Mis parejas favoritas del cine

San Valentín es una fecha que para mí, no significa nada. Ya lo dijo Joel (Jim Carrey) en Eternal Sunshine of the Spotless Mind:

Fotos: Tumblr

Es exactamente eso, una fecha comercial. Si se utiliza como excusa para hacer algo lindo por alguien a quien amamos, bienvenido sea, pero no tiene por qué ser una obligación.

Así que en mi caso la utilizo como excusa para citar algunas, sólo algunas, de mis parejas favoritas que nos ha dado el maravilloso mundo del cine.

Margot y Richie y ese amor que se declaran en una carpita mientras suenan los Rolling Stones. Un amor que lo sienten imposible porque son hermanos, aunque adoptados.

Drácula y Mina, ese amor eterno. “He cruzado los océanos del tiempo para encontrarte”. Es que, como leí por algún lado alguna vez, sólo los vampiros pueden amarte para siempre.

Lee y el original Sr. Grey. Dos personas que se aman y se entienden y se necesitan.

Jesse y Celine. Porque han logrado plasmar en cada película una etapa del amor, de la manera más realista posible. El encantamiento de un amor nuevo, las desesperanzas tras haber desaparecido pero nunca ido de nosotros, y el trabajo que conlleva el llevar una pareja adelante, un trabajo de a dos y que nunca cesa.

Charlotte y Bob, y eso que se queda ahí, en un hotel, en Tokyo, en un susurro. Dos personas perdidas que sólo pudieron encontrarse con el otro.

Podría citar muchas más pero me limito a mencionar sólo cinco, como un Top Five pero sin orden aleatorio (aunque Margot y Richie sí son y siempre serán mi primer puesto).

  • Las películas son: The Royal Tenenbaums, Bram Stoker’s Dracula, Secretary, la trilogía Before Sunrise/Sunset/Midnight y Lost in Translation.

Placer culposo

Anna and the French Kiss, de Stephanie Perkins

Es un libro muy de minita, muy obvio, y aun así me encantó. Entre otras cosas, porque su protagonista es una adolescente que sueña con ser crítica de cine (sí, sueña con escribir sobre películas en algún sitio popular y viajar a festivales de cine). Y entre sus directores favoritos aparecen nada menos que Wes Anderson y Sofia Coppola, En realidad es ella su opción favorita.

It’s about isolation and loneliness, but it’s also about friendship. Being exactly what the other person needs. At one point, the girl ask the man, “Does it get easier?” His first reply is “no”, and then “yes”, and then “it gets easier”. And then he tells her, “The more you know who you are, and what you want, the less you thing let things upset you”.Anna and the French Kiss, by Stephanie Perkins.

It’s about isolation and loneliness, but it’s also about friendship. Being exactly what the other person needs. At one point, the girl ask the man, “Does it get easier?” His first reply is “no”, and then “yes”, and then “it gets easier”. And then he tells her, “The more you know who you are, and what you want, the less you thing let things upset you”.

Lux y Trip

En opinión del doctor Hornicker, la promiscuidad de Lux era una reacción normal frente a una necesidad emocional.

-Los adolescentes buscan el amor donde lo encuentran -decía en uno de los mucho artículos que tenía la esperanza de publicar-. Lux confundía el acto sexual con el amor. El sexo se convirtió para ella en sucedáneo del consuelo que necesitaba después de suicidarse su hermana.

Trip Fontaine tenía la discreción natural de los grandes amantes, seductores más importantes que Casanova por el simple hecho de no haber dejado tras de sí doce volúmenes de memorias y porque nadie conoce su identidad.
 
 
Extractos que creo que alcanzan para definir a estos dos personajes. Si gustó la película, recomiendo el libro. Y si bien yo llegué a ambos en ese orden, estoy segura de que si gustó el libre, la película no puede decepcionar porque retrata bastante bien, con melancolía pero de manera lo suficientemente fría y distante, a esas jóvenes y la familia asfixiante (especialmente la madre) a la que pertenecen.
Las vírgenes suicidas. Libro escrito por Jeffrey Eugenides. Película dirigida por Sofia Coppola.

Cumpleaños felices

 

I try to just make what I want to make or what I would want to see. I try not to think about the audience too much.

