Amor es…

Sacártelo de la cabeza pero que el destino busque la forma de volver a encontrarlo y que todo suceda otra vez. Se borra de la cabeza, no del corazón.

Cruzar los océanos del tiempo para encontrar tu amor perdido hace siglos, pero decidir que la amás demasiado como para condenarla.

Conocer a alguien durante cuatro días y que cambie tu vida por completo; estar en el aeropuerto y tener la epifanía de que la elipsis que consideraste es tonta y que no importa que estemos fucked up, queremos pasar el resto de nuestra vida con esa personita.

Encontrar por fin alguien que te entiende, te acepta como sos, y es la única persona que puede darte aquello que buscás, y a quien uno espera entregar toda su voluntad, sin importar cómo lo vean los de afuera.

Conocer al amor de tu vida, que el tiempo se detenga, luego avance rápido y la pierdas de vista. Trabajar duro para conocerla y luego aparecerte frente a su casa con ciertos de sus flores preferidas.

Pero lamentablemente el amor también es algo que con el tiempo puede desgastarse hasta desvanecerse por completo.

Mejor dicho, no sé qué es el amor, no creo que se pueda describir. Sólo sé que love is all you need.

No te puedo sacar de mi cabeza.

You changed my life. And I’ve only known you for four days.

No sabría decir por qué. Pero desde hace unas semanas, esta película me sigue. No en la tele, en la compu, no aparece frente a mí. Aparece en mi cabeza.

Me suele pasar varias veces con diferentes películas pero no tanto tan seguidas.
Lo cierto es que vivo o escucho o veo cosas que inmediatamente me recuerdan a alguna escenita, o frase, o imagen del film. Lo raro, es que si después lo pienso de vuelta, me doy cuenta que no es tan obvia la relación, que sólo yo podría relacionarla con esa película.
Estoy rara últimamente. Quizás se deba a que mi cabeza funciona demasiado pero ocupada en cosas equivocadas.
Lo que sí estoy 100% segura es que sueño mucho con ese final.

Por qué hay que ver Hotel Chevalier

Hotel Chevalier es un cortometraje que dura aproximadamente unos diez minutos. Dirigido por Wes Anderson y escrita por el director junto a Roman Coppola y Jason Schwartzman, funciona como una especie de precuela de The Darjeeling Limited, aunque se trata de sólo uno de los protagonistas, Jack Whitman.

