Jueves de estrenos

Y creo que es una semana especial porque se estrenan dos de las mejores películas del año (pasado). En los links dejo mis respectivas (y claro, más extensas) críticas al respecto.

Anomalisa“, pude verla en la única función en que se proyectó en el Festival de Cine de Mar del Plata, era a las 12 de la noche, estaba cansada porque ya había visto varias películas ese mismo día (bueno, como siempre allá), y sin embargo la disfruté muchísimo. Si bien a simple vista las marionetas la hacen lucir “artificial”, la verdad es que se siente muy auténtica. Es una película animada pero para adultos, incluso la escena de sexo es de lo más realista que he visto en el cine. Hermosa, un poco triste, sí, pero acaso ¿no son así las mejores cosas de la vida?

El segundo estreno que destaco, y mi preferido, es el de la última película de un director que me gusta muchísimo, Todd Haynes. “Carol“, que tuve la oportunidad de verla a fines del año pasado en el cine gracias a la Semana de Cine de Cannes que se hizo en el Gaumont, es una película perfecta, hermosa, sutil, elegante. Y Cate Blanchett y Rooney Mara están a la altura de estos mismos calificativos. Y no perdono a la Academia que no lo hayan nominado ni al director ni a la película en la categoría principal. Pero ya sé que los Oscars no son criterio de nada, así que no sé por qué año a año me encuentro quejándome al respecto.

¿Qué van a ir a ver al cine? También se estrenó “Creed”, la cual no esperaba disfrutar como lo hice. Por mi parte, yo iré a ver “Pride and Prejudice and Zombies” porque me mata de la curiosidad. Aprovecharé el fin de semana largo para eso. Claro, después de ir a ver a The Rolling Stones.

Mis películas del año

Como adelanté, el primer puesto es para Victoria.

El resto, sin orden específico (es difícil, entiendan):

– Crimson Peak
– Star Wars Episode VII: The Force Awakens
– Mistress America
Carol
– Mad Max: Fury Road

Bonus
Tangerine

Otra YAPA
(películas que vi el año pasado y este año llegaron a la cartelera, y algunas estoy repitiendo, sí)

Wild

What we do in the shadows

Mommy

Eden

It follows

Por último: Acá mi Top 10 de películas estrenadas comercialmente este año.

La esencia del amor

Todd Haynes es un director que supo fascinarme desde el vamos. Me parece alguien impecable en su trabajo, capaz no sólo de contar historias de un modo sutil pero totalmente efectivo, plasmando sensaciones sin subrayarlas, sino de construir imágenes que fortalecen cada una de esas historias. Un film de terror con ciertos aires lyncheanos como lo es “Safe”, o esa gema que siempre permanecerá en el top de mis películas favoritas en el mundo que es “Velvet Goldmine”, donde supo retratar el mundo del glam rock como nadie, hasta un retrato de Bob Dylan que es tantos retratos como facetas el músico tiene.

Con “Carol” vuelve a hacerlo. Con la novela de Patricia Highsmith como referencia, vuelve a retratar desde la esencia más pura en este caso una historia de amor. Un amor que no necesita un beso hasta pasada más de la mitad de la película, porque está presente en cada mirada, en cada roce de manos, en cada respiración entrecortada. Si es así como nos sentimos al estar enamorados… Las palabras sobran porque a la larga no logran expresar todo eso. Y Haynes apela a esa sutileza, por eso es un director tan único.

“No sé lo qué quiero. ¿Cómo voy a saber lo que quiero si le digo que sí a todo?”. Ésa es la frase que rescato de una película que sin dudas está entre lo mejor que vi en el año, y en los últimos años. La rescato porque muestran a Therese, interpretada magistralmente por mi querida Rooney Mara, como la joven que es, alguien que todavía no sabe qué quiere (trabaja en una casa de muñecas, pero le gusta los trenes y sabe mucho de ellos porque lee mucho al respecto aunque “tal vez no debería”, le gusta sacar fotos pero no cree ser buena y no se atreve a sacarle a las personas porque siente que puede estar invadiendo) pero no por eso no deja de intentar, despacio, a su tiempo, ver qué es para ella.