Esas palabras provienen de una de las varias personas que admiro que cumplen años el día de hoy. Ni más ni menos que Sofia Coppola, nombre que acá se leyó bastante porque no puedo evitar amar todo lo que hace, todo lo que sale de ella. Además, hoy fue la apertura de Cannes, y la realizadora está allí como jurado. Por eso, para ilustrar el post, dejo imagen de la primera de sus red carpets del festival de cine.

Otra de las personas que está cumpliendo años, 45, y sin embargo luce tanto o más bella que nunca, es Cate Blanchett. Esta mujer es una de mis máximas referentes también. Porque no sólo me parece hermosa y una actriz muy talentosa y centrada (que aseguró estar en contra del botox y no tiene problemas en mostrar unas apenas marcaditas patas de gallo), sino que destila elegancia, glamour. Se puede poner un trapo y lucir como si llevara alta costura.
Y la lista de cumpleañeros sigue. Y es hora de mencionar a una persona ya mítica dentro del cine. Porque gracias a él hay sagas inmortales. Y es George Lucas.
Pero hay más: Tim Roth (que hoy paseó en Cannes presentando junto a Nicole Kidman “Grace of Monaco”), Robert Zemeckis y el padre de Facebook, Mark Zuckerbeg, inmortalizado en el cine por Jesse Eisenberg. ¿Qué me dicen de esta fecha, eh?

Lo que dejó el 2013: las películas del año

Primero y principal, porque Sofia Coppola nos trajo su quinta película. Y si bien en general parece que no convención ni al público ni a la crítica, a mí no me interesa, pues me encantó. La directora se encarga de plasmar la decadencia de los jóvenes de LA, que se creen que se llevan la vida por delante y, que más allá de su vida acomodada, siempre quieren más. Viven pisando la frontera del peligro, no aprenden de sus errores y sólo se basan en apariencias y en bienes materiales. Hay que amarla u odiarla a la hija del legendario Coppola, yo elijo amarla.

El puesto por MI película del año está bien peleado por estas dos, una la ya mencionada, y la otra, la tercer parte de una de las historias de amor más bellas que dio el cine. Esta vez, más cansados, menos soñadores, y más agridulces que nunca, Jesse y Celine se encuentra vacacionando en Grecia, con sus dos hijas mellizas y miles de cosas que no se dijeron en este tiempo y parecen salir a flote todas en ese cuarto de hotel. La fantasía se volvíó una imperfecta realidad.

Hubo otras películas del año para quien les escribe, pero ya las pueden chequear acá, y próximamente, con algún aditivo (incluyendo lo peor también) en El Espectador.

Las chicas de Spring Breakers vs. las de The Bling Ring

Las dos pandillas tienen en común muchas cosas, entre otras, son un reflejo de una sociedad corrompida, en el que la mujer no es una víctima más que de ella misma y de sus obsesiones.

En “Spring Breakers”, película de Harmony Korine, las chicas usan bikinis, colores fosforescentes y se la pasan bebiendo y fumando y son rescatadas por un rapero (James Franco) que les va a dar un estilo de vida que a simple vista todas querían pero sólo unas pocas van a saber realmente manejarlo. Llena de homenajes al pop noventoso de Britney Spears, “Spring Breakers” es así como se la ve, trash, sexy, excesiva.

En la última película de Sofia Coppola, “The Bling Ring”, que acá se estrena a fin de mes, la cosa está cargada de lujo. Ellas también son delicuentes pero cuyo objetivo principal es acceder al estilo de vida del que ellas quieren ser parte, y es el de las celebrities de Hollywood. Por eso, una vez que descubren lo sencillo que es, van a meterse varias veces a la casa de Paris Hilton, porque el tema no es sólo robarse algo de un armario inmenso en el que cualquier prenda u objeto puede pasar desapercibido, sino sentirse como se deben sentir ellos, así de fabulosos, con las carteras Chanel o los zapatos Louboutin. Sofia Coppola muestra una sociedad actual, obsesionada por saber qué hacen y qué dejan de hacer las celebridades, y para quienes lo importante es lo de afuera, la imagen que uno muestra, lo glamorosos que pueden ser por tener tantas cosas bonitas.

