la casa, del padre. Es el que tiene que darle de comer a sus hijos, y proveerles las enseñanzas que le servirán el resto de sus vidas. Pero este Mr. Fox es también, como todos o casi todos los personajes de Wes Anderson, un niño en un cuerpo de adulto. Y como Max Fischer, no quiere aspirar a cosas pequeñas.
En “Moonrise Kingdom”, esa bella historia de amor entre dos niños muy adultos que deciden escaparse para estar juntos, la figura del padre se encuentra presente de diferentes formas. Sam no tiene padres, es huérfanos, y la familia que lo adopta no tarda en darse cuenta que quieren deshacerse de él ante el menor problema. Suzy tiene un padre que casi no está, es decir, se lo ve, está ahí, pero es casi como un fantasma, está como ausente. Es un marido y padre que sólo funciona por inercia, que siente hastío, aburrimiento y no hace nada para cambiarlo. El scout master, el Edward Norton que desde hacía tiempo había querido ver en una película de este director, va a sentir empatía cuando se entera que Sam es adoptado, es el momento en que deja de estar enojado consigo mismo por perder a uno de sus niños para comprenderlo. Y quien va a cumplir finalmente con el rol de padre es el policía, un Bruce Willis melancólico que adopta a Sam.
Y por último, “The Grand Budapest Hotel”, en otra película que, a lo “The Royal Tenenbaums”, está llena de actores y personajes y por lo tanto de historias.Con un comienzo con un autor que no sólo narra la historia en cuestión, sino que en esos pequeños minutos vemos interactuar con un niño, en esta película la figura paternal más importante está en el entonces desconocido Tony Revolori como Zero, que es huérfano y llega a este país escapando de la guerra que lo dejó sin familia. Y la figura del padre reside en su mentor en el hotel y en la vida, Mr. Gustave, un Ralph Fiennes brillante, que irradia sobre todo mucha calidez y es quien le deja todo su legado.
 
Así son los padres en el cine de Wes Anderson. Ninguno se siente como tal, muchos no quisieron llegar a serlo, y otros nacieron naturalmente ante la necesidad de alguien más. Se equivocan, se redimen, desaparecen, vuelven a aparecer… y sin dudas son inolvidables.

La noche del cine independiente

Mucho Oscar, mucho Oscar pero esta noche, y acá se podrán ver en tv por el canal I.Sat. son los Independent Spirit Awards. Una de las películas más nominadas es mi querida “Moonrise Kingdom“, así que esperemos que se lleven varios. Aquí pueden ver las nominaciones

Oscars 2013: Mejor Guión Original


“Amour”. La película de Michael Haneke logró más nominaciones de las que nos hubiésemos imaginado, dejando la terna de Mejor Película de Habla no Inglesa bastante obvia. Aún así, creo que en el resto de las ternas tiene pocas chances. Personalmente, el guión me parece apenas correcto. Acierta en el uso de prácticamente una misma locación durante todo el film, generando ese ambiente claustrofóbico. Pero a la vez se agarra de discursos bastantes obvios, por ejemplo que el protagonista explique que no recuerda bien una película pero sí aquellos sentimientos que ésta le provocó, o el uso de una paloma como una metáfora demasiado accesible de la muerte.

“Django Unchained”. La habilidad de Quentin Tarantino para escribir guiones no es novedosa. Además, da la sensación de que los únicos premios que le puede (o quiere) otorgar la Academia son estos. Por ahora no hay indicios de que Tarantino llegue a alzarse con la estatuilla de Mejor Director, pero sí bastantes con la de Mejor Guión Original. Y es que el guión de esta película funciona en muchos niveles. Yo sólo creo que cerca del final decae un poco, pero no me quejo porque justo antes de que termine, remonta.

“The Flight”. John Gatins escribe el guión de la última película de Robert Zemeckis que probablemente merecía más nominaciones de las que recibió. El film cuenta cómo un piloto alcohólico que salva la vida de cientos de pasajeros, intenta no caer cada vez más profundo en sus adicciones. La película, que como dije en el post de actores, transita por muchos géneros, sólo creo que llega a un final muy “correcto” que la primer parte de la película simula querer evadir.