Protagonizado por Jason Schwartzman y Natalie Portman, el cortometraje tuvo repercusión más que por ser lo nuevo de Wes Anderson (justo antes de entrar The Darjeeling…) o la curiosa primera parte de ésta, porque Natalie aparecía desnuda.
Y así es en definitiva, cerca del final. Pero no nos quedemos en eso solo por favor.
La película nos muestra el encuentro de Jack Whitman y su ex novia en un hotel de París donde él se venía hospedando y escapando de esa relación. Pero claro, cuando ella aparece, no puede decirle que no.
Filmada en el hotel Raphaël en París, el film en el que predomina el color amarillo, nos muestra la recepción del hotel para luego saltar al cuarto de Jack, tirado en la cama, con una bata del hotel en amarillo, y Stalag 17 en la pantalla del televisor. Jack pide comida en francés para luego preguntar en su idioma: ‘How do you say ‘grilled cheese’?‘.
Pero cuando corta, recibe el llamado de ella. ‘No dije que pudieras venir’, le dice él. ‘¿Puedo ir?’ pregunta la ex novia de la cual nunca sabremos su nombre. ‘Ok’ contesta Jack. Corta y se decide a ‘prepararse’ para su visita, lo que incluye una fuerte respiración, una ducha y vestirse bien.
Cuando ella toca a su puerta, él antes pone su ipod a sonar, con el tema ‘Where do you go to (my lovely)’ de Peter Sarstedt. Ella le trae flores. Va a besarlo pero él la abraza. Ella se la pasa con un escarbadiente que en un principio (y hubiese sido más acorde para un film del director) iba a ser un cigarrillo pero Natalie no quería fomentar el vicio (?). La cámara se mueve siguiéndola a ella, que registra los objetos del cuarto, introduce disimuladamente algo en la valija de él (esa preciosidad de equipaje diseñado por Marc Jacobs especialmente para la película con las ilustraciones de Eric Chase Anderson), se cepilla los dientes y mientras tanto hace algunos preguntas como ‘¿Por qué estás aquí?’, ‘¿Qué carajo pasa?’, ‘¿Cuánto tiempo has estado aquí?’ o ‘¿Estás escapando de mí?’ a lo que él le contesta ‘Pensé que lo había hecho’.
Golpean la puerta y entra el servicio de cuarto con lo que él había pedido. Mientras tanto ella aprovecha y se quita el saco. Pide antes un bloody mary. ‘Dos Bloody Marys por favor’ le pide él al mozo. Y cuando se va se comen la boca. Se van a la cama. Y mientras le va quitando la ropa y siguen besándose, se tiran algunas líneas. ‘Pase lo que pase, no quiero perderte como amigo’ le dice ella y él responde ‘Te prometo, nunca seré tu amigo. Sin importar. Nunca’. ‘Si cogemos, mañana me voy a sentir como la mierda’ continúa la mujer. ‘Por mí está bien’.
‘Te amo. Nunca te lastimé a propósito’ dice ella mientras se quita su blusa. ‘No me importa’. Siguen besándose, él la abraza con su pecho desnudo apoyado sobre él. Vuelve a sonar ‘Where do you…’. ‘¿Quieres ver mi vista de París?’ pregunta Jack. ‘Ok’.
Y así, en slow motion, como Wes Anderson nos suele acostumbrar, como si esos momentos tan perfectos quisiera alargarlos para que no terminaran tan pronto, Jack camina hasta el cuerpo desnudo de su ex novia, la cubre con la bata y se dirigen al balcón del cuarto. Ya desde el exterior, los vemos a los dos con París de fondo, y una cámara que se aleja lentamente; ellos rápidamente vuelven al interior y la cámara hace un pequeño paneo horizontal hasta quedar quieta, donde empiezan a llover los créditos finales.
Siempre me excedo cuando hablo de mi director preferido, terminando relatando partes que sólo iba a mencionar. Así que termino déjandoles el corto para que ustedes lo puedan ver también en caso de que no lo hayan hecho. Y si no vieron The Darjeeling Limited, mejor, porque es obligatorio ver el corto primero. Por suerte, en nuestro país también se estreno con la proyección del cortometraje al inicio.

 

Y finalmente el Oscar fue suyo


Ya todos lo sabían. Era así. Desde que se estrenó (en EE.UU.) Black Swan se hablaba de esto. Y no se equivocaron. Anoche Natalie Portman, embarazada y enfundada en un Rodarte color púrpura.

Gracias. Muchas gracias. Esto es loco.

Así empezó Natalie el primer discurso que dio para los Oscars en su vida.

Real y sinceramente desearía que el premio está noche fuera trabajar con mis compañeras nominadas.


Una lista un poco larga de agradecimientos, entre algunas lágrimas, y continuó.

Quiero agradecer a mis padres por darme la oportunidad de trabajar desde una edad tan temprana. Mi hermoso amor, Benjamin, quien me ha dado el rol más importante de mi vida. Los más importantes, mi familia, mis amigos y mi amor, les agradezco mucho.

 

Ya lo dije. Mi preferida para ganar en esta terna era la genial Annette Bening. Pero no me molesta que ganara Natalie, aunque sí me hubiese gustado se lo llevara por un papel como el de Closer, por ejemplo. Es cierto que Black Swan no está entre mis películas preferidas del año pero no niego que Natalie supo, como siempre, entregar todo en el set y convertirse en su personaje, en este caso, Nina, la bailarina que desea tanto el papel principal del Cisne Blanco/Negro y va a querer llegar a la perfección a cualquier costa.

Mirá el video de su discurso:

Una noche previsible y con algunas decepciones

Anoche me banqué una de las entregas más aburridas que recuerdo haber visto de la entrega de los Oscar. Pero, cholula como soy, me vi todo el preshow y hasta que terminó por fin, cerca de la 1 y media de la madrugada.