A simple vista, “The Bling Ring”, que de las películas de las directoras a la que más rememora es a “Marie Antoinette“, es superficial, pero no confundamos, así son los personajes protagonistas. Chicas que cuando son apresadas sólo quieren saber qué dijo Lindsay Lohan de ellas. Gente que proviene de familias que las ignoran o les prestan mucha atención (como bien dice Jesse en algún momento de “Before Sunrise“: Everybody’s parents fucked them up. Rich kids parents gave them too much. Poor kids, not enough. You know, too much attention, not enough attention.), como el personaje que interpreta la siempre genial Leslie Mann, que le da así como si fuera el café con leche de cada mañana, las anfetaminas a sus hijas, una de ellas la talentosa Emma Watson, que ya no se encuentra apegada a su Hermione, sino que resalta en personajes distintos cada vez.

Dos películas muy recomendables por quien les escribe, sólo apta para ojos que saben ver más allá del envase, y aceptar un tipo de sociedad que nos rodea, sí son dos perspectivas pesimistas capaz, pero necesarias.

Video de "The Bling Ring"

Si no carga, lo  pueden ver acá.

Hoy miraba por vaya uno a saber qué número de vez, “The Virgin Suicides”. Y es que me conocen, a mí el cine de Sofia Coppola me encanta. Es por eso que muero por ver su nueva película, que acá promete llegar recién en noviembre. En el blog nunca llegué a subir el trailer, pero pueden verlo aquí. Emma Watson promete dejar atrás su imagen de niña buena con esta película, que me tiene muy ansiosa.

Adiós a la reina

Esta película que cerró el festival de Cannes de este año y tiene como fecha estimativa de estreno en nuestro país recién para fin de año, basada en una novela homónima de Chantal Thomas, nos muestra los últimos días de la reina, la despilfarradora María Antonieta, en Versailles, pero desde el punto de vista de su lectora, una mujer misteriosa, de la cual poco se sabe y que presenta una gran devoción hacia la reina. También se plantea los rumores maliciosos que surgieron sobre la relación entre la reina y su favorita, la Duquesa de Polignac.

Lejos del “rosa” que nos mostraba Sofia Coppola en su película sobre la reina adolescente, aquí vemos a una Versailles en sus últimas, sucia y paranoica. Si algo tiene en favor esta película, es que nos hace sentir dentro de ese palacio que ya está en las ruinas.

Su director es Benoît Jacquot, quien al chequear su filmografía vemos una veintena de películas, muchas para tv, y varias adaptaciones literarias. Diane Kruger da vida a una María Antonieta que encuentra en la Duquesa de Polignac la juventud que ella siente ya perdió. Léa Seydoux es Laborde, esta lectora que es capaz de servir a la reina en cada capricho, que no duda en ser sacrificada por la reina en su maquiavélica estrategia. Y por último, el objeto de deseo de la reina, la Duquesa de Polignac es Virgiene Ledoyen.

Sin un guión muy clásico, con el punto de vista puesto en esta lectora; con unas puestas en escenas deslumbrantes (debe ser un sueño poder filmar una película allí) y las actuaciones acertadas del trío protagonista, la película queda un poco a medio camino y peca de cierta distancia, cierta frialdad.

Aún así me parece interesante. Saben que María Antonieta es un personaje que me fascina.

Lo mejor y peor del 2011

En cuanto a cine, obvio. Basta de balances personales.

Voy a mencionar las películas que más me llamaron la atención. No sé si hubo mayor cantidad de mejores películas (siempre en cuanto a mi parecer) o es simplemente que aquellas que no me gustan las olvido rápidamente y no me inspiran a escribir demasiado. Resalto también que pongo películas que han sido estrenadas aquí este año, aunque no todas sean del 2011.

Mi película de este año no creo sea una sorpresa para quienes me vinieron leyendo, porque la mencioné en más de una ocasión y siempre explayándome en lo mucho que la había disfrutado, a mi manera, sufriéndola. Y es Blue Valentine. Aquella película que me llegó en el momento justo (o no) y quizás también a eso se deba todo lo que provoca en mí. Pero aún separándome de todo eso, me encuentro con un film extremadamente realista, honesto y sobretodo brillantemente actuado por esos dos jóvenes grandes actores que son Michelle Williams y Ryan Gosling. Esa estructura interesante que permite no sólo saltar de una historia a otra, sino contrastarlas fuertemente hasta llegar a un final inevitable.