SPOILER ALERT. NO LEER SI NO QUIEREN SABER.

Y sobre todo elijo esa frase porque al final sabe resignificarse completamente. Porque Therese dice que no pero no la convence, no importa la firmeza con la que lo haya dicho. Y entonces necesita retractarse, aunque esto sólo sea mostrado con una mirada, mejor dicho con dos miradas, con dos imágenes, con dos mujeres que se miran, con brillo en los ojos, emocionadas y una sonrisa que comienza a dibujarse. Y en sólo esas dos imágenes Todd Haynes lo expresa todo.

Porque como reza el tagline de su película, “Algunas personas cambian tu vida para siempre“. Y eso sucede cuando realmente nos enamoramos.

Un amor al que no se toca pero se siente


Ain’t them bodies saints es ante todo una historia de amor. La definen esos primeros minutos, entre los bonitos Casey Affleck y Rooney Mara. El amor que sienten el uno por el otro y luego por el fruto de ese amor, es lo que va a mover a los protagonistas. De una historia tan simple, en la cual el hecho de que ellos sean delicuentes no es más que un detalle, surge un film más preocupado en transmitir emociones que en contar una gran historia.

No pasan tantas cosas a lo largo del film, pero así como nos enamoramos en ese bello prólogo, es que vamos a transitar por las diferentes emociones que el director nos propone. Con una fotografía cruda que rememora y bastante a Terry Malick (y no sólo la fotografía y ojo que no habla una gran admiradora del director), la trama política y social casi no importa. Es más bello detenerse en esa espera que dura varios años pero podría haber durado más, si se sabía que la recompensa iba a ser estar otra vez juntos. O cuando el tercero en discordia siente su corazón romperse tras verlos juntos de nuevo, sin necesitar decirse nada.

Porque así pasaron todos estos años. Amándose a la distancia, sin poder verse, tocarse, besarse, sólo a través de un intercambio de cartas en las cuales se repetía lo mismo. Él va a volver por ella. Ella lo va a esperar. A esto se reduce la historia principal de la película. Simplemente al amor. Hay algo más en el fondo. Gente que no los quiere juntos, o la falsa inocencia de ella que ya parece estar cansándose de fingir. Pero son detalles.

Maybe I’m just foolin’ you all.

Yo

“Lisbeth Salander se apoyó contra la almohada y siguió la conversación con una sonrisa torcida. Se preguntó por qué ella, a la que le costaba tanto hablar de sí misma con gente a la que veía cara a cara, podía confiarle, sin la menor preocupación, sus secretos más íntimos a una pandilla de chalados completamente desconocidos de Internet”.
 
La reina en el palacio de las corrientes de aire
Rooney Mara Source Image Gallery: Pulsa en la imagen para cerrar la ventana

Si conoceré eso… Desde que la internet llegó a mi vida que me he convertido en una persona muy social en las redes… y no tanto en la vida real. Y es que en esa vida real nunca fui muy social. Siempre fui igual, callada, reservada, tranquila, aburrida capaz. Y sí. Si bien creo que a lo largo de los años he mejorado (por suerte no soy la misma Jesica que iba a la secundaria, aunque mucho de ella vive conmigo y nunca se irá, es parte de mí), sigo sin poder hablar de mí en persona. Me aterran los encuentros cara a cara. Siempre pienso mil cosas y digo dos. Me acuerdo lo que dice Charlie en algún momento de The Perks of Being a Wallflower: “Sam, do you ever think, that if people knew how crazy you really were that no one would ever talk to you?“. No es que esté loca, lo prometo, no tanto, un poco, lo normal, y un poco más, pero sí es cierto que hay miles de cosas de mí que no comparto, que no las sabe nadie, y a veces no puedo evitar pensar, ¿y si lo supieran? ¿Sería todo igual?

Ese momento en que el corazón quiere salirse del pecho

En Suecia, hay más de cuatro mil personas con administradores. Las razones más frecuentes suelen ser una enfermedad psíquica manifiesta o una enfermedad psíquica combinada con graves abusos de alcohol o narcóticos. Una pequeña parte está configurada por individuos que padecen demencia senil. Un número sorprendentemente alto de los que se encuentran bajo la custodia de administradores está constituida por personas relativamente jóvenes: treinta y cinco años o menos. Una de ellas era Lisbeth Salander.