“Moonrise Kingdom”. No puedo ser demasiado objetiva a la hora de hablar de esta película y lo saben. Sí, yo creo que esta estatuilla debería ir para el guión escrito a cuatro manos por Wes Anderson y Roman Coppola, porque no sólo no falla, sino que cuenta una historia de amor infantil, pero con una madurez hermosa.

“Zero Dark Thirty”. El guión de Mark Boal funciona desde muchos aspectos. Pero no hay que olvidar que no es “original”. Dejando este detalle de lado, Boal merece ser nominado por un guión osado, que no cae en obviedades y que, si bien hablamos de una película bastante larga, logra que no aburra en ningún momento.

Lo que nos dejó el 2012

¿Balances personales? Olvídense. Creo que lo dije el año pasado, me deprimen. Me encuentro año tras año haciendo las mismas resoluciones.

También quiero destacar que últimamente ando escribiendo poco acá. No paso mucho tiempo en casa y me encuentro todo el tiempo recordando que quiero escribir sobre tal película o sobre tal otra, pero sin la posibilidad de poder sentarme frente a mi laptop, tranquila, con un café (o un jugo, un licuado o una Coca, si hace mucho calor) e inspirada.

El 2012 fue un año raro para mí. No se terminó el mundo, no conseguí novio (¿les conté lo mal que me va en tema relaciones?), no cambié de laburo, no me escapé a ningún lado y no me pasó nada terrible. Sí puedo decir que se me pasó volando.

En fin… ¿por qué sigo hablando de mí? Porque si hay algo que me sale bien, es divagar.

Volvamos al cine, a ese mundo que tanto me gusta, a mi modo de escape de una realidad tediosa…

“Kara (Hayward) is a big reader. I suggested some books that relates to her character, books like ‘Bridge to Terabithia’ and Madeleine L’Engle, but she’d already read them. There was one that she hadn’t read — ‘Over Sea, Under Stone’ by Susan Cooper. They’re all fantasy books like her character reads in the movie.”

El 2012 para mí estuvo marcado por el regreso de dos de mis cineastas preferidos. El primero ni es necesario que lo mencione después de la incontable cantidad de posts que le he dedicado, pero lo voy a nombrar de todos modos: él, Wes Anderson, y su Moonrise Kingdom. El hombre que me volvió a enamorar con una historia de puro amor, entre dos niños que se portan como adultos en un mundo en que los adultos se portan como niños. Ésa es MI película del año. Porque me hizo sonreír, me emocionó, me hizo enamorarme y suspirar.

Sparky is a devoted and playful bull terrier whose sense of curiosity is matched only by his beloved owner, Victor. Sparky enjoys chasing after balls and being the star of Victor’s homemade movies. He exudes tons of energy and enthusiasm, which even his untimely death doesn’t diminish.

El otro gran regreso para mí fue el de Tim Burton. Si bien su regreso fue doble, me olvido de su primer estreno del año y paso directamente a su última obra maestra, Frankenweenie. Porque cuando pensamos que Burton estaba cada vez menos inspirado, volvió al stop motion para regalarnos una película en la cual refleja su amor por el cine, por las mascotas y por los personajes raros y tan aterradores como queribles.

Otra de las películas que más me llegó este año, fue The perks of being a wallflower, porque si bien no logra transmitir todo lo que el libro, supo conmoverme hasta las lágrimas, hacerme sonreír y ponerme la piel de gallina.

Ruby Sparks fue la película que nos trajeron los productores de Little Miss Sunshine junto a la parejita conformada por Paul Dano y Zoe Kasan, quien además escribe. El amor ideal que no existe. Pero mágico al fin.

Como les conté varias veces, me encanta el género de terror pero no siempre veo películas que me gusten lo suficiente como para incluirlas en un “lo mejor del año”, pero creo que este año puedo poner a Sinister en esta categoría, porque logra crear climas de suspenso y terror, con un Ethan Hawke al que no estamos acostumbrados y un final muy atractivo.

En Shame me enamoré de Fassbender. Pero no sólo eso. Sufrí y me ahogué con su protagonista y lloré con la versión de New York, New York que interpreta Carey Mulligan.

Seven Psychopaths fue el regreso de Martin McDonagh, quien me compró totalmente con su In Brudges. Aquí, el humor negro se multiplica y un Sam Rockwell increíble se come la película.

Tinker Tailor Soldier Spy nos trajo a un fascinante Gary Oldman y un final rarísimo pero bellísimo.