Este año también pudimos ver en el cine lo último de una de mis directoras preferidas, Sofia Coppola. En Somewhere nos encontrabámos con una joven Sofía (aunque no se llame así) interpretada por una Elle Fanning estupenda, natural, hermosa y sutil, que irrumpe en la vida caótica (aunque en la película reine el ritmo lento) de su padre famoso, un gran Stephen Dorff. Una película que retrata más emociones que acciones, el cine de Sofía en su máximo esplendor.
Otra linda sorpresa la tuve cuando vi en el BAFICI pero no mucho después llegó también a los cines comerciales, Copie Conforme, con una Juliette Binoche más hermosa que nunca. La película retrata un encuentro (¿o reencuentro?) entre un hombre y una mujer al mejor estilo Before Sunrise, enmarcada en la bella Toscana italiana. Una película romántica, divertida, llena de diálogos geniales y la frescura que hace a Binoche aún más hermosa de lo que es.
Linda fue también la sorpresa de que, cuatro años después, llegaba a nuestros cines Les Chansons d’Amour, una película de Christoph Honoré, un musical romántico, protagonizado por Louis Garrell, Ludivine Sagnier y Chiara Maistroianni. Una película donde sus protagonistas cantan sus sentimientos, se enamoran, sufren, pierden, se pierden, se vuelven a enamorar y se encuentran.
También tuvimos oportunidad de ver en el cine Last Night, una película que si bien no es del todo perfecta (insisto en que hay una línea argumental ahí que no me termina de convencer) es capaz de provocarnos sensaciones, recuerdos quizás. Una película sobre las decisiones que tomamos en nuestras vidas, que a veces no son las mismas que nos dicta el corazón.
Volvió y con todo Lars Von Trier y nos trajo su hermosa Melancholia. Este hombre que se deprime y hace películas, y nos deprime también, aquí nos cuenta una historia de dos hermanas y sus dos visiones sobre el apocalipsis que se aproxima, todo con un conjunto de hermosas imágenes hermosamente musicalizada. ¿Repetí mucho la palabra hermosa? Es una de las que mejor define para mí esta película.

Dentro del cine nacional, aún me quedan varias por ver. El Estudiante por ejemplo recibió gran cantidad de críticas favorecedoras y todavía siguen dándola (y prometo que la voy a ir a ver). Vaquero fue otra bien recibida. Aballay la vi y si bien creo está bastante bien la película no llegó a maravillarme. Revolución, el Cruce de los Andes también me pareció buena. Pero yo me quedo con una película más pequeña: Medianeras. Por su modo interesante de contar una historia que no es historia hasta el final y por cómo retrata nuestra caótica y querida Buenos Aires, por esos personajes tan particulares y cercanos.
Y por último, película que no llegó a las salas pero fue una muy linda sorpresa, Submarine. Prácticamente todo lo que me gusta del cine está ahí. Personajes singulares y aniñados (sean niños o adultos), situaciones absurdas, linda música, en este caso de Alex Turner, e historias de amor y de familia que se mezclan y entremezclan, que una afecta a la otra. Imposible no encontrar la influencia de mi director preferido, Wes Anderson, en ella.