Me tomé mi tiempo en decidirme hacerlo pero aquí estoy, acabo de terminar el primero de los tres tomos de Millennium (hoy ya empecé con el segundo). Como sólo había visto la película de Fincher, Lisbeth para mí tiene la cara de Rooney Mara. Y Mikael la de Craig, claro. Ya me pondré al día con las películas suecas.

Pero estoy fascinada con el libro. Además de que la historia, con todas sus aristas, me atrapó mucho y me hizo sentir mucha empatía con Lisbeth y Mikael, me pasa que me resulta sumamente cinematográfico el relato. Por momentos parecería casi estar dividido en escenas y montado, la película surge casi naturalmente en mi cabeza.

¿Que la cogiera en sus brazos? ¿Que la llevara apasionadamente al dormitorio y le arrancara la ropa? No, en realidad, sólo quería su compañía. Quería oírle decir que la quería por ser quien era, que era especial en su mundo, en su vida. Quería que le diera una prueba de amor, no sólo de amistad y compañerismo. “Me estoy volviendo loca”, pensó.

No puedo dejar de pensar en Lisbeth Salander.

Una obra cinematográfica oscura, pero hipnótica

Las palabras del título no son mías. Bueno, no lo es la frase, pero varias de esas palabras utilicé, antes de leer luego esta crítica, cuando hablé sobre qué me había parecido esta película. Así que me permito apropiármelas por un rato.
Ya desde los títulos iniciales se percibe aquello que intento resumir yo en el título de esta entrada. Es imposible dejar de ver, no dejarse llevar por la música.

Mikael Blomkvist es un periodista que se encuentra en un mal momento de su carrera; quiso desenmascarar a un industrial sueco pero termina perdiendo una demanda millonaria por difamación y la revista para la que trabajaba entra en problemas. Lisbeth Salander es una joven de 23 años, antisocial, pupila del estado, hacker, punk, bisexual. Sus caminos se cruzan en medio de un policial que Fincher sabe teñir de misterio, sensualidad, tensión, cuando a Blomkvist le ofrecen un trabajo que en ese momento de su decaída carrera no puede rechazar: escribir una autobiografía que en realidad consiste en investigar qué pasó con un miembro de la familia de Henry (el hombre que lo contrata, interpretado por Christopher Plummer). La película habla sobre las relaciones, las ambiciones, las familias burguesas, las traiciones y temas varios, por lo que termina siendo mucho más que un simple policial, más bien un retrato frío, oscuro, perturbador y sensual de una sociedad.

Spoilers y divagues…
Lisbeth y Mikael se encuentran, no sólo el uno al otro, sino a ellos mismos, en medio del frío y la nieve. No sólo ella lo salva a él cuando lo rescata del villano. Él la salva a ella dándole algo que hasta el momento no pudo obtener y tiene que ver con esas cosas que pasan cuando dos personas se juntan, se tocan, se sienten.
Lisbeth no es la misma cuando está con él, aunque al principio parezca que sí. Pero al final se decepciona y tira todo a la basura, no sólo una campera carísima que le iba a regalar.
La película es apta para mayores de 18 años y si bien es larga, las dos horas y media que dura no se hacen notar. Tiene una fotografía muy buena y un tratamiento sonoro increíble, más aún si se le presta mucha atención al viento que cierra una ventana, por ejemplo.
Resta aclarar que no leí ninguno de los libros ni he visto aún las versiones suecas. Me interesa hacerlo pero sabía que si veía la película después de leer el libro, probablemente tardaría mucho en hacerlo. Y aquí estoy.
Ah la frase del título pertenece a la crítica de David Denby para The New Yorker.

Mi Fashion Police: Golden Globes #lomejor

Ellas para mí han sido las mejores de la red carpet.

Angelina Jolie en un Atelier Versace. Sin duda es una reina.

 

Evan Rachel Wood en un Gucci que si se lo ve en detalle es increíble.
Rooney Mara en un Nina Ricci negro. Un look simple, pero impecable.
Jessica Chastain en un Givenchy que es un sueño.