Es cierto que me entretengo viendo (y ya pondré algunas de mis opiniones al respecto) los vestuarios de varias de mis estrellas preferidas. Pero además, si bien sé que los Oscars son unos premios que pocas veces suelen, según mis criterios, elegir a los ganadores de manera correcta, yo espero que tal actor o tal película o tal director que me guste, gane.
La verdad, en esta última entrega, habían muchos premios cantados y de antemano. Ya sabía que Melissa Leo iba a ganar como mejor actriz de reparto por The Fighter (película que quise ir a ver al cine pero estaba en pocos cines y ninguno de los que me queda cómodo, quizás de estos premios la semana que viene cambie, no lo sé). Sabía que Christian -Jesús- Bale iba a ganar como mejor actor de reparto por la misma película, aunque algunos dudaban que Geoffrey Rush lo hiciera. Mi corazoncito allí se iba para el sexy de Jeremy Renner, aunque lo primero que me molestó mucho de eso fue la no-nominación de Andrew Garfield. Sabía que Natalie Portman iba a ganar como actriz por Black Swan. Lo sabía y si bien no me molesta del todo porque Natalie me parece una gran actriz aunque la película por la cual está nominada sin dudas no es de mis preferidas suyas, yo quería que se lo llevara ese pedazo de actriz que es Annette Bening. Sabía que Colin Firth iba a ganar como actor por una película que, confieso, no vi y no tengo ganas de ver, The King’s Speech. Y no me molesta porque no dudo que su actuación haya estado genial.
Sabía que Toy Story 3 sólo se llevaría premio como mejor película animada y sabia que The King’s Speech tenía muchas probabilidades de ser ‘la gran ganadora’ de la noche, aunque todavía (aunque insisto, aún no la vi) no entienda por qué. Lo que no puedo entender por nada del mundo es cómo un director como Tom Hooper le gana a Darren Aronofsky (quien para mí se tendría que haber llevado sin duda la estatuilla a mejor director). No sólo eso, Darren Aronosfky, David O. Russell (a quien lo banco tanto desde que hizo esa genialidad de I Heart Huckabees) y los hermanos Coen aún se lo merecían mucho más. Esas cosas raras de las que sólo los premios de la Academia son capaces.
Sin duda, las estatuillas más correctamente entregadas han sido a, y no lo digo porque realmente me encanta esa película, the Social Network. Y hablo de dos ternas grosas aunque un poco infravaloradas a veces: Mejor Guión adaptado y Mejor Banda Sonora. Merecidísimo.
Inception se llevó varias estatuillas merecidas, lamentablemente en categorías menores porque fueron las únicas en las que estuvo nominada.
Obviando el tema de los premios, los Oscars tienen últimamente el grave problema de, como dicen muchos, querer atraer a un público ‘más joven’. Yo me pregunto qué tan joven. Tengo 23 años, creo que soy joven, y todo ese espectáculo y comedia no me resultan ni atractivos ni graciosos. ¿Con gente más joven se refieren a adolescentes boludos? Sin ofender a nadie, yo también alguna vez fui una ‘adolescente boluda’ y aún así no me interesaban estas cosas. Igual, si hubo algo un poco bochornoso pero de lo que no me quejo en absoluto, es de ver a James Franco (que en su rol de conductor estuvo muy apagado y aburrido al lado de una Anne Hathaway bastante fresca pero un poco inquieta) vestido como Marilyn Monroe. Sí, tengo problemitas, me gustan esas cosas.
Muy agradable ver a Kirk Douglas, una leyenda viva, quien se robó un poco el momento de Melissa Leo. Muy interesante el discurso final de Steven Spielberg.
Resumiendo, una noche bastante olvidable que seguramente no pase a la historia así como tampoco su película ganadora, la cual comparan todos con la mediocre y también ganadora del Oscar, Shakespeare Inlove.

Celebrando el cine independiente

El espíritu independiente es cuando los directores tienen el control y no la gente con el dinero.

Darren Aronofsky


Los Independent Spirit Awards son los premios que cada año premian a películas independientes, de bajo presupuesto. Lo curioso para nosotros, que vivimos en un país donde ninguna película se hace con tanto dinero, es que sólo entran en las categorías películas que se hicieron con menos de 20 millones de dólares. Yo recuerdo que una película argentina ambiciosa como lo fue El Secreto de sus Ojos, se hizo con poco más de dos millones de dólares.

Resumiendo un poco, la gran ganadora fue la película de Aronofsky, Black Swan, que ganó como director, película, actriz protagonista y alguna más.
La película extranjera que ganó fue la que se perfila como la gran ganadora de los Oscars esta noche, The king’s Speech. Y el mejor guión se lo llevó Lisa Chodolenko con su The Kids are all Right.
En los roles secundarios, ambos fueron para Winter’s Bone. Y como actor protagónico, James Franco por 127 Hours.
El resto de las nominaciones y ganadores pueden verlos aquí.