Dentro del cine argentino, si hay una película que este año logró fascinarme, fue El último Elvis. Una película de la cual o no esperaba mucho o bien no sabía que esperar, pero que me conmovió muchísimo.

Otra película nacional que me gustó y mucho es La Araña Vampiro, que después de su paso por el Bafici tuvo su estreno comercial (por lo que aproveché y la volví a ver en pantalla grande). Un film que no entra dentro de ningún género, pues abarca un poco de cada uno.

De los festivales de cine, me quedo con la historia de amor juvenil de Un Amour De Jeunesse; Electric Children, sobre una niña que cree embarazarse de una canción de rock; y Masks, un gran homenaje alemán a la película cumbre del director Dario Argento, Suspiria.

Pero no todo lo que brilla es oro (ni toda la gente errante anda perdida), y entre lo peor del año encuentro películas como The Raven (horrible lo que hacen con mi querido Edgar Allan Poe), las secuelas Taken 2 (ridícula) y The Bourne Legacy (ridícula 2, no importa cuánto banque a Jeremy Renner), Cosmopolis (aunque Cronenberg esté entre mis directores preferidos, logró aburrirme y mucho acá), Rock of Ages (un musical con más Glee que rock), Snow White and the Huntsman (¿una secuela? ¿en serio? ¿es necesario? ¿otra vez Kristen Stewart?) y The Hobbit (perdonen a quienes les haya gustado, pero me aburrí y no me provocó nada más que sueño).

Deconstruyendo "Moonrise Kingdom" y más detalles sobre lo nuevo de Wes anderson

No, a mí la fiebre Wes Anderson no se me pasó y dudo lo haga en algún momento. Más abajo les brindaré como algunos datos de lo que va a ser su próxima película. Mientras tanto les dejo unos datitos que publica latimes.com sobre “Moonrise Kingdom”, en las propias palabras del director.

“Cuando estaba en cuarto grado, o algo así, mi hermano mayor y yo estábamos en una producción escolar de la ópera de Benjamin Britten, “Noah’s Flood”. Fue algo gigante. Incluso trajeron un timbre de la Universidad Ride para ejecutar el programa”.

“Era una nutria, y mi disfraz era exacto al que los chicos usaron en la película. No fue el plan original, sin embargo. Había planeado un modelo de la producción del original, producción dirigida por Britten. Los ensayos estaban totalmente cubiertos por la revista Life, y eso quería que fuera nuestra inspiración”.

“Pero terminamos sin energía y sin dinero. Así que mi madre fue a la biblioteca de la escuela y se llevó fotografías de la producción en la que mi hermano y yo habíamos estado. Originalmente, iba a tenerlos a los chicos -o a sus padres- haciéndolos, como es en la escuela. Pero el departamento de vestuario no se sintió cómodo con eso. Aún así se sintieron, creo, como los disfraces escolares”.

“Enamorarse a esa edad es como es como un rayo. Es un sentimiento tan fuerte como ése. Por eso quería que la película se tratara de eso. Terminas sintiendo que un hechizo se apodera de ti y el mundo entero se ha transformado. Es un estado de suspensión. Recuerdo eso muy claramente de aquel momento”.

“¿Había alguna chica específica que recuerde? Sí. Pero estaba todo en mi mente. Tuvimos conversaciones pero dudo que hayan sido más de 30 palabras en el curso de varios años”.

“Quería encontrar chicos que fueran a ser interesantes, pero además se sintiera como algo real. Y tienes ese lindo contraste entre ellos y el modo en que ella es más alta y más madura. No es automático que sean auténticos cuando los pones en un mundo ficcional, y creo que ellos lo hicieron”.

“Sí, le di a Jared (Gilman) una copia de “Escape From Alcatraz” para ver. ¿Quién sabe cuál era la idea detrás de eso? Endurecerlo un poco. No sé por qué tuvimos que ir al mundo criminal para llegar a ese punto, pero parecía  ser lo que pasó por mi cabeza”.

“Esto probablemente no es considerado buena dirección, pero sí de vez en cuando me encuentro diciéndole a alguien, ‘Quizás intenta un poco de Clint (Eastwood) en esto y mira cómo es’.  Cada uno lo interpreta de un modo distinto. Pero usualmente obtienes algo un poco serio”.