Películas malas, o que a mí no me hayan gustado, también las hubo. Creo que en mi primer puesto está La Profecía del 11-11-11. Una película de terror, horriblemente filmada, sin sustos verdaderos, con un protagonista bastante cliché (escritor de terror que ya no cree) para una película que trata sobre la religión y un final forzado que pretende tirar por la borda todo lo que se contó en los minutos anteriores de la película. Un poco como pasa en la primer Saw, del mismo director, el final llega de manera rápida para develarnos lo ‘impredecible’. Bastante aburrida, se hace más larga de lo que parece.
El género de terror y suspenso me encanta, pero es donde más fácil es hacer una película mala. Carlos Sorín se introdujo en este género de lleno y estrenó El Gato Desaparece. Sólo puedo rescatar de esta películas las actuaciones de sus dos protagonistas y que, cada tanto, se generan buenos climas. Pero la historia, a simple vista interesante, no termina siendo muy fuerte y la película pasa de un falso susto a otro (que ni siquiera creo puedan llamarse sustos) hasta un final que ni bien empieza la película nos piden no contemos después de verla, muy innecesario.
Steven Soderbergh nos trajo otra película con un elenco súper estelar y una historia que habla sobre la paranoia que se genera ante la aparición de cierto virus que se propaga rápidamente. Kate Winslet, Marion Cotillard, Matt Damon, Gwyneth Paltrow y Jude Law son algunos de los actores que se pasean por la película, cada uno con su propia trama, que o nunca termina de empezar, o nunca se termina de cerrar. Personajes con los cuales no se genera empatía. Tampoco logra los climas suficientes para generar tensión entre tanta paranoia. Bastante decepcionante.
También tuvimos la oportunidad de ver a dos actores hermosos haciendo de pareja en The Tourist. Si años atrás me hubiese enterado que iban a protagonizar una película juntos, probablemente me hubiese desmayado de la emoción. Bueno, cuando lo hice me emocioné bastante. Pero lamentablemente ni Angelina Jolie ni Johnny Depp son los mismos. Ambos tienen un pasado más salvaje, que los hace más sexies también. No sé si es el paso de los años, la madurez de cada uno, o simplemente que parecen no gustarse en absoluto, pero lo cierto es que, entre otros tanto, el gran fallido de esta película es la poca química que hay entre ellos, que siempre parecen fríos y distantes, haciendo aún de esas escenas con beso romántico, algo muy sobreactuado. Hay algún gag efectivo, una linda fotografía (bueno, unas hermosas locaciones), y varias escenas de acción. Hay también personajes secundarios desaprovechados, escenas súper clicheadas, y el típico final ‘impredecible’.
De Nicolas Cage, que se la pasa estrenando películas, sólo he visto recientemente Seeking Justice. Una película que parte de la premisa de la venganza para derivar en una historia con varias vueltas de tuerca, una película de acción con grupo que se parece bastante a Los Simuladores, pero bastante más malos. Más malos porque son malos, asesinos; y más malos porque mientras los simuladores hacían todo de manera cuidada y por lo tanto ‘perfecta’, acá cometen bastante tropezones. Por momentos parece un delirio y más que un conjunto de ‘buenas escenas de acción’ no le encontré.
Por último, como modo de balance, menciono mi experiencia con el final de la saga Harry Potter. La menciono porque hasta el día de hoy me siento un poco decepcionada con tal.
Y algunos grandes regresos emparentados al cine de terror. El de dos directores emblemáticos, John Carpenter y George A. Romero, y el de la saga Scream.
No deja de ser un año interesante para el cine, entre tant0 3d, ¿no?

Top 10 Movies

Es dificilísimo elegir sólo diez películas. Mucho más incluso ponerlas en un orden específico. Hay películas para cada momento, del día o de nuestras vidas. Pero aquí haré un intento. No será el único. Intentaré cada tanto, al menos una vez por año, rehacerlo, para ver qué ha cambiado y qué se mantiene intacto. Y aclaro que salvo el primer puesto, el orden del resto de las películas es prácticamente arbitrario. También, que sólo puse una película de Wes Anderson para no inundarlos de lo mismo, pero probablemente aparecerían varias. Entiendan por favor lo difícil de seleccionar qué poner en esta lista.

10. Purple Rose of Cairo. Mi película preferida de Woody Allen simboliza el amor que uno puede sentir por el séptimo arte. Es mágica, pero a la vez, el desenlace nos muestra cómo es la vida en realidad.

9. Girl, Interrupted. Angelina Jolie y Winona Ryder es para mí una de las duplas más hermosas del cine. Si a esto le sumamos un ‘manicomio’, tenemos adicción asegurada. Como si fuera poco, verse reflejada siempre es algo que en el cine me encanta, por más que no sea el reflejo de lo que más me guste de mí.

8. Bram Stoker’s Dracula. La versión que Francis Ford Coppola tiene todo lo que esperaba. Romántica, seductora, oscura… desearía que alguien me amara del modo en que Drácula ama a Mina.

7. Eternal Sunshine of the Spotless Mind. Una hermosa historia de amor, de un amor que no podemos evitar, que nada ni nadie puede borrar.

6. Marie Antoinette. No será la mejor película de Sofia Coppola, pero es la que más me gusta. Esa María Antonieta inocente, enamorada, que se tira sobre la cama suspirando por su amor secreto, se entretiene con la ropa y los peinados, y come cupcakes y bebe champagne mientras juega a las cartas. Glamour y rock.

5. Before Sunrise/Before Sunset. Simplemente la historia de amor que sueño con vivir.

4. High Fidelity. El amor y la música, ¿qué mejor combinación? Rob Gordon es el altér ego de muchos melómanos.

3. Garden State. Esta película me encanta por todo lo que abarca en una historia tan pequeña: el regreso a casa, los lazos familiares que a veces aprietan tanto, la amistad y el amor que aparece y lo cambia todo.