Natalie Portman frente a las cámaras de Sofia Coppola para Dior

Confesión: Miss Dior Cherie es probablemente mi perfume preferido ever. Digo probablemente porque a veces cuesta elegir, hay tantos que me gustan.
La publicidad anterior, con Maryna Linchuk como modelo, me había parecido una preciosidad. romántica, fresca, moderna y con un toque parisino, veíamos a Maryna con un vestidito rosa precioso, andando en bicicleta o sosteniendo varios globos color fucsia, o simplemente con el frasco del perfume en sus manos.
Ahora la modelo es otra. Natalie Portman, quien ni siquiera merece una introducción. Ésta vez Sofia sigue con su onda francesita, pero la Portman muestra un poco más de piel. Personalmente, me gusta la publicidad, pero no supera la de Maryna. Por eso, se las dejo también para que la disfruten.

 

Películas que me cambiaron la vida: Garden State

It’s like you feel homesick for a place that doesn’t even exist. Maybe it’s like this rite of passage, you know. You won’t ever have this feeling again until you create a new idea of home for yourself, you know, for your kids, for the family you start, it’s like a cycle or something. I don’t know, but I miss the idea of it, you know. Maybe that’s all family really is. A group of people that miss the same imaginary place.

 

Garden State fue una de esas películas que me llegaron en el momento justo. Lo bueno, es que en realidad, me llegó en muchos momentos justos. La vi mil veces y nunca elegí hacerlo, siempre la encontré en la tele y siempre la volví a ver. Si ahora la estarían dando, allí estaría yo.

 

Garden State me cambió la vida. The Shins (banda que conocí gracias a este soundtrack y gracias a Sam, el personaje que interpreta Natalie Portman diciéndole: ‘Escucha esta canción, cambiará tu vida’) cambiaron mi vida. Zach Braff cambió mi vida.

 

Es así. De repente me encontré con un personaje, Andrew, que encima lo interpreta él, Zach Braff, que regresa a su hogar para darse cuenta de que en realidad ya no es hogar. Es un personaje que vivió durante años dopados por los cuales no podía sentir nada. De hecho una de las primeras escenas lo representa a la perfección: está en el avión, hay mucha turbulencias, las mascarillas caen, todos entran en pánico y gritan, y él permanece en su lugar, con la mirada perdida, como si estuviera dormido pero con los ojos abiertos, todo esto mientras suena Don’t Panic de Coldplay.

 

Y mientras descubre que su padre lo sigue culpando de un accidente que casi termina de creer fue realmente su culpa, se encuentra con amistades que se quedaron, conocidos de los cuales quiere escapar, y familiares que hace mucho no veía, Andrew conoce a Sam. Y a él le cambia la vida.

 

Sam es una joven epiléptica y mentirosa compulsiva. Se conocen sólo unos pocos días pero se enamoran. Mientras Andrew intenta escapar de una familia que no siente como tal, la de Sam es tan cálida y agradable.

 

Tras un viaje sin moverse demasiado, junto a Sam y a su amigo, y tras dejar la medicación, Andrew por fin vuelve a sentir. Y se permite llorar. Y se enamora. Y al final, cuando parece que va a volver en donde se había quedado antes que empiece la película, él toma la decisión correcta, vuelve hacia una Sam envuelta en lágrimas tras la supuesta partida y se pregunta ‘¿Y ahora qué?’.

Natalie Portman se convierte en el cisne negro


Confieso que la última película de Darren Aronosfky que se estrena en nuestro país recién a mediados de febrero, yo ya la vi, hará un par de semanas o quizás un poquito más. Soy impaciente, es así.

Mis expectativas eran altas. Sobretodo moría cada vez que veía un nuevo still. Es que estéticamente hablando, la película es realmente preciosa; tiene una fotografía hermosa y un maquillaje increíble.

Pero en cuanto al film así, me dejó un poco decepcionada. Después de haber hecho “The Wrestler”, la película que muchos definieron como ‘la resurección de Mickey Rourke’, que no coincido en absoluto (en esa época tenía otro blog en el que había hablado del film y de un Mickey Rourke que para mí nunca estuvo muerto), Aronosfky regresa con una película de muchas similitudes. Es cierto que después leí esto era adrede y de hecho él andaría queriendo hacer una trilogía, por lo que no sería extraño que su próximo film también se le parezca demasiado. Hay muchos planos similares, hay un protagonista que entrega hasta su vida por su pasión, y un final (que no quiero adelantar) que es casi el mismo.