“Kara (Hayward) es una gran lectora. Le sugerí algunos libros que la relacionen con su personaje, libros como ‘Bridge to Terabithia’ y Madeleine L’Engle, pero ya los había leído. Había uno que no había leído, ‘Over Sea, Under Stone’ de Susan Cooper. Son todos libros de fantasía como los que su personaje lee en la película”.

“Construimos el interior de la casa familiar en una abandonada Linens ‘n Things. Antes de ‘Fantastic Mr. Fox’ ni se me hubiese ocurrido visionar algo que no voy a encontrar en ningún lado. En aquella película, tuvimos que crear todo. Así que, ahora, me siento un poco más libre de decir, ‘Tengo una idea y no vamos a encontrarla. Construyámosla nosotros mismos”.

“Los adultos, hay una tristeza sobre todos esos personajes. Los chicos no tienen la habilidad de visionar las cosas que no funcionan. Nunca han tenido esa decepción. Así que son mucho más abiertos a estar sorprendidos y ser optimistas y audaces. Son muy audaces”.

“Creo que los chicos pueden salir mejor que los adultos. Se ponen en otro lugar. Y medio como que eso funciona para ellos. Quizás eso los endurezca. Quizás eso los fortalezca”.

Lo próximo de Wes Anderson, les he contado un poco, será “The Grand Budapest Hotel”. Wes Anderson habló con latimes.com también sobre este proyecto. “Estamos listos para hacer esta película en Alemania”.

A los nombres de Ralph Fiennes, Jude Law, Bill Murray y Jason Schwartzman se le sumó muy  recientemente el de Saoirse Ronan (“Ella es muy joven y muy talentosa”).

¿De qué se va a tratar? “Uuuummm… es sobre… bueno por el título puedes notar, que habrá un hotel”, dice Wes Anderson, de pocas palabras cuando se trata de hablar de un proyecto próximo. “Y toma lugar prácticamente hace 85 años”. “Es medio europeo… un poco inspirada en la Europa hollywoodense, y también por algunos escritores europeos de esa época. Sí. De eso se trata un poco. Medio vago, pero…”. ¿El tono de películas de Ernst Lubitsch y Billy Wilder? “Sí, como ‘To Be or Not to Be’, la de Lubitsch con Carole Lombard, aquella Europa que no está hecha en Europa para nada”. “O ‘Shop Around the Corner’. ¿O viste ‘Love Me Tonight’, aquella que Rouben Mamoulian hizo con Maurice Chevalier? No soy un gran fan del musical, pero ésa es maravillosa”. “Así que creo que tenemos algo de esas sensaciones, aquella Europa de Hollywood, aunque no vamos a ir a Europa a hacerla”. “Tiene algo de eso en ésta. Las de Lubitsch siempre son buenas para aspirar a ellas”.

No olviden, participo de este festival:

Las mejores interpretaciones de Bruce Willis

Me sorprendo a mí misma dedicándole un post exclusivamente a él. No es que no me guste, pero nunca estuvo entre mis preferidos. Quizás porque la mayoría de las películas que protagoniza no son mi estilo en lo absoluto (me refiero a aquellas del género acción). Pero últimamente pensé mucho él. Y recalco que es alguien que me cae MUY bien.

En realidad, tras ver “Moonrise Kingdom“, me puse a pensar en él. Porque me sorprendió muchísimo. Y traté de recordar que otras grandes interpretaciones suyas recordaba. Y justo esta noche volví a ver “Pulp Fiction“. Así que mis tres opciones son éstas (sí, dos ya se dieron cuenta).

Moonrise Kingdom“. No voy a hablar (por ahora) más de este film, porque lo he hecho bastante ya. Pero la elijo no sólo por lo mucho que me gustó el film, sino por lo que les decía más arriba. Es como que no recordaba mucho a Bruce Willis últimamente, y esta película volvió a ponerlo en foco. Su interpretación sobre el policía (que es una persona pero parece encarnar toda la entidad completa de la policía del pueblo),  “triste y tonto”, melancólico, enamorado de un amor prohibido, que se conmueve al saber que Sam es huérfano y luego no va a poder dejarlo en banda… es sublime. No puedo argumentar en contra de todo lo que estás diciendo. Pero, de nuevo, no tengo que hacerlo, porque tienes 12 años de edad. Mira, seamos sinceros. Probablemente eres una persona mucho más inteligente que yo. De hecho, te lo garantizo. Pero incluso los niños inteligentes, meten su dedo… en tomas de corriente, a veces. Se necesita tiempo para entender las cosas. La historia lo comprueba. Todo el género humano comete errores.

Pulp Fiction“. Película interesantísima si las hay, y, como admiradora de Tarantino que soy, de mis preferidas. Acá tenemos a un Butch con armas (y puños); pero que también se detiene a ayudar a un enemigo; y quien encuentra en una mujer francesa la tranquilidad después de un día agitado. Volveré antes de que puedas decir Blueberry Pie. Blueberry Pie.


Sin City“. Gran película dirigida por Robert Rodriguez (a excepción de una escena dirigida por Tarantino) basada en el cómic de Frank Miller. Acá Bruce Willis es también un policía, uno que hace años vaga intentando encontrar justicia, que entabla una relación con una niña a la que ayudó (que ya no es una niña), y que no duda en dar su vida por la de ella. Un viejo muere, una niña vive. Un intercambio justo.

Un lugar llamado Moonrise Kingdom

La última película de Wes Anderson ya llegó (¡era hora!) a los cines de Buenos Aires. Y no me lo pude perder. Y no me voy a perder la oportunidad de volver a verla en pantalla grande.

Porque “Moonrise Kingdom” no sólo es una gran película, sino que es de ésas que te dejan con una enorme sonrisa en el rostro. Sí, me conocen y saben defiendo a Wes Anderson hasta el hartazgo. Pero me cuesta creer que uno no pueda suspirar con la pareja conformada entre Suzy y Sam.

“Moonrise Kingdom” es el lugar en el que estos niños preadolescentes viven unos hermosos momentos a solas antes de ser encontrados. Es su lugar, incluso el nombre se lo ponen ellos.

Wes Anderson dedica esta película a una tal Juman. Su novia, para quienes no saben. Imposible no morir de amor.

Un reino bajo la luna

You’re doing what’s right. For everyone. Except me.

Con un estreno previsto (luego de un par de fechas que se corrieron) para el 11 de octubre en nuestro país, confieso que no pude conmigo misma y vi finalmente “Moonrise Kingdom“, lo que no quiere decir que cuando la estrenen vaya al cine, y probablemente más de una vez.

Es que la última película de mi director preferido, aquel hombre del cual ya me cansé de halagar y alabar en este blog (es una forma de decir, no me canso), es perfecta. Cada plano es una obra de arte. La historia de amor entre los niños es preciosa, incluso dan muchas ganas de volver a tener esa edad para enamorarse de ese modo, del cual yo creo más allá de mi edad, que todavía lo hago. Porque es ése primer amor. Sam y Suzy se entienden, de un modo que nadie más logra hacerlo. La parte documental, que quizás no aporte demasiado a la historia, tiene su encanto de la mano de Bob Balaban. Familias disfuncionales. Personajes perdedores. Adultos perdidos. Incluso la escena en slow motion que nunca falla, con un uso de la música que la hace mágica. También, como toda película de Wes Anderson, está llena de pequeños momentos.

La película empieza con uno de esos característicos movimientos de cámara hacia atrás de Anderson (Robert D. Yeoman vuelve a ser el director de fotografía, tras el intervalo de Fantástico Mr. Fox) que descubre y describe, como si de una casa de muñecas se tratase, los espacios y la familia del hogar de Suzy, al compás musical y narrativo de Guía de Orquesta para Jóvenes, de Benjamin Britten. * (Esto lo cito textual porque es información ‘técnica’ que no tenía en mi conocimiento).

Suzy Bishop (Kara Hayward) se ha convertido en mi nueva álter ego, siendo una especie de mini Margot Tenenbaum. Siempre con los ojos muy maquillados, leyendo, escuchando discos. Se deprime. No es adoptada pero quisiera ser huérfana, como las heroínas de los libros que ella lee. “Perdí los estribos conmigo misma”, le explica a Sam cuando se conocen por qué tiene la mano vendada.

Jared Gilman es Sam, un niño nada popular, al que sólo registran cuando se escapa del campamento. Huérfano, que vive con una familia que lo adoptó pero que no tarda en querer deshacerse de él porque es ‘emocionalmente disturbado’.

Edward Norton es el líder de la tropa. Es también profesor de matemática, aunque en su interior. Es otro de esos ‘perdedores’ a los que las cosas no le salen como él quisiera.

Bruce Willis está muy bien en el papel de un policía “tonto y triste”, como lo definen un par de veces. Pero no es tonto, aunque sí lo persigue la melancolía, quizás a causa de un amor que no es correspondido, al menos no del modo que todo amor debería ser correspondido.

Frances McDormand y Bill Murray son los padres de Suzy, viven en esa especie de casa de muñecas, ella les habla por el megáfono y él quisiera en una tormenta “que el techo se vuele y me succione al espacio”.

Tilda Swinton es ‘Social Services’, simplemente, quien quiere llevar a Sam a un Refugio Juvenil, lo cual asusta al policía interpretado por Willis, sobre el futuro del niño allí.

Jason Schwartzman y Harvey Keitel también tienen su pequeña pero primordial participación.

Resumiendo, “Moonrise Kingdom” es una película maravillosa, una obra de arte. Y si bien también tiene su melancolía, su nostalgia, deja una sensación muy agradable al finalizar (comparándola por ejemplo con The Royal Tenenbaums o The Life Aquatic With Steve Zissou). Intento alejarme de mi fanatismo por el director y ser un poco más objetiva, pero ya no distingo. Sólo puedo recomendarla.

Olvidé mencionar que está escrita por su director (como de costumbre) y Roman Coppola.

Monotemática

Cuando decidí crearme este blog, la idea es que fuera personal. Pero si hablo de mí no puedo dejar de hablar del cine, que es el motor de mi vida. Si hablo del cine no puedo dejar de hablar de quien se ha convertido en mi mayor inspiración, quien inunda mi vida de su universo tan hermoso. Y sí, los debo tener cansados de que cada dos por tres le dedique una entrada a él, a Wes Anderson. Así que les tengo una mala noticia: esta es la peor época.

Ayer empezó la edición del Festival de Cine de Cannes del 2012, la cual abría con Moonrise Kingdom, la última película de este hombrecito tan importante en mi vida.

Fotos, entrevistas, críticas, videos. Yo no puedo conmigo misma. Así que les dejo algunas cosas que me gustaría compartir con ustedes. La primera, una entrevista que The Hollywood Reporter le hizo justo antes de su aparición en Cannes (siempre traducida por mí).

¿Cómo describirías el film?

Usualmente evito responder eso, pero creo que me gustaría decir que es un romance de dos niños de 12 años durante 1965. Para mí, ése es el centro de todo esto.

¿Por qué 1965?

La verdad es que pensé que tendría un narrador llevando el film. El primer párrafo que escribí para él, salió espontáneamente: ‘El año es 1965’. No fue realmente intencionado. Fue algo así como un momento muy espontáneo.Sí pienso que los scouts y su Norman Rockwell type de Americana es un poco parte de esto. Parece que 1965 es realmente el fin de un tipo de America.

Los scouts -en la película llamados Khaki Scouts- son una parte importante del film. ¿Fuiste un Boy Scout?

Lo intenté. No lo logré. Nunca fui muy campista. No creo que haya estado ni un mes. Ni siquiera rankié o nada.

¿Es una idea que estuviste desarrollando durante un tiempo?


La estuve pensando durante bastante tiempo. Probablemente 8 o 10 años en que la tuve vagamente en la cabeza, pero no quería saber cómo iba a ser envolverme en ella. Pasé alrededor de un año trabajando en el guión, y no progresaba muy bien. Pero entonces obtuve ayuda de Roman Coppola, quien trabajó ya conmigo. Realmente me ayudó a sacarlo, y en un mes tuvimos el guión, y seis semanas después estaba totalmente terminado. Empezó con la idea de un romance entre dos niños de 12 años, y mucha de la historia tomaría lugar entre los chicos y no mucho entre los adultos. Los personajes adultos aparecieron después.

Tus dos actores principales, Jared Gilman y Kara Hayward, nunca antes habían aparecido en una película. ¿Fue pensado?