2. Velvet Goldmine. Sé que no la he mencionado nunca en mi blog pero siempre pienso en qué escribir sobre ella. Es que a veces, las palabras sobran.

1. The Royal Tenenbaums. La película que marca mi vida. Ya expliqué mil veces cómo y por qué. Simplemente lo es todo.

VIENDOFOTOS

CarlosGF fotografía

Icástico

"Una cosa es ser solidario y otra serlo a cambio de nada" (Mariano Rajoy, quién sino)

ClemSinOxígeno

Escritora que vuela a un centímetro del suelo.

Todos los dias un viaje ~ Blog

Una mirada sobre el mundo. Viajes. Lugares. Gentes. Arte y Cultura.

Letras Desordenadas

Un blog sobre libros, escritores y lectores.

Mis historias y otros devaneos

Enseño, aprendo y escribo

Cafés para el alma

mientras sigo perdida entre palabras

A la Sombra de la Luna

Verdades que parecen Mentiras & Mentiras que parecen Verdades.

Ana Centellas

Iniciando mi aventura literaria

Viajera Indómita

Relatos y fotografías itinerantes

ColorFul World by Magda

Magdalena Esparza

Some Films and Stuff

Sometimes I watch films and write stuff down.

No tienes idea

¿Piensas que me conoces? ... Créeme, no tienes idea

Reading and Living

Un blog 70% literario y 30% cotidiano.

SOY_FURTIVAA

de todo un poco!!!

Tinta, Pluma y un Chai

No sabia por donde empezar, y empecé por mi

Singularette

No solo soltera, sino singular

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Zambullida's Blog

Sobre la belleza de lo humano

Abrazoscompartidos

...porque las palabras también abrazan

Atardecer en blanco y negro

Aspiro a respirar sin recordar el olvido

Luciano Escribe

Ficción - Cuentos - Historias - Poesía - Cartas - Reflexiones - Alegorías

Escritura Creativa

Desvaríos de una hija del trópico, amante del mundo.

La caricia del gato negro

Blog literario de Andoni Abenójar

enalma fotografías

Reflejo de un instante de vida

El Café de Nicanor

-en la mesa más redonda-

Camino al andar

Blog de viajes

Mi camino buscandoT

...y os encontré.

Cerdo Venusiano

Tocino, ciencia ficción y chistes prosaicos.

Cuaderno de Murúa Niño

los recuerdos son realidad, son ficción, son un invento, son yo

Historias malditas, malditas historias

Historias, cuentos y relatos que no fueron a ningún sitio.

CORAZÓN DE FANTASMA

Todo termina siendo una psicofonía. Yo sólo las escribo.

Los microcuentos de Dark Sibarel

Lo único constante es el cambio... estos cuentuitos, microcuentos, cuentos cortos y micro sagas, son un destilado de mi mente preparándose para lo que habrá de venir...

La lagartija, el blog de Luis Juli Aydillo

Sobre motivación, liderazgo y regeneración

Juana UCm

Juana, Julie & Julia

VIAJES AL FONDO DEL ALSA

“Quizás viajar no sea suficiente para prevenir la intolerancia, pero si logra demostrarnos que todas las personas lloran, ríen, comen, se preocupan y mueren, puede entonces introducir la idea de que si tratamos de entendernos los unos a los otros, quizás hasta nos hagamos amigos” – Maya Angelou

Inhalando líneas

"Y si leo, si compro libros y los devoro, no es por un placer intelectual —yo no tengo placeres, sólo tengo hambre y sed— ni por un deseo de conocimientos sino por una astucia inconsciente que recién ahora descubro: coleccionar palabras, prenderlas en mí como si ellas fueran harapos y yo un clavo, dejarlas en mi inconsciente, como quien no quiere la cosa, y despertar, en la mañana espantosa, para encontrar a mi lado un poema ya hecho."

El mundo de Juana

Escritura sanadora

Sexticles (+18)

Short sex stories for adults. Breves relatos eróticos para adultos.

Pinta y Troquela

Pinta y troquela es mi blog, en el que ire colgando algunos de mis trabajos de scrap.

ZONNE

Stay sunny, stay zonne.

Chica Latinoamericana

crónicas de una vida nómada