 

Nicole Kidman, en Versace.
Emma Stone en Lanvin.
Julianne Moore diosísima en un Chanel.
VIENDOFOTOS

CarlosGF fotografía

Icástico

"Una cosa es ser solidario y otra serlo a cambio de nada" (Mariano Rajoy, quién sino)

ClemSinOxígeno

Escritora que vuela a un centímetro del suelo.

Todos los dias un viaje ~ Blog

Una mirada sobre el mundo. Viajes. Lugares. Gentes. Arte y Cultura.

Letras Desordenadas

Un blog sobre libros, escritores y lectores.

Mis historias y otros devaneos

Enseño, aprendo y escribo

Cafés para el alma

mientras sigo perdida entre palabras

A la Sombra de la Luna

Verdades que parecen Mentiras & Mentiras que parecen Verdades.

Ana Centellas

Iniciando mi aventura literaria

Viajera Indómita

Relatos y fotografías itinerantes

ColorFul World by Magda

Magdalena Esparza

Some Films and Stuff

Sometimes I watch films and write stuff down.

No tienes idea

¿Piensas que me conoces? ... Créeme, no tienes idea

Reading and Living

Un blog 70% literario y 30% cotidiano.

SOY_FURTIVAA

de todo un poco!!!

Tinta, Pluma y un Chai

No sabia por donde empezar, y empecé por mi

Singularette

No solo soltera, sino singular

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Zambullida's Blog

Sobre la belleza de lo humano

Abrazoscompartidos

...porque las palabras también abrazan

Atardecer en blanco y negro

Aspiro a respirar sin recordar el olvido

Luciano Escribe

Ficción - Cuentos - Historias - Poesía - Cartas - Reflexiones - Alegorías

Escritura Creativa

Desvaríos de una hija del trópico, amante del mundo.

La caricia del gato negro

Blog literario de Andoni Abenójar

enalma fotografías

Reflejo de un instante de vida

El Café de Nicanor

-en la mesa más redonda-

Camino al andar

Blog de viajes

Mi camino buscandoT

...y os encontré.

Cerdo Venusiano

Tocino, ciencia ficción y chistes prosaicos.

Cuaderno de Murúa Niño

los recuerdos son realidad, son ficción, son un invento, son yo

Historias malditas, malditas historias

Historias, cuentos y relatos que no fueron a ningún sitio.

CORAZÓN DE FANTASMA

Todo termina siendo una psicofonía. Yo sólo las escribo.

Los microcuentos de Dark Sibarel

Lo único constante es el cambio... estos cuentuitos, microcuentos, cuentos cortos y micro sagas, son un destilado de mi mente preparándose para lo que habrá de venir...

La lagartija, el blog de Luis Juli Aydillo

Sobre motivación, liderazgo y regeneración

Juana UCm

Juana, Julie & Julia

VIAJES AL FONDO DEL ALSA

“Quizás viajar no sea suficiente para prevenir la intolerancia, pero si logra demostrarnos que todas las personas lloran, ríen, comen, se preocupan y mueren, puede entonces introducir la idea de que si tratamos de entendernos los unos a los otros, quizás hasta nos hagamos amigos” – Maya Angelou

Inhalando líneas

"Y si leo, si compro libros y los devoro, no es por un placer intelectual —yo no tengo placeres, sólo tengo hambre y sed— ni por un deseo de conocimientos sino por una astucia inconsciente que recién ahora descubro: coleccionar palabras, prenderlas en mí como si ellas fueran harapos y yo un clavo, dejarlas en mi inconsciente, como quien no quiere la cosa, y despertar, en la mañana espantosa, para encontrar a mi lado un poema ya hecho."

El mundo de Juana

Escritura sanadora

Sexticles (+18)

Short sex stories for adults. Breves relatos eróticos para adultos.

Pinta y Troquela

Pinta y troquela es mi blog, en el que ire colgando algunos de mis trabajos de scrap.

ZONNE

Stay sunny, stay zonne.

Chica Latinoamericana

crónicas de una vida nómada