Natalie Portman, que ya se hizo acreedora del Globo de Oro y hablan hasta del Oscar, está bien. Ella es una gran actriz y pone todo para cada personaje que le toca interpretar. Pero lejos está de mis actuaciones preferidas de Natalie. La que sí aporta, un poco de frescura además, es Mila Kunis, una actriz que hasta hace poco no todos reconocían más allá de ser la protagonista de That 70s show durante varias temporadas. También la tenemos a la gran Winona Ryder, que la verdad, está un poco desperdiciada, con una sola escena que vale la pena, y a mí personalmente, me quedó esa sensación de ‘¿eso es todo? ¿no aparece más?’. No, unas poquitas escenas y minutos en pantalla. Y bueno, está también él, Vincent Cassel, a quien veo cada vez más sexy.


La película tiene como pros: que transita muchos estados (momentos de tranquilidad, momentos muy dramáticos, momentos de seducción, momentos casi de película de terror); que hay una división interesante durante toda la película: la primera mitad es el cisne blanco y la segunda, el cisne negro; la ya mencionada fotografía. Como contra, que la película cae en lo fácil, se torna un poco predecible hacia el final y es muy simbólica, pero esos símbolos son demasiados planos, demasiado fácil de leer y por lo tanto deja poco a la interpretación: lo blanco es puro, inocente y lo negro es oscuro, peligroso.


Sobresale la gran escena de la transformación, cuando por fin Nina se convierte literalmente en el cisne negro.

Resumiendo, una película que dejó con sabor a poco, pero de la cual se pueden rescatar algunas cositas.

Golden Globes 2011: Lo que nos dejaron los premios

Un breve resumen y mi parecer sobre los premios que se entregaron anoche. Las sorpresas, las desilusiones, lo predecible y un poco más…

Mejor serie tv comedia – Glee.
Ok, me aburre la serie y no entiendo tanta emoción por tal, tantos premios. Lo curioso es que si bien veo poca tele no veo series enteras, pero creo que habían algunas nominadas que creo yo se lo merecían un poco más.

Mejor actor de reparto serie tv comedia – Chris Colfer (Glee)
Insisto, no entiendo tanto premio al programa. Será un buen actor el tipo (no es que no vi nada de Glee, vi algunos capítulos y me aburrieron), pero creo que se lo hubiera dado a alguien que por lo menos no tuviera un solo papel importante. Le hubiese dado uno tipo ‘revelación’, pero no mucho más.

Mejor partitura original – The Social Network
Buena película, buena música pero creo que éste es un premio que le hubiese dado a Hans Zimmer por lo que hizo en Inception. Y de paso no lo dejábamos con las manos tan vacías.

Mejor canción original – You haven’t seen the last of me’ (Burlesque)
La verdad, ninguna de las nominadas me gustó demasiado.

Mejor film animado – Toy Story 3
Más que merecidísimo. Por lo menos a mí, Toy Story 3 me gustó como pocas películas animadas lo hacen.

Mejor guión – Aaron Sorkin (The Social Network)
Imposible que otra película ganara. Aaron Sorkin logró lo que difícilmente otra persona podría haber hecho con ese material en sus manos. Merecidísimo.

Mejor actor de reparto – Christian Bale (The Fighter)
Mejor actriz de reparto – Melissa Leo (The Fighter)
Película que definitivamente quiero ver. Aunque es curioso que a mí David O. Russel me gusta pero por una película absolutamente diferente: I Heart Huckabees.

Mejor actriz musical/comedia – Annette Bening (The Kids are all right)

Terna en la que estaba nominada Angelina Jolie (aunque seamos sinceros, es un chiste esa nominación), Julianne Moore y Emma Stone por Easy A (nominación que simplemente me puso contenta). Y me pareció genial que ganara Annette. Ahora quiero que vaya a por el Oscar.

Mejor actor musical/comedia – Paul Giamatti
Una sorpresa, pero es merecido, es un gran actor.

Mejor actriz drama: Natalie Portman


Y era obvio que iba a ganar ella. Y está bien. Si bien no creo que su trabajo en Black Swan esté entre los mejores, Natalie como actriz me fascina. Realmente ha hecho películas que me han gustado muchísimo y ella parece entregarle todo al personaje. Para mí está bien.

Mejor actor drama: Colin Firth
Bien merecido. Muero realmente por ver esa película. Lamentablemente, era la más nominada de la noche y éste fue el único premio que se llevó.

Mejor director: David Fincher (The Social Network)
Y sí, perdón Christopher Nolan, pero yo estoy con Fincher y esta gran película que sorprendió a todos.