No tenía demasiadas preconcepciones sobre cómo sería. Mi experiencia en casting con los chicos siempre fue “empieza temprano, continúa, continúa, continúa”. Luego simplemente aparecieron. teníamos un número de diferentes chicos que mantenía alrededor de esto. Muchos de ellos se convertieron en la tropa scout. Siempre supe que no tenía al único, aquel que parecía correcto para el personaje hasta que este niño, Jared, apareció. Cuando le leí, usaba anteojos de plástico tipo Kareem Abdul-Jabbar con una cadena alrededor de su cabeza. Su pelo era muy largo. No luciría así en la película pero fue inmediatamente divertido, y lo fue más aún en la entrevista que el director de casting me grabó… su voz y su espíritu. Lo mismo para Kara, la chica. En su audición ella lo leyó tan auténticamente que realmente parecía que estaba diciendo un diálogo suyo, y no sucedió con el resto de los chicos.

¿Cómo pusiste a todo el elenco adulto junto? Habías trabajado con Bill Murray muchas veces, pero Edward Norton y Bruce Willis son nuevos en tus films.


Quería tener a Bill Murray y Frances McDormand juntos. Eso era algo que tenía desde muy temprano. Por qué lo aceptó Bill, no lo sé. Pero siempre la pasé tan bien con él, y siempre me encantó lo que hizo por mis películas. Soy muy afortunado de que siempre las haga. Edward Norton es alguien con quien había hablado durante unos años. Edward definitivamente parece que podría haber posado para Norman Rockwell. Y en cuanto a Bruce Willis, su personaje no es algo con lo que normalmente lo asociarías, pero es un policía, así que sabes que va a ser un policía auténtico. Parecería que fuera a poner todo a cuerpo a tierra.

La apertura de la película me recuerda a tu film animado Fantastic Mr. Fox. ¿Te llevo el diseño de esa película a ésta?


Creo que sí. En Fantastic Mr. Fox, me acostumbré a trabajar con storyboards animados como un modo de planear la filmación. Hicimos muchas secuencias de este tipo para esta película. Parcialmente como un resultado de eso, decidí construir más sets en orden para hacer determinadas tomas. El interior de la casa de la familia Bishop es un set. En el pasado, siempre había usado locaciones. Pero modelamos el interior de la casa en cinco casas de diferentes partes del país. Las juntamos todas como si fueran una sola. Las habitaciones se extendían totalmente horizontal. No es cómodo para vivir, la verdad. Sí lo es para una cámara dolly.

Esta es tu primer visita a Cannes. ¿Sentís alguna presión al haber sido seleccionado para abrir el film?


No, me siento muy honrado. No sólo de abrir el festival, sino de haber sido invitado a la competencia. Fueron grandes noticias porque todo el plan del estreno de la película estaba basado en empezar en Cannes. Y no tuve que hacer nada. Así como me dijeron tuve que subir por las escaleras y luego me sentara a ver la película. No tuve que dar un discurso. Así que no es como presentar una obra. Más o menos sé cómo le va a ir a la película. No sé qué pensarán todos de ella, pero no hay nada que pueda hacer al respecto.

Mi película más esperada de este año.

Mencionar mi película más esperada de este 2012 es un poco obvio. Si ven los archivos y los tags de mi blog, verán que hay un nombre que predomina: Wes Anderson, claro.

 
 
 
Y si bien este es un año interesante en cuanto ‘estrenos próximos’ (personalmente mis esperas preferidas tienen que ver con Dark Shadows, de Tim Burton, The Dark Knight Rises, de Christopher Nolan, y The Amazing Spiderman, con esa pareja protagónica tan hermosa y dirigida por Marc Webb), también es cierto que suelen ser remakes o secuelas. Y está bueno que haya algo original, que parta de la mente del mismo director, y si es Wes Anderson, más aún. En este caso, con una historia que “tenía vagamente en mente durante varios años y quise hacer algo sobre un romance entre dos chicos de esa edad partiendo de mis recuerdos“, como cuenta él en una entrevista.
 
Resumiendo, estaría basado en uno de sus enamoramientos de niño. Dijo a Esquire: “No sé cuál es la premisa realmente. Quería hacer una película sobre un romance entre dos niños de 12 años que se lo tomen tan seriamente que los adultos no sepan qué hacer al respecto“. Y agrega: “La inspiración es mi propia experiencia de enamorarte de aquella chica cuando tenías esa edad y todo lo que no sucedió. Así que eso visioné y planeé este tiempo. Sólo tuve que ejecutarlo como una ficción“.
 
'Moonrise Kingdom' Behind the Scenes
 
Como si fuera poco, hace unos días se filtraron 20 minutos del behind the scenes de la película que, confieso, aún no he visto y no me atrevo a hacerlo a causa de la advertencia de posible spoilers. Pero si son curiosos y ansiosos hagan click aquí. Y algo más pueden ver acá.
 
Mientras tanto, a esperar. En mayo, Moonrise Kingdom abrirá el Festival de Cannes. Acá nos llegaría recién en junio. Esperemos.
Mis historias y otros devaneos

Enseño, aprendo y escribo

Cafés para el alma

mientras sigo perdida entre palabras

A la Sombra de la Luna

Verdades que parecen Mentiras & Mentiras que parecen Verdades.

Ana Centellas

Iniciando mi aventura literaria

Viajera Indómita

Relatos y fotografías itinerantes

ColorFul World by Magda

Magdalena Esparza

Some Films and Stuff

Sometimes I watch films and write stuff down.

No tienes idea

¿Piensas que me conoces? ... Créeme, no tienes idea

Reading and Living

Un blog 70% literario y 30% cotidiano.

SOY_FURTIVAA

de todo un poco!!!

Tinta, Pluma y un Chai

No sabia por donde empezar, y empecé por mi

Singularette

No solo soltera, sino singular

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Zambullida's Blog

Sobre la belleza de lo humano

Abrazoscompartidos

...porque las palabras también abrazan

Atardecer en blanco y negro

Aspiro a respirar sin recordar el olvido

Luciano Escribe

Ficción - Cuentos - Historias - Poesía - Cartas - Reflexiones - Alegorías

Escritura Creativa

Desvaríos de una hija del trópico, amante del mundo.

La caricia del gato negro

Blog literario de Andoni Abenójar

enalma fotografías

Reflejo de un instante de vida

El Café de Nicanor

-en la mesa más redonda-

Camino al andar

Blog de viajes

Mi camino buscandoT

...y os encontré.

Cerdo Venusiano

Tocino, ciencia ficción y chistes prosaicos.

Cuaderno de Murúa Niño

los recuerdos son realidad, son ficción, son un invento, son yo

Historias malditas, malditas historias

Historias, cuentos y relatos que no fueron a ningún sitio.

CORAZÓN DE FANTASMA

Todo termina siendo una psicofonía. Yo sólo las escribo.

Los microcuentos de Dark Sibarel

Lo único constante es el cambio... estos cuentuitos, microcuentos, cuentos cortos y micro sagas, son un destilado de mi mente preparándose para lo que habrá de venir...

La lagartija, el blog de Luis Juli Aydillo

Sobre motivación, liderazgo y regeneración

Juana UCm

Juana, Julie & Julia

VIAJES AL FONDO DEL ALSA

“Quizás viajar no sea suficiente para prevenir la intolerancia, pero si logra demostrarnos que todas las personas lloran, ríen, comen, se preocupan y mueren, puede entonces introducir la idea de que si tratamos de entendernos los unos a los otros, quizás hasta nos hagamos amigos” – Maya Angelou

Inhalando líneas

"Y si leo, si compro libros y los devoro, no es por un placer intelectual —yo no tengo placeres, sólo tengo hambre y sed— ni por un deseo de conocimientos sino por una astucia inconsciente que recién ahora descubro: coleccionar palabras, prenderlas en mí como si ellas fueran harapos y yo un clavo, dejarlas en mi inconsciente, como quien no quiere la cosa, y despertar, en la mañana espantosa, para encontrar a mi lado un poema ya hecho."

El mundo de Juana

Escritura sanadora

Sexticles (+18)

Short sex stories for adults. Breves relatos eróticos para adultos.

Pinta y Troquela

Pinta y troquela es mi blog, en el que ire colgando algunos de mis trabajos de scrap.

ZONNE

Stay sunny, stay zonne.

Chica Latinoamericana

crónicas de una vida nómada

Encuentratuvoz

"La mujer que lee, almacena su belleza para la vejez''.

lados b y rarezas

este blog no va a cambiar el mundo, pero me servirá para escribir sobre música.

No me Olvidé de Vos

Cartas entre personas que todavía creen en las cartas.

El segundo estante a la derecha

Blog literario donde comentar y compartir lecturas de diferentes temáticas