Mejor película musical/comedia: The Kids are all right
La única película que merecía ser nominada, las otras eran un chiste. The Tourist? Alice in Wonderland? Come on. Lo más curioso es que fue la más barata. Esta película fue otra de esas lindas sorpresitas.

Mejor película – The Social Network
Y si había ganado mejor guión y mejor dirección, no podía no ganar. Para mi gusto, faltó el premio a Andrew Garfield :D. Me moría si ganaba. Pero bueh, no se puede todo en la vida.

VIENDOFOTOS

CarlosGF fotografía

Icástico

"Una cosa es ser solidario y otra serlo a cambio de nada" (Mariano Rajoy, quién sino)

ClemSinOxígeno

Escritora que vuela a un centímetro del suelo.

Todos los dias un viaje ~ Blog

Una mirada sobre el mundo. Viajes. Lugares. Gentes. Arte y Cultura.

Letras Desordenadas

Un blog sobre libros, escritores y lectores.

Mis historias y otros devaneos

Enseño, aprendo y escribo

Cafés para el alma

mientras sigo perdida entre palabras

A la Sombra de la Luna

Verdades que parecen Mentiras & Mentiras que parecen Verdades.

Ana Centellas

Iniciando mi aventura literaria

Viajera Indómita

Relatos y fotografías itinerantes

ColorFul World by Magda

Magdalena Esparza

Some Films and Stuff

Sometimes I watch films and write stuff down.

No tienes idea

¿Piensas que me conoces? ... Créeme, no tienes idea

Reading and Living

Un blog 70% literario y 30% cotidiano.

SOY_FURTIVAA

de todo un poco!!!

Tinta, Pluma y un Chai

No sabia por donde empezar, y empecé por mi

Singularette

No solo soltera, sino singular

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Zambullida's Blog

Sobre la belleza de lo humano

Abrazoscompartidos

...porque las palabras también abrazan

Atardecer en blanco y negro

Aspiro a respirar sin recordar el olvido

Luciano Escribe

Ficción - Cuentos - Historias - Poesía - Cartas - Reflexiones - Alegorías

Escritura Creativa

Desvaríos de una hija del trópico, amante del mundo.

La caricia del gato negro

Blog literario de Andoni Abenójar

enalma fotografías

Reflejo de un instante de vida

El Café de Nicanor

-en la mesa más redonda-

Camino al andar

Blog de viajes

Mi camino buscandoT

...y os encontré.

Cerdo Venusiano

Tocino, ciencia ficción y chistes prosaicos.

Cuaderno de Murúa Niño

los recuerdos son realidad, son ficción, son un invento, son yo

Historias malditas, malditas historias

Historias, cuentos y relatos que no fueron a ningún sitio.

CORAZÓN DE FANTASMA

Todo termina siendo una psicofonía. Yo sólo las escribo.

Los microcuentos de Dark Sibarel

Lo único constante es el cambio... estos cuentuitos, microcuentos, cuentos cortos y micro sagas, son un destilado de mi mente preparándose para lo que habrá de venir...

La lagartija, el blog de Luis Juli Aydillo

Sobre motivación, liderazgo y regeneración

Juana UCm

Juana, Julie & Julia

VIAJES AL FONDO DEL ALSA

“Quizás viajar no sea suficiente para prevenir la intolerancia, pero si logra demostrarnos que todas las personas lloran, ríen, comen, se preocupan y mueren, puede entonces introducir la idea de que si tratamos de entendernos los unos a los otros, quizás hasta nos hagamos amigos” – Maya Angelou

Inhalando líneas

"Y si leo, si compro libros y los devoro, no es por un placer intelectual —yo no tengo placeres, sólo tengo hambre y sed— ni por un deseo de conocimientos sino por una astucia inconsciente que recién ahora descubro: coleccionar palabras, prenderlas en mí como si ellas fueran harapos y yo un clavo, dejarlas en mi inconsciente, como quien no quiere la cosa, y despertar, en la mañana espantosa, para encontrar a mi lado un poema ya hecho."

El mundo de Juana

Escritura sanadora

Sexticles (+18)

Short sex stories for adults. Breves relatos eróticos para adultos.

Pinta y Troquela

Pinta y troquela es mi blog, en el que ire colgando algunos de mis trabajos de scrap.

ZONNE

Stay sunny, stay zonne.

Chica Latinoamericana

crónicas de una vida